Rodrigo Ricardo

Núcleos de condensación: definición y ejemplos

Publicado el 24 agosto, 2021

¿Qué son los núcleos de condensación?

A menudo me asombro de cómo las preguntas más simples son a veces las más difíciles de responder. Por ejemplo, recientemente estábamos conduciendo por la carretera cuando mis hijos me preguntaron de dónde venían las nubes. Ahora, la respuesta estándar a esta pregunta es decir que el vapor de agua se condensa en gotitas visibles que forman la nube. Pero, ¿cómo se lo explicas a un niño pequeño? O mejor aún, ¿cómo se explica por qué el vapor de agua se condensa en un estudiante mayor (como un estudiante de último año de secundaria o universitario)? La verdad es que la formación de nubes no es tan simple como parece porque para comprender las nubes primero debe comprender algo llamado núcleos de condensación.. Los núcleos de condensación son partículas diminutas en el aire en las que se condensa el vapor de agua y son la clave para formar nubes, niebla, neblina, lluvia y otras formas de precipitación.

Los núcleos de condensación se presentan de muchas formas. Pueden formarse a partir del polvo, el hollín de los incendios y los gases de escape de los vehículos, las sales marinas de las olas que chocan contra la costa, las erupciones volcánicas o cualquier otra forma en que las partículas pequeñas ingresen a la atmósfera. No se equivoque, estas partículas son muy pequeñas y es probable que ni siquiera las note. Los núcleos de condensación promedio son solo alrededor de 1/100 del tamaño de una gota de nube. Debido a que los núcleos están hechos de diferentes materiales, también difieren en términos de su capacidad para formar nubes (o niebla). Por ejemplo, algo como la sal marina puede absorber muy bien el agua, formando gotitas fácilmente. Sin embargo, los materiales como el hollín de una estufa de carbón o el polvo de la carretera no absorben bien el agua y tendrían más dificultades para producir una gota de nube.

Cómo funcionan los núcleos de condensación

La mayoría de la gente sabe que las nubes están hechas de vapor de agua. De hecho, el vapor de agua está en todas partes, no solo en el cielo. Pero el vapor de agua en el cielo es lo que eventualmente produce lluvia, nieve, aguanieve o granizo, así que concentrémonos en eso.

Para que el vapor de agua forme una nube visible, necesita algo sobre lo que condensarse. Este es el trabajo de los núcleos de condensación. Verá, para que el vapor de agua haga la transición de un estado gaseoso (vapor) a un estado líquido (gota de nube), necesita una superficie no gaseosa. Los núcleos de condensación proporcionan esta superficie. Las moléculas de vapor de agua tocan los núcleos y se condensan en forma líquida, formando su gota de nube.

Núcleos de condensación
Núcleos de condensación

A medida que se forman más y más gotas de nubes, la nube crece cada vez más. Eventualmente, las gotas se vuelven demasiado pesadas y son arrastradas hacia abajo como precipitación. Si la precipitación es líquida (como la lluvia) o sólida (como la nieve) depende de la temperatura. Lo importante a recordar es que la precipitación se forma debido a los núcleos de condensación.

Resumen de la lección

La formación de nubes, niebla o neblina requiere la ayuda de núcleos de condensación . Los núcleos de condensación son partículas atmosféricas diminutas de aproximadamente 1/100 del tamaño de una gota de nube. Están formados por polvo, hollín, gases de escape de vehículos, tormentas de viento y muchas otras actividades que pueden remover pequeños materiales en la atmósfera. Los núcleos de condensación proporcionan la superficie no gaseosa necesaria para que el vapor de agua se condense en gotitas de nubes. A medida que las gotas se unen, crecen y eventualmente caen como precipitación.

5/5 - (7 votes)