foto perfil

Relaciones Interpersonales: Tipos, desafíos y ejemplos

Publicado el 14 abril, 2024

¿Qué es una relación interpersonal?

Las relaciones interpersonales son interacciones continuas entre personas que implican la satisfacción mutua de las necesidades de ambas partes. Una característica clave de las relaciones interpersonales es que implican la autorrevelación o el intercambio de información personal e íntima sobre uno mismo.

Aunque la dinámica y las normas de las relaciones varían entre culturas, el vínculo, el apego y la socialización que llevan a cabo las relaciones interpersonales son esenciales para el desarrollo y la supervivencia humanos. Por ejemplo, según la teoría del apego, la formación de vínculos profundos y continuos entre las personas ayuda al desarrollo intelectual y físico. Por esta razón, las personas desarrollan sus primeras relaciones interpersonales en la primera infancia, y las personas que no forman relaciones interpersonales fuertes y estables en la infancia y la primera infancia suelen sufrir problemas físicos y mentales a lo largo de su vida.

Tipos de relaciones interpersonales

Hay muchos tipos de relaciones interpersonales y cada una tiene una influencia distinta en el sentido de identidad y bienestar de las personas. Además, una persona puede desempeñar los roles de más de un tipo de relación. Por ejemplo, un familiar también puede ser un amigo.

Relacion familiar

Las relaciones familiares resultan de las interacciones continuas entre miembros de un hogar que comparten una relación de sangre, como padre e hijo biológico, y/o una relación legal, como una pareja casada o padre e hijo adoptado. Las relaciones familiares son únicas porque, muchas veces, no son voluntarias y duran toda la vida.

Las relaciones familiares son algunas de las más importantes para el desarrollo intelectual y físico. En la primera infancia, las relaciones familiares son la base para satisfacer las necesidades básicas de supervivencia de alimentación y vivienda. Los vínculos creados por las relaciones familiares también son clave para la socialización, la adquisición del lenguaje y el desarrollo cognitivo.

Amistad

A diferencia de las relaciones familiares, las amistades son vínculos voluntarios que se establecen con personas que no necesariamente están relacionadas con sangre ni forman parte del mismo hogar. A diferencia de desarrollarse debido a relaciones de parentesco, las amistades generalmente surgen de intereses y creencias compartidas. Por esta razón, las amistades brindan disfrute y bienestar, y algunas amistades tienen un mayor nivel de intimidad que las relaciones familiares. Los amigos cercanos pueden comenzar a sentirse como familia y, a veces, incluso recibir títulos de parentesco ficticios, como tía, tío o primo.

Relación romántica

Las parejas románticas están compuestas por personas que están saliendo, emparejadas o casadas. Se diferencian de las relaciones familiares y de amigos porque a menudo tienen niveles más intensos de intimidad física. Las parejas románticas también se caracterizan por el amor romántico, a diferencia del amor platónico. El psicólogo Robert Sternberg definió el amor romántico como si tuviera tres componentes interconectados: intimidad, pasión y compromiso.

  • Intimidad: La intimidad es el sentimiento de cercanía, vinculación y apego. Aunque las relaciones románticas no son las únicas relaciones íntimas, son un componente vital del amor romántico.
  • Pasión: En el contexto de las relaciones interpersonales, la pasión es un sentimiento intenso de excitación emocional y sexual por otra persona. La pasión es el componente del amor romántico que más lo distingue de otros tipos de amor.
  • Compromiso: Es el sentido de lealtad, obligación y permanencia que las personas sienten hacia otra persona con quien están profundamente conectadas.

Al igual que las amistades, las relaciones románticas son una fuente de disfrute, bienestar y autodesarrollo. También suelen ser la base para formar relaciones familiares a través del matrimonio y la procreación.

Relación platonica

En las relaciones platónicas las personas tienen intimidad y están unidas de forma no sexual. El término deriva de la descripción que hizo el filósofo griego Platón del Eros no sexual en el “Simposio”. Para Platón, el amor no sexual puede inspirar ideas y conectar a las personas con lo divino. Por ejemplo, dos amigos que están profundamente conectados pueden inspirar la creatividad del otro.

Relación profesional

Aunque el trabajo puede abarcar amistades, relaciones familiares e incluso relaciones románticas, las relaciones profesionales generalmente se refieren a interacciones más formales que se centran en tareas laborales. Es importante destacar que tienen lugar en el contexto del lugar de trabajo, que a menudo tiene relaciones de poder explícitamente jerárquicas. El nivel de formalidad en las interacciones varía según la naturaleza de la jerarquía en la empresa. Por ejemplo, las empresas que tienen una jerarquía rígida, donde la dirección tiene mucho poder sobre la toma de decisiones, tienden a tener interacciones más formales. La formalidad también depende de la posición dentro de una jerarquía. Las personas del mismo nivel tendrán interacciones menos formales que aquellas que ocupan puestos diferentes.

