Revelar incertidumbres sobre la capacidad de una entidad para continuar como negocio en marcha

Publicado el 12 noviembre, 2020 por Rodrigo Ricardo

Proceso de divulgación de negocio en marcha

Imagine que compró una cantidad considerable de acciones en una empresa hace unos 5 años. Si bien la empresa parecía prometedora al principio, ha notado una disminución constante en sus ganancias. Además, algunos eventos que ocurrieron este año le hacen preguntarse si debería retirar sus acciones antes de que la empresa se hunda. Te preguntas qué está pensando la dirección de la empresa. ¿Están preocupados? ¿Ven a la empresa sobrevivir un año más?

Afortunadamente, el Consejo de Normas de Contabilidad Financiera (FASB) ha proporcionado una guía clara con respecto a la revelación de la capacidad de una entidad para continuar como una empresa en funcionamiento . Recuerde que la empresa en funcionamiento se refiere a la capacidad de una empresa para continuar operando en el futuro dado su conjunto actual de recursos y obligaciones. La ASC 205-40-50 describe el proceso a seguir en la información financiera para que los inversores estén debidamente informados. El proceso se puede dividir en tres pasos básicos:

  1. Evaluar la existencia y severidad de eventos preocupantes.
  2. Evalúe el plan de la administración con respecto a estos eventos.
  3. Haga las divulgaciones necesarias.

Paso 1: Evaluar eventos preocupantes

El primer paso es evaluar la situación actual. De acuerdo con FASB, uno debe estar consciente de situaciones individuales y múltiples que evitarían que una entidad cumpla con sus obligaciones. Las obligaciones a considerar son aquellas con vencimiento dentro del período de un año siguiente a la fecha de emisión del estado financiero. FASB explica además que se deben analizar tanto los factores cuantitativos como cualitativos que podrían provocar preocupación. Los factores específicos descritos en la norma son los siguientes:

  1. El estado financiero de la empresa, incluida la disponibilidad de activos líquidos.
  2. Obligaciones condicionales e incondicionales de la entidad que caen dentro del período de un año explicado anteriormente
  3. Las entradas y salidas de efectivo anticipadas de la compañía para el año siguiente que serán necesarias dada la posición financiera y los compromisos de la entidad.
  4. Situaciones que podrían obstaculizar la capacidad de una entidad para satisfacer sus pasivos cuando se examinan junto con los factores discutidos anteriormente.

Paso 2: evaluar el plan de la administración

Si, después de considerar los factores 1 a 4 enumerados anteriormente, surge una duda sustancial , lo que significa que es probable que la empresa no cumpla con sus compromisos durante el período de un año después de la fecha de emisión del estado financiero, se debe realizar una evaluación de los planes de la administración. . Esta evaluación estudiará específicamente dos elementos de los planes de gestión:

  1. Si los planes se llevarán a cabo dentro del período de un año en cuestión
  2. Si los planes serán efectivos en la eliminación o reducción de la duda sustancial

Tenga en cuenta que, si no se cumple el primer elemento relativo al plazo de ejecución de los planes, no se debe considerar el segundo elemento. En resumen, la efectividad de un plan es irrelevante si el plan no se puede llevar a cabo durante el período de tiempo aplicable.

Paso 3: hacer divulgaciones

El paso final es hacer las divulgaciones necesarias. Las revelaciones requeridas dependen de la evaluación de los planes de la administración realizada en el paso 2.

Divulgaciones necesarias si se alivia una duda sustancial

Según FASB, si los planes de la administración son efectivos para reducir la duda sustancial, se requerirá una revelación en las notas a los estados financieros. Esta divulgación debe detallar (1) el evento en cuestión, (2) la gravedad del evento según la administración y (3) los detalles de los planes de la administración para mitigar la situación.

Divulgaciones necesarias si persisten dudas sustanciales

Si los planes de la administración no alivian la duda sustancial, FASB indica que, nuevamente, se debe incluir una nota en los estados financieros. Esta nota debe, ante todo, indicar la existencia de “dudas sustanciales sobre la capacidad de la entidad para continuar como empresa en funcionamiento”. Además, como antes, la nota debe detallar (1) la situación que provocó la duda sustancial, (2) la evaluación de la administración de la gravedad de la situación y (3) los planes de la administración que se formularon con la intención de aliviar los efectos de la situación.

Resumen de la lección

El propósito de los estados financieros es comunicar la situación financiera y, por lo tanto, la salud de una empresa. Un factor importante de la salud de una empresa es, por supuesto, su capacidad para seguir funcionando en un futuro próximo. Si la capacidad de una entidad para continuar como empresa en funcionamiento se ve amenazada, FASB ha proporcionado una serie de pasos a seguir. En primer lugar, deben identificarse y estudiarse los eventos que dan lugar a la empresa en funcionamiento. Una vez evaluados estos eventos, el siguiente paso es evaluar la efectividad y eficiencia de los planes de gestión diseñados para paliar las dudas sustanciales que surgen de la situación. Finalmente, se hacen divulgaciones. El alcance de las revelaciones depende de los resultados de la evaluación de los planes de la administración.

Articulos relacionados