Formar un equipo de alto rendimiento

Publicado el 11 diciembre, 2020 por Rodrigo Ricardo

Reunir grandes equipos

Si desea que un equipo haga grandes cosas, primero debe reunir a los miembros adecuados. Suena fácil, pero en realidad se necesita un gran esfuerzo concertado para que esto suceda.

Entonces, ¿cómo se forma un equipo de alto rendimiento para lograr un objetivo? Echemos un vistazo a los componentes, como el proceso de selección, la asignación de roles y la orientación.

Selección de miembros del equipo

Al armar un equipo de alto rendimiento, necesita saber cuál será el objetivo y la misión del equipo. Una vez que hayas definido eso, averigua qué habilidades son necesarias para la misión en cuestión. Solo entonces podrás averiguar qué combinación de rasgos necesitas de los miembros.

Estos rasgos incluyen:

  1. El conjunto de habilidades técnicas para completar una parte determinada de un proyecto.
  2. Excelentes habilidades de comunicación
  3. Deseo de colaborar y cooperar con otras personas.

Es importante que la combinación de miembros del equipo incluya una variedad de fortalezas y habilidades que se complementen entre sí, ya que es probable que nadie tenga todos los rasgos que está buscando ni pueda completar el proyecto por sí solo.

Asumir roles

Entonces, ahora que tiene el equipo, ¿a quién asigna el trabajo? Bueno, esto requiere una mirada cercana a las fortalezas, debilidades, deseos y limitaciones de cada miembro del equipo (como el tiempo). En algunos casos, es posible que busque miembros del equipo que se ofrezcan como voluntarios para un puesto, pero esto puede resultar en que alguien se ofrezca como voluntario para algo para lo que claramente no está calificado.

Digamos que tienes dos miembros del equipo, Jack y Jill. Jack es un programador informático con mucha experiencia y Jill no. Si bien Jack y Jill pueden completar una parte simple de desarrollo de software de un proyecto, es Jill quien se ofrece voluntariamente para asumir la tarea. ¿Es buena idea asignarle la tarea?

Siempre que crea que es algo que ella puede lograr dentro de un período de tiempo definido, entonces absolutamente. Si bien la apuesta segura sería Jack, Jack no parecía muy entusiasmado con asumir el papel y podría deberse a que está buscando un papel más desafiante dentro del grupo. Obviamente, esto es algo que puede utilizar a su favor en el proyecto. Haga que trabaje en cosas realmente especializadas que nadie más puede hacer.

Orientación

Ahora que se ha formado el equipo y se han asignado los roles, necesita orientar a su equipo. Asegúrese de que todos sepan cuáles pueden ser sus deberes individuales, pero también tenga un objetivo o una visión clara del equipo desde el principio en el que todos trabajarán. Esto es importante para facilitar el trabajo en equipo, que se basa en que las personas hagan a un lado sus propios intereses y trabajen por un bien mayor.

La dirección en la que dirija a su equipo no debería ser mediocre. La gente se aburre con los objetivos mediocres. Pero tampoco debería ser casi imposible, ya que la gente puede desanimarse. Encuentra el equilibrio adecuado entre los dos.

Los equipos e individuos dentro de los equipos pueden perder de vista el objetivo a medida que pasa el tiempo. Por lo tanto, reoriéntelos de vez en cuando. Una forma de hacer esto es crear un recordatorio visual para todos.

Podría ser un póster en el centro de la habitación o una alfombrilla de ratón con el objetivo en la computadora de cada persona. Incluso podría ser una simple charla de ánimo antes del comienzo de una reunión de vez en cuando. Independientemente de lo que incorpore, recuerde que la orientación es un proceso constante.

Resumen de la lección

Formar equipos de alto rendimiento requiere conocer el objetivo general y las habilidades clave necesarias para cumplirlo. Seleccionar a los miembros del equipo adecuados con las siguientes características:

  1. El conjunto de habilidades técnicas necesarias
  2. Excelentes habilidades de comunicación
  3. Deseo de colaborar y cooperar

Una vez que se reúnen los miembros adecuados, asigne roles. A veces, los individuos se ofrecen como voluntarios para los roles, pero puede que le resulte más apropiado hacer coincidir los roles con las habilidades, deseos y limitaciones de recursos de la persona adecuada.

Luego oriente al equipo. Dales un objetivo y una misión desde el principio y realínelos desde allí según sea necesario a lo largo del proyecto.

Articulos relacionados