Etapas de una relación interpersonal

Las relaciones interpersonales no son innatas ni estáticas. Son producto de una comunicación continua y por tanto, pueden fortalecerse y debilitarse dependiendo de la cantidad y calidad de las interacciones. El modelo de etapas relacionales del estudioso de la comunicación Mark Knapp identifica diez etapas por las que pasan las relaciones interpersonales, ya sean románticas, familiares o profesionales. Estas etapas no son necesariamente discretas y la mayoría de las personas se saltan y repiten etapas.

1. Iniciando

Todas las relaciones interpersonales comienzan con alguna forma de contacto inicial donde las personas se encuentran. Aunque, en las relaciones familiares, el contacto inicial se produce al nacer y, por tanto, no se recuerda. En esta etapa, la autorrevelación es mínima y las personas intercambian información básica sobre sí mismas. Por ejemplo, un estudiante nuevo en su primer día de clases comienza la etapa inicial cuando se sienta junto a alguien durante el almuerzo y se presenta.

2. Experimentar

Durante esta etapa, las personas comienzan a revelar más sobre sí mismas y a hacer preguntas para conocer a la otra persona. Muchas veces, en esta etapa las personas se dan cuenta de si tienen estilos de vida y creencias compatibles. Por ejemplo, dos personas en una primera cita pueden entrar en la etapa de experimentación y rápidamente descubrir que no tienen nada en común.

3. Intensificando

En esta etapa, existe el deseo de pasar más tiempo con la otra persona y aprender más sobre ella. La autorrevelación aumenta y las personas comienzan a sentirse más unidas entre sí. Por ejemplo, el nuevo estudiante del ejemplo anterior comienza a pasar más tiempo con un estudiante en particular y a aprender más sobre sus sentimientos, creencias y personalidad.

4. Integrando

En esta etapa, las personas integran redes sociales de apoyo y sus vidas se entrelazan. Al integrarse con otra persona, las personas a veces adaptan comportamientos y creencias, cambiando partes de quiénes son. Además, las personas desarrollarán rituales que son exclusivos de la relación. Por ejemplo, dos amigos desarrollarán un sistema de palabras clave o una pareja romántica comenzará a tener una “cita nocturna” todos los viernes.

5. Vinculación

En esta etapa, las personas comienzan a sentirse profundamente comprometidas unas con otras y empiezan a identificarse como un “nosotros” en lugar de como un individuo separado. Muchas veces, este compromiso adoptará una forma pública, como una propuesta o una actualización de estado en las redes sociales. Aunque el vínculo de las parejas románticas es más obvio, otros tipos de relaciones también presentan este comportamiento. Por ejemplo, muchas organizaciones, como fraternidades y hermandades, así como sindicatos profesionales, tienen ceremonias formales de vinculación.

6. Diferenciar

En toda relación interpersonal que alcanza la etapa de vinculación, la unión del “nosotros” a menudo conduce a la necesidad de diferenciarnos o restablecer identidades individuales separadas. Por ejemplo, a veces las personas casadas tienen pasatiempos separados (es decir, una persona hace jardinería, la otra corre largas distancias), de modo que cada una tiene algo que es especial para ellos como individuos.

7. Circunscribir

Si las personas se diferencian demasiado, pueden entrar en la etapa circunscrita donde la comunicación disminuye y las personas comienzan a sentirse más distantes, menos comprometidas y menos dispuestas a compartir sus vidas con la otra persona.

8. Estancamiento

El estancamiento es un período sin crecimiento, donde la autorrevelación disminuye y no se aprende nada sobre uno mismo ni sobre los demás. Por ejemplo, dos hermanos que tienen un conflicto podrían dejar de preguntarse sobre la vida del otro y dejar de invertir tiempo en su relación.

9. Evitar

Cuando las relaciones se estancan, las personas se distancian más entre sí y comenzarán a evitar a la otra persona. La evitación no tiene por qué ser física. Las personas pueden evitarse emocionalmente unas a otras reteniendo la comunicación y la intimidad.

10. Terminación

Durante esta etapa las personas terminan la relación y cortan el contacto. Esto suele implicar una separación física, como mudarse de una casa compartida, así como una separación social, como un divorcio o el anuncio de una ruptura. No todas las relaciones experimentan esta etapa y algunas relaciones pasan por esta etapa varias veces.

Desafíos y mantenimiento de las relaciones

El modelo de etapas relacionales de Knapp también es útil para resaltar los desafíos encontrados en las relaciones interpersonales. Los estudiosos de la comunicación han identificado tres desafíos comunes, a los que llaman tensiones dialécticas porque resolverlas implica negociar entre dos fuerzas opuestas:

  • Conexión vs Autonomía: Como se ve en la etapa de vinculación y diferenciación de las relaciones, las personas tienen una necesidad simultánea de pertenecer a una relación (es decir, ser parte de un “nosotros”) y de sentirse como un individuo único.
  • Previsibilidad versus novedad: las personas desarrollan rituales de relación para sentir una sensación de estabilidad y previsibilidad con la otra persona. Sin embargo, demasiado de lo mismo puede provocar aburrimiento y sensación de estancamiento.
  • Apertura versus privacidad: la autorrevelación es un ingrediente esencial en las relaciones interpersonales. Demasiada revelación puede hacer que alguien sienta que no tiene un sentido único de sí mismo. En las relaciones, las personas tienen que equilibrar estas fuerzas permitiendo que la otra persona tenga algo de espacio y misterio.

