Teoría del Estado moderno de Max Weber: origen y análisis

¡Puntúa este artículo!

Max Weber

¿Alguna vez supiste que existía algo, pero realmente no pudiste encontrar las palabras para describirlo? Para los científicos sociales de finales del siglo XIX, eso es lo que pensaban sobre el concepto de “estado”. Sabían que la autoridad del gobierno y su poder social venían de algún lado, pero realmente no podían definirlo. Para la mayoría de la gente, reconocer que existía, pero que era intangible, era suficiente.

Max Weber no era la mayoría de la gente. Weber (1864-1920) fue un economista, filósofo y sociólogo alemán que escribió ampliamente sobre sociedades e instituciones humanas. También fue una de las primeras personas del siglo XX en abordar el concepto de Estado moderno, algo que la mayoría de los estudiosos consideraban demasiado obtuso para manejar.

El estado moderno

Para cuando Weber estaba investigando las sociedades humanas, el concepto básico de Estado ya estaba establecido. Las comunidades del Renacimiento en Italia vivían en ciudades-estado, en las que un gobierno ejercía autoridad en un centro urbano, y las sociedades posteriores se organizaban en estados-nación, delimitados por fronteras. Estas ideas estaban ahí, pero aún eran en gran parte abstractas. Además, nadie pudo definir realmente qué era o representaba el estado para el mundo moderno e industrializado.

Ahí es donde entró Weber. Weber definió el estado en gran parte en dos términos. Primero, el estado era el sistema legal de administración independiente, con autoridad sobre una región geográfica definida. En segundo lugar, era un símbolo de acción colectiva y comunidad.

El monopolio de la violencia

Eso es un estado, entonces, ¿qué era exactamente el estado moderno? El estado moderno, según Weber, no se definió en términos de sus objetivos o fines. Se definió en términos de medios, y un medio en particular: la violencia . En palabras del propio Weber en su obra de 1918 La política como vocación , el estado moderno es un:

“ … comunidad humana que (con éxito) reclama el monopolio del uso legítimo de la fuerza física dentro de un territorio dado ”. (La política como vocación , 1918)

Bien, ¿qué significa eso? Weber identificó al estado moderno como la institución u organismo que reclamaba la autoridad exclusiva sobre el uso de la violencia. Eso es lo que definió el estado moderno en su mente. Históricamente, podemos ver de dónde viene. En la era feudal, ninguna persona o gobierno podía pretender ser la única autoridad autorizada a utilizar la fuerza violenta, porque todo señor tenía derecho a formar y mantener un ejército. Sin embargo, a medida que el sistema feudal se disolvió y fue reemplazado por estados modernos, surgió una sola institución política que tenía control total sobre el ejército, la policía y el uso de la fuerza.

El estado moderno no solo podía formar ejércitos, sino también exigir la lealtad de sus ciudadanos. También tenía derecho a castigarlos por infringir la ley. Piénselo de esta manera: ¿tiene la autoridad legal para arrestar a alguien, encarcelarlo o incluso condenarlo a muerte? No, no es así. Pero el gobierno lo hace y es el único organismo con autoridad para hacerlo. Ese monopolio de la violencia es lo que Weber ve como el elemento definitivo del Estado moderno. Sin embargo, vale la pena señalar que Weber también afirma que usar esa violencia no es ni necesario ni común, del estado. El hecho de que el estado tenga el monopolio de la violencia legítima no significa que siempre recurra a la violencia.

Legitimidad

Entonces, ¿cómo logra un estado el monopolio de la violencia? Para afirmar esto, el Estado moderno tiene que ser reconocido como una autoridad legítima por parte del pueblo, que es otra cosa que lo diferencia de las formas anteriores de Estados. El estado moderno debe mantener la autoridad legal, lo que significa que debe tener una constitución y permitir la participación democrática de alguna forma. Debido a que el pueblo reconoce la autoridad legal y constitucional del estado, este puede existir y ejercer su poder. Ésta es una distinción importante en las teorías de Weber. Si bien todos los estados tienen la capacidad de usar la fuerza, solo el estado moderno tiene autoridad legal y legítima para hacerlo.

Cuando resumimos todo esto, vemos que la definición de Weber del estado moderno realmente se basa en tres componentes. Primero está la violencia , o la idea de que solo el estado está legalmente autorizado para usar la fuerza. En segundo lugar está la territorialidad , que es la idea de que el estado solo tiene autoridad dentro de un conjunto prescrito de fronteras. El tercero es la legitimidad , o la idea de que el estado tiene autoridad legal y constitucional.

Los orígenes del Estado moderno

La última pregunta que debemos hacernos es la siguiente: ¿De dónde vino el estado moderno? Ha habido muchas formas de responder a esta pregunta. Los marxistas afirmaron que el estado moderno se creó a través del conflicto de clases y el desarrollo de la propiedad privada. Los teóricos del contrato social lo vieron como creado por un grupo de personas que se reunieron para sacrificar algunos derechos, con el fin de salvaguardar otros.

El enfoque de Weber fue un poco diferente. Para Weber, el estado moderno surgió como producto tanto de la necesidad como de la innovación. Las personas necesitaban una mejor manera de administrar sus sociedades y, a través de sus interacciones, crearon los medios por los cuales un estado moderno podría surgir y reclamar una autoridad legítima.

Por eso Weber creía que el estado moderno se creó antes del capitalismo (a diferencia de los pensadores marxistas) y que el capitalismo era un producto del estado moderno.

Weber también creía que el estado moderno creaba una burocracia para manejar las complejas necesidades administrativas del gobierno legal. La burocracia era inseparable del estado moderno a los ojos de Weber. A veces puede ser un dolor de cabeza, pero es un pequeño precio a pagar por un estado moderno.

Resumen de la lección

¡Tomemos un momento para revisar lo que hemos aprendido!

Max Weber (1864-1920) fue un economista, filósofo y sociólogo alemán conocido por sus estudios sobre el estado moderno . Weber definió el estado moderno como una comunidad que reclama con éxito el monopolio de la violencia dentro de un área geográfica, lo que requiere que tenga autoridad legítima y legal.

Los conceptos de violencia , territorialidad y legitimidad son los factores definitivos del estado moderno de Weber. Weber definió la violencia como la idea de que solo el estado está legalmente autorizado para usar la fuerza, la territorialidad como la idea de que el estado solo tiene la autoridad dentro de un conjunto prescrito de fronteras y la legitimidad como la idea de que el estado tiene autoridad legal y constitucional. El estado es algo que impacta la vida de todos, pero no es fácil de estudiar. Sin embargo, como vimos en esta lección, Max Weber logró encontrar la manera.