Teoría de los sistemas mundiales: sociedades centrales frente a sociedades periféricas

Publicado el 19 noviembre, 2020

Teoría de sistemas mundiales

La teoría de los sistemas mundiales , desarrollada por el sociólogo Immanuel Wallerstein, es un enfoque de la historia mundial y el cambio social que sugiere que existe un sistema económico mundial en el que algunos países se benefician mientras que otros son explotados. Así como no podemos comprender el comportamiento de un individuo sin hacer referencia a su entorno, experiencias y cultura, el sistema económico de una nación no puede entenderse sin hacer referencia al sistema mundial del que forman parte.

Las principales características de esta teoría, que se discutirán con más detalle a lo largo de la lección, son:

  • La teoría de los sistemas mundiales se establece en una jerarquía de tres niveles que consta de áreas del centro, periferia y semiperiferia.
  • Los países centrales dominan y explotan a los países periféricos para obtener mano de obra y materias primas.
  • Los países periféricos dependen de los países centrales para obtener capital.
  • Los países semi-periféricos comparten características tanto de países centrales como de países periféricos.
  • Esta teoría enfatiza la estructura social de la desigualdad global.

Países centrales

Según la teoría de los sistemas mundiales, el mundo se divide en tres tipos de países o áreas: centro, periferia y semiperiferia. Los países centrales son países capitalistas dominantes que explotan a los países periféricos para obtener mano de obra y materias primas. Tienen un poder militar fuerte y no dependen de ningún estado o país. Sirven a los intereses de los económicamente poderosos. Se centran en una producción intensiva en capital y una mayor cualificación. Los países centrales son poderosos y este poder les permite pagar precios más bajos por las materias primas y explotar la mano de obra barata, lo que refuerza constantemente la situación desigual entre los países centrales y periféricos.

La primera región central estaba ubicada en el noroeste de Europa y estaba formada por Inglaterra, Francia y Holanda. Hoy, Estados Unidos es un ejemplo de país central. Estados Unidos tiene grandes cantidades de capital y sus fuerzas laborales están relativamente bien pagadas.

Países periféricos

Los países periféricos se encuentran en el otro extremo de la escala económica. Estos países carecen de un gobierno central fuerte y pueden estar controlados por otros estados. Estos países exportan materias primas a los países centrales, y dependen de los países centrales para obtener capital y tienen una industria subdesarrollada. Estos países también tienen una producción de mano de obra intensiva y poco calificada o, en otras palabras, mano de obra barata. Los países periféricos también se conocen comúnmente como países del tercer mundo.

Europa del Este y América Latina fueron las primeras zonas periféricas. Un ejemplo de hoy es Cabo Verde, una cadena de islas frente a la costa occidental de África. Los inversores extranjeros promueven la extracción de materias primas y la producción de cultivos comerciales, que se exportan a los países centrales.

Países semiperiferia

Los países de la semiperiferia se encuentran en el medio del espectro económico. Estos países comparten características de países del centro y de la periferia. Se trata de regiones centrales en declive o regiones periféricas que intentan mejorar su posición económica. A veces, estos países son explotados por países centrales, pero también pueden explotar a los países periféricos. Por ejemplo, India depende en gran medida de los países centrales para obtener capital, pero India tiene una industria tecnológica en crecimiento y un mercado de consumidores emergente.

Áreas externas

Es importante señalar que hay países y áreas que existen fuera de la teoría de los sistemas mundiales. Estas áreas se conocen como áreas externas. Las áreas externas mantienen sus propios sistemas económicos y, por lo tanto, no son parte de los sistemas mundiales como se describe en esta lección. Estas áreas tienen su propio mercado laboral, cultivan sus propios cultivos y producen bienes para su mercado interno. Tienen una economía regulada sin influencia externa. Rusia es un ejemplo de mercado externo.

Sistema mundial cambiante

El sistema económico mundial está en constante cambio. A medida que los países desarrollan sus industrias y su capital, la situación económica cambia. El sistema mundial se originó en el siglo XVI con el surgimiento del mundo moderno y ha visto un cambio en el dominio de Europa al Reino Unido y los Estados Unidos de América. Este cambio estuvo influenciado por la expansión geográfica, las recesiones y el crecimiento en varios mercados económicos, un cambio de poder (influenciado por guerras y esfuerzos militares) y la transición de la era preindustrial a la producción industrial de mayor nivel.

Resumen de la lección

En resumen, la teoría de los sistemas mundiales sugiere que, si bien la economía mundial cambia constantemente, existen tres jerarquías básicas de países: centro, periferia y semiperiferia. Los países centrales dominan y explotan a los países periféricos. Los países periféricos dependen de los países centrales para obtener capital. Y los países semiperiféricos comparten características tanto centrales como periféricas.

Hay áreas que son externas a esta teoría de sistemas mundiales. Estos se conocen como áreas externas y mantienen su propio sistema económico y, por lo tanto, no se consideran parte del sistema mundial como se describe en esta lección. Finalmente, esta teoría enfatiza la desigualdad económica global.

Los resultados del aprendizaje

Cuando termine esta lección, debería poder:

  • Definir la teoría de los sistemas mundiales como la presentó Immanuel Wallerstein
  • Comprender y describir las tres categorías básicas de países.
  • Reconocer el sistema económico mundial en constante cambio y cambio.

¡Puntúa este artículo!