Manejar estas tensiones dialécticas a través de una comunicación abierta y honesta es clave para el mantenimiento de las relaciones interpersonales. Por ejemplo, a algunas personas les resulta útil establecer reglas que faciliten la autonomía y la privacidad. Por ejemplo, una pareja casada puede tener espacios o períodos de tiempo en los que una persona no interfiere con la otra: cuando Lari está pintando en el garaje, Gabriel lo deja en paz. La metacomunicación, o comunicar sobre la comunicación, también puede ser una herramienta útil para gestionar las tensiones dialécticas. Por ejemplo, incluso hablar abiertamente sobre la necesidad de privacidad y tratar de encontrar soluciones colectivas puede evitar que las personas se alejen unas de otras.

Sobre todo, mantener relaciones interpersonales requiere tiempo y esfuerzo. Cuando las personas dejan de invertir tiempo en las relaciones interpersonales y de trabajar en ellas gestionando los desafíos que surgen, se estancan y pueden terminar.

Importancia de las relaciones interpersonales

Como se mencionó anteriormente, las relaciones interpersonales son esenciales para la supervivencia y el desarrollo social y cognitivo. Esta es la razón por la que la formación y el mantenimiento de relaciones interpersonales sólidas y estables es crucial para los niños, quienes pueden sufrir retrasos en el desarrollo, ansiedad y trastornos del apego cuando los adultos no logran establecer relaciones interpersonales con ellos.

Las relaciones interpersonales también juegan un papel clave en el autoconcepto, o cómo uno se ve y se comprende a sí mismo. Después de todo, teorías psicológicas como el yo del espejo y el interaccionismo simbólico destacan que el sentido de identidad de las personas es un producto directo de cómo los demás responden y tratan. En muchos sentidos, las personas “son” quienes se rodean. Por esta razón, las personas que tienen relaciones sólidas que se caracterizan por interacciones positivas generalmente tienen un autoconcepto más fuerte y resiliente.

Resumen de la lección

Las relaciones interpersonales son afiliaciones e interacciones continuas entre personas que implican la satisfacción mutua de las necesidades de ambas partes. Las relaciones interpersonales implican un alto grado de autorrevelación o el intercambio de información personal e íntima sobre uno mismo.

Las relaciones interpersonales se presentan de muchas formas:

  • Las relaciones familiares son las interacciones continuas entre miembros de un hogar que comparten un parentesco consanguíneo y/o una relación jurídica. Las relaciones familiares son únicas porque no son voluntarias.
  • Las amistades son vínculos voluntarios que se establecen con personas que no tienen parentesco consanguíneo ni forman parte del mismo hogar. Cuando los amigos comienzan a asumir el papel de miembros de la familia, a veces se les otorgan títulos de parentesco ficticios.
  • Las relaciones románticas se componen de personas que están saliendo, emparejadas o casadas y que sienten amor romántico, en lugar de amor platónico el uno por el otro.
  • Las relaciones platónicas involucran a personas que tienen intimidad y están unidas de forma no sexual.
  • Las relaciones profesionales tienen lugar en el lugar de trabajo y, a menudo, se caracterizan por interacciones formales centradas en el trabajo. El nivel de formalidad en las interacciones varía según la naturaleza de la jerarquía en la empresa, así como la posición de cada uno dentro de la jerarquía.

El estudioso de la comunicación Mark Knapp ha identificado diez etapas diferentes en el desarrollo de las relaciones interpersonales:

  • iniciando
  • Experimentando
  • Intensificando
  • Integrando
  • Vinculación
  • diferenciando
  • Circunscribiendo
  • estancado
  • evitando
  • Terminación

Al atravesar estas etapas, las personas suelen encontrarse con una serie de desafíos que los estudiosos de la comunicación denominan tensiones dialécticas:

  • Conexión versus autonomía
  • Previsibilidad versus novedad
  • Apertura versus privacidad

Para mantener relaciones interpersonales, las personas tienen que equilibrar estas tensiones comunicándose abiertamente sobre ellas.

Las relaciones interpersonales son parte integral de la supervivencia, el desarrollo cognitivo y el autoconcepto. Debido a que el autoconcepto es producto de cómo uno evalúa las respuestas de los demás hacia él o ella, tener relaciones interpersonales sólidas caracterizadas por interacciones positivas es vital para tener un fuerte sentido de uno mismo.

Articulos relacionados