Cómo adquieren los niños conocimientos pragmáticos

Definición de pragmática

Piense en las formas en que expresa su actitud, emociones y razones detrás de las cosas que desea comunicar a los demás. Los expertos coinciden en tres componentes del desarrollo del lenguaje oral: fonológico (sonidos del habla), semántico (significado de las palabras) y sintáctico (estructura de la oración). Sin embargo, hay un cuarto componente que algunos lingüistas creen que es igualmente importante, que es la pragmática. La pragmática se relaciona con la forma en que se usa el lenguaje en varios entornos para comunicarse. Por ejemplo, ¿la situación requiere un lenguaje formal o conversacional? La pragmática es la comprensión de la intención detrás de las palabras. El conocimiento pragmático es necesario para encajar y adaptarse a la sociedad. Aprendamos más sobre cómo se desarrolla el conocimiento pragmático.

Conectando el habla al lenguaje

Para construir con éxito el conocimiento pragmático, el alumno debe poder conectar el habla con la comunicación. Por ejemplo, cuando Jaimie dice “Mamá”, no solo está emitiendo sonidos al azar, sino que es consciente de la conexión entre sus sonidos y su madre. Además, usa ese conocimiento para comunicar algo.

Hay tres componentes del lenguaje hablado: fuerza ilocucionaria (función prevista), locución (estilo) y perlocución (efecto en el oyente). Un ejemplo de perlocución podría ser si un bebé pronuncia accidentalmente ‘nana’ y obtiene una gran reacción de su abuela. Es posible que el bebé no haya tenido la intención de comunicarse, pero la expresión afectó a la abuela, que será conocida como ‘Nana’ por el resto de sus días.

Un ejemplo de acción ilocucionaria sería si Nana sostiene al bebé, pero él alcanza a su madre. El niño comunica intencionalmente su deseo de ir a su madre acercándose a ella, pero no conecta un enunciado con su intención. Un ejemplo de locución es cuando el niño usa intencionalmente palabras para comunicarse. Por ejemplo, el niño llora ‘mamá’ cuando se despierta solo porque quiere que su mamá venga a buscarlo.

Habilidades conversacionales

El siguiente paso es aprender habilidades de conversación, como turnarse para hablar, iniciar / detener conversaciones y hacer / responder preguntas. A medida que se desarrollen las habilidades de conversación del niño, necesitará una gran cantidad de modelos, andamiaje y práctica para aprender a escuchar a los demás. Las conversaciones entre un niño y un adulto resultarán en intercambios más productivos que las conversaciones entre dos niños donde ninguno sirve de ejemplo al otro.

Normas culturales y géneros del habla

El tercer componente de la competencia comunicativa es comprender las normas culturales, por ejemplo, utilizar correctamente “por favor” y “gracias”. Otro aspecto de este componente es comprender que existen diferencias sutiles en la formalidad en la forma en que le hablas a tu hermano pequeño y en la forma en que hablas con tu maestro. Además, los niños aprenden a captar las señales no verbales que contribuyen a la comunicación.

Finalmente, el alumno comprenderá que existen diferentes “géneros” de habla. El niño se da cuenta de que la estructura de la conversación es diferente cuando intenta convencer a su madre de que le permita quedarse despierto hasta después de la hora de dormir de la forma en que habla cuando le cuenta a su madre lo que pasó en el patio de recreo de la escuela. Las conversaciones básicas progresarán a narrativas donde los niños no solo cuentan historias, sino que ofrecen comentarios desde una perspectiva personal que expresan la actitud y las emociones del niño hacia un evento.

Resumen de la lección

Pragmáticaes la parte del desarrollo del lenguaje oral en la que el alumno adquiere la capacidad de ajustar el lenguaje a la situación. El primer paso para desarrollar la pragmática es comprender la relación entre los enunciados y la comunicación. A continuación, el niño aprende habilidades de conversación, como turnarse para hablar y escuchar a los demás. Los niños necesitan una gran cantidad de modelos y andamios para aprender estas habilidades y tienden a desempeñarse mejor cuando hay un adulto presente. Las normas culturales, como monitorear la formalidad del discurso para la ocasión y la audiencia, así como decir “por favor” y “gracias”, contribuyen a que la forma en que una persona habla sea apropiada. El último paso en el desarrollo es comprender cómo se estructura el habla según el propósito de la conversación. Por ejemplo, un niño ‘