Importancia de las mezquitas en el mundo islámico: características y ejemplos

Publicado el 8 octubre, 2020

Mezquitas en el mundo islámico

La mayoría de las religiones tienen un lugar de culto. Para el Islam, es la mezquita . No solo es un lugar para rezar, es el centro de la comunidad y donde se han creado muchas maravillosas piezas de arte islámico.

Las mezquitas son el corazón de la vida islámica. Sirven para orar, para eventos durante el mes más sagrado del Islam, el Ramadán, como centros de educación e información, lugares para el bienestar social y también para la resolución de disputas. El iman es el líder religioso de la mezquita y la persona que dirige las oraciones.

Las mezquitas son tan antiguas como el Islam. Según la tradición islámica, el profeta Mahoma ayudó en la construcción de la primera mezquita en la ciudad de Medina, como parte de su voluntad de definir un lugar de culto para los musulmanes. El área alrededor de la Piedra Kaaba en La Meca a menudo se considera el lugar de culto musulmán más antiguo, venerado desde el siglo VII. Ambas ciudades se encuentran en la Arabia Saudita actual y se consideran las ciudades más sagradas del Islam.

Con la expansión del Islam, comenzaron a construirse mezquitas en nuevos territorios. Entre los siglos IX y XV, el Islam llegó a la Península Ibérica, partes de África, regiones de la India y tierras tan distantes como Indonesia y China.

En los tiempos modernos, los procesos de migración han llevado al desarrollo de comunidades islámicas en muchos países, por lo que se han construido mezquitas en todo el mundo.

Características de las mezquitas

Hay algunos elementos comunes que se desarrollaron a lo largo de la historia islámica y se ven comúnmente en mezquitas de todo el mundo, aunque cada mezquita es única a su manera.

La sala más importante de una mezquita es la sala de oración . Puede estar cubierto por un techo sostenido por muchas columnas o cubierto por una gran cúpula. Esta habitación a menudo está decorada con caligrafía religiosa y generalmente no tiene muebles, para ayudar a que haya más personas. Las mezquitas deben ser lo suficientemente grandes para adaptarse a toda la población masculina de la comunidad, que puede ser de muchas personas. Por lo tanto, algunas mezquitas tienen un patio abierto que complementa la sala de oración para acomodar a más personas.

El minarete es una torre alta, comúnmente ubicada en una esquina de la mezquita. Algunas mezquitas tienen más de una. El minarete se utiliza para llamar a la oración.

El mihrab es un nicho en la pared que indica la dirección hacia La Meca. Suele ser semicircular y todos los musulmanes dentro de la mezquita se alinean hacia el mihrab para rezar.

El minbar es una plataforma elevada dentro de la sala de oración que utiliza el líder de la congregación para pronunciar discursos. Consta de la plataforma propiamente dicha y una escalera para acceder a ella.

Los arcos son elementos constructivos que se encuentran a menudo en las mezquitas. Se pueden utilizar para soporte estructural y también para decoración. Los arcos de herradura se utilizan con frecuencia en las mezquitas del norte de África y España, mientras que los arcos apuntados son populares en las mezquitas de Irán y Asia Central.

Las artes islámicas no figurativas se utilizan para la decoración exterior e interior de las mezquitas. Incluyen el arabesco, los patrones geométricos y la caligrafía. Estos elementos se combinan en diseños complejos que a menudo siguen un rigor matemático basado en la geometría fractal, que consiste en expandir matrices simétricas.

En algunas regiones del este y sudeste de Asia, las mezquitas han sido influenciadas por la arquitectura local, y los elementos y estilos nativos se incorporan al diseño de estos lugares de culto islámicos.

Ejemplos de mezquitas

Ahora veamos algunos ejemplos de mezquitas.

La Gran Mezquita de La Meca en Arabia Saudita es la mezquita más grande del mundo y encierra el lugar más sagrado del Islam, la Kaaba. La Kaaba es una estructura cúbica que alberga la Piedra Negra, considerada la reliquia más sagrada del Islam. La estructura se ha ampliado y renovado constantemente desde que se erigió por primera vez en el siglo VII. El edificio moderno es un gran complejo, capaz de albergar a casi un millón de fieles. Consta de un patio cerrado por galerías y un gran salón cubierto.

La Cúpula de la Roca en Israel data del siglo VII y se considera el lugar donde el profeta Mahoma ascendió al cielo. Su arquitectura y mosaicos fueron influenciados por la arquitectura de finales del Imperio Romano de Oriente, conocido como bizantino. El santuario cuenta con una gran cúpula que corona una sala de oración octogonal. Los diseños de planificación centralizada, en su mayoría de forma cuadrada, eran comunes en el Imperio Otomano.

La Gran Mezquita de Kairouan en Túnez data del siglo IX y es un gran ejemplo de mezquita hipóstila, que consta de una sala de oración y un patio cerrado. Cuenta con un solo minarete y pequeñas cúpulas ubicadas en la parte superior de las entradas.

Construida en el siglo X durante la ocupación árabe de España, la Mezquita de Córdoba es un complejo con una gran sala de oración con más de mil columnas y arcos de herradura. La mezquita tenía un patio y un minarete. Después de que España reconquistara los territorios, se transformó en una catedral católica.

Construida en el siglo XVII, la Gran Mezquita de Isfahan en Irán fue originalmente la mezquita de la familia real. Consiste en un patio cerrado, accesible por cuatro grandes entradas abovedadas. Es un exquisito ejemplo de ornamentación islámica, con la mayoría de las paredes interiores delicadamente decoradas con arabescos y patrones geométricos.

Resumen de la lección

Las mezquitas son muy importantes para el Islam y se utilizan para oraciones, eventos religiosos y servicios comunitarios. Datan de los inicios del Islam y, con su expansión, se construyeron mezquitas en muchas regiones de Asia y África. Hoy en día, estos templos se encuentran en todo el mundo.

Los elementos comunes a casi todas las mezquitas son la sala de oración , a menudo acompañada de un patio para dar cabida a más fieles; el minarete utilizado para llamar a la oración; el mihrab que indica la dirección hacia La Meca; y el minbar , una plataforma elevada utilizada para pronunciar discursos. Los arcos son elementos constructivos que se encuentran a menudo en las mezquitas. Las artes islámicas no figurativas, incluido el arabesco, los patrones geométricos y la caligrafía, se utilizan para la decoración exterior e interior.

Algunos ejemplos relevantes de mezquitas incluyen:

  • La Gran Mezquita de la Meca en Arabia Saudita
  • La Cúpula de la Roca en Israel
  • La Gran Mezquita de Kairouan en Túnez
  • La Mezquita de Córdoba en España
  • La Gran Mezquita de Isfahan en Irán

¡Puntúa este artículo!