Rodrigo Ricardo

Evaluación del funcionamiento grupal en trabajo social: dinámicas y técnicas

Publicado el 18 mayo, 2022

Métodos para evaluar el funcionamiento del grupo

El funcionamiento grupal es la capacidad de un grupo para lograr sus objetivos y es un elemento esencial de los tratamientos de trabajo social. Los trabajadores sociales pueden evaluar el funcionamiento del grupo de múltiples maneras, incluida la evaluación de las necesidades del colectivo (especialmente al comienzo del programa de tratamiento) y de los individuos. Después de la evaluación, pueden surgir conclusiones sobre tendencias y patrones entre los miembros, así como patrones de participación y relaciones basadas en el poder.

Evaluaciones de grupo en dinámica de grupo

El conocimiento de la evaluación grupal se puede utilizar para determinar si un grupo está siguiendo sus objetivos designados. Las evaluaciones también pueden mostrar qué creencias y valores comparten todos los miembros. En otras palabras, las evaluaciones muestran dinámicas de grupo , los comportamientos y normas que surgen de las relaciones interpersonales entre los miembros individuales de un grupo.

Por ejemplo, recopilar las respuestas de los miembros en un registro colectivo y anotar todas las similitudes entre las respuestas puede revelar que muchos de ellos obtuvieron una licenciatura en ingeniería eléctrica. Centrarse en esa comunidad podría ser útil para establecer conexiones entre los miembros individuales, afectando la dinámica de todo el grupo.

Comprensión y uso de la dinámica de grupo

Ciertos miembros de un grupo se convertirán en líderes y otros en seguidores, incluso si estas posiciones nunca se asignan o reconocen formalmente. Los trabajadores sociales pueden alentar el uso de dinámicas de grupo de manera positiva llamando la atención de los miembros sobre creencias, objetivos o valores compartidos. También pueden asignar trabajo que aprovechará las habilidades de todos los miembros.

Estas técnicas son la razón por la que el conocimiento obtenido de las evaluaciones es tan importante, ya que sin él, los trabajadores sociales no podrán afinar las tareas y los temas que utilizan para ayudar al grupo en su conjunto a lograr sus objetivos.

Técnicas para trabajar con grupos grandes

Los grupos grandes pueden ser algo difíciles de manejar para los trabajadores sociales. La membresía inflada puede reducir la capacidad del grupo para lograr sus objetivos, incluso fragmentándose en bandas más pequeñas que luchan entre sí. Los trabajadores sociales deben participar activamente en el mantenimiento de la productividad del grupo, tomando medidas para resolver conflictos o prevenirlos cuando sea posible.

Por ejemplo, supongamos que Rondo es un trabajador social que está a cargo de un gran grupo formado por trabajadores en una empresa de contabilidad. En poco tiempo, se hace evidente que tienen grandes problemas entre ellos debido a sus diferentes filosofías personales. Para evitar problemas importantes, Rondo utiliza la identidad compartida de todos los miembros como empleados de la misma empresa para crear un sentimiento de unidad. Si bien esto no resuelve todos los problemas, es un punto de partida.

Resumen de la lección

El funcionamiento del grupo es la capacidad de los miembros de un grupo para lograr sus objetivos. Este aspecto se puede evaluar de diferentes maneras, incluida la evaluación de las necesidades de todo el grupo, el análisis de los patrones de participación y la evaluación de los miembros individuales y las relaciones basadas en el poder. Una vez que el grupo y los miembros individuales son evaluados, los trabajadores sociales pueden ver si están trabajando para lograr sus objetivos. También pueden mostrar qué creencias y valores son comunes a todos.

Las dinámicas de grupo son los comportamientos y normas desarrollados a partir de las relaciones interpersonales entre los miembros individuales de un grupo. Como resultado de estas fuerzas, algunos miembros se convierten en líderes y otros en seguidores. Los trabajadores sociales pueden utilizar estos comportamientos para mejorar la participación y el éxito del grupo. Por ejemplo, pueden llamar la atención de los miembros sobre creencias, objetivos o valores compartidos. Cuando se trabaja con grupos grandes, los trabajadores sociales deben tomar medidas para resolver conflictos o prevenirlos cuando sea posible.

¡Puntúa este artículo!