Vectores en biología: Definición, características, tipos y ejemplos

Publicado el 15 marzo, 2023 por Rodrigo Ricardo

¿Qué es un vector en biología?

Las enfermedades contagiosas pueden pasar de un organismo a otro. Sin embargo, la transmisión de una enfermedad no siempre requiere contenido físico entre un individuo infectado y no infectado. En cambio, las enfermedades a menudo viajan entre huéspedes a través de un transporte intermedio, como un vector. Los vectores son organismos vivos que transmiten enfermedades entre individuos.

Es importante señalar que el término “vector” puede tener múltiples significados. Por ejemplo, un vector puede representarse como una flecha que indica la dirección del movimiento en que un objeto viajó entre puntos. En informática, el término vector puede aplicarse a un tipo específico de datos codificados. La definición de vector dentro de la biología también puede cambiar según el campo. Un ejemplo de esto se ve en estudios que usan virus como vectores para entregar material genético a una célula huésped. En esta lección, un vector se describe en términos de su relación con la epidemiología, o el estudio de cómo se propagan las enfermedades.

Características de los vectores

Los vectores transmiten enfermedades de un organismo a otro, pero al hacerlo, el vector no se infecta con las enfermedades. Mientras que los vectores pueden variar dramáticamente en tamaño, forma o especie, los vectores son a menudo:

  • Insectos o artrópodos
  • Un paso importante en el ciclo de desarrollo de un parásito.
  • Capaz de propagar la enfermedad a más de un solo huésped después de la infección

Muchas enfermedades son transmitidas por insectos parásitos, como pulgas, garrapatas y mosquitos. Estos organismos se alimentan de un huésped infectado, adquieren un agente causante de enfermedades e infectan a los siguientes organismos de los que se alimentan con ese agente causante de enfermedades. Para algunas de estas enfermedades, el vector sirve como un paso importante dentro del ciclo de vida del desarrollo del organismo causante. Por ejemplo, la dirofilariosis es el resultado de una lombriz intestinal parasitaria transmitida por mosquitos. Una etapa larvaria del gusano del corazón requiere el mosquito como un entorno en el que madura. Desafortunadamente, algunos vectores pueden propagar enfermedades a más de un organismo después de recibir un agente infeccioso de un solo huésped.

Los vectores pueden trasladar enfermedades a largas distancias. Por ejemplo, un mosquito infectado con malaria atrapado dentro del casco de un barco puede sobrevivir y transmitir esa enfermedad a un continente previamente no infectado. Si existe un vector dentro de esta nueva región que sea compatible con el agente infeccioso, la enfermedad puede comenzar a propagarse por una región que de otro modo no estaba infectada. Los vectores animales comúnmente pueden transmitir enfermedades a largas distancias cuando se transportan con fines agrícolas, en la industria de mascotas o como polizones.

¿Pueden los humanos ser vectores?

Los humanos pueden ser vectores de otras especies. Un ejemplo de esto se encuentra en la creciente epidemia del síndrome de la nariz blanca en los murciélagos de América del Norte. El síndrome de la nariz blanca es una afección causada por una infección por hongos que puede ser letal para los murciélagos infectados. Si bien anteriormente solo se encontraba dentro del continente europeo, los viajeros espeleólogos que no desinfectaron su equipo después de ingresar a áreas donde había esporas presentes han llevado el hongo peligroso a los hábitats de murciélagos de América del Norte. Si bien los humanos no se ven afectados por el hongo causante, fueron vectores exitosos para transportarlo a poblaciones no infectadas.

Es importante tener en cuenta la diferencia entre un vector y un fómite. Un fómite es un objeto no vivo que puede transmitir enfermedades de un individuo a otro. Por ejemplo, un teléfono público puede albergar bacterias depositadas por una persona enferma. Una persona sana que persigue a esa persona enferma y usa ese teléfono puede recoger las bacterias que quedan y enfermarse. En el ejemplo anterior, era el equipo infectado en el que probablemente se transportaban las esporas de hongos. En este caso, el equipo era un fómite. Sin embargo, los humanos aún actuaban como el vector que transportaba esta enfermedad de un lugar geográfico a otro.

Tipos de transmisión vectorial

Los vectores se pueden clasificar en tipos tales como:

  • Vectores pasivos
  • Vectores activos

Los vectores pasivos a veces se denominan vectores mecánicos. Transmiten enfermedades llevándolas de un lugar a otro. Un ejemplo de esto es una persona que transmite un agente causante de una enfermedad a otra persona a través de un apretón de manos. Mientras que la primera persona puede lavarse las manos y nunca enfermarse, la segunda persona puede no hacerlo y, posteriormente, infectarse al tocarse los ojos, la nariz o la boca. Por lo tanto, un patógeno aquí se transmitió a través del contacto físico.

Un vector activo a veces se denomina vector biológico. Estos son organismos en los que un agente causante de enfermedades puede reproducirse y vivir. Un mosquito portador de larvas de gusano del corazón es un ejemplo de vector activo. Muchos insectos parásitos que se alimentan de sangre (como las garrapatas y los mosquitos) suelen ser vectores activos.

Enfermedades transmitidas por vectores

Los vectores transmiten enfermedades de un organismo a otro. Las enfermedades que dependen de los vectores para propagarse son enfermedades transmitidas por vectores. Algunas enfermedades transmitidas por vectores también son zoonóticas, lo que significa que pueden saltar los límites de las especies y posteriormente infectar a muchos tipos de organismos. Dado que las enfermedades transmitidas por vectores dependen de los vectores para propagarse en una población, su éxito depende en gran medida de:

  • La relación entre un patógeno y su vector
  • El éxito del vector

Algunos patógenos requieren vectores específicos para la transmisión. Por ejemplo, la malaria solo se transmite a través de especies específicas de mosquitos. Como resultado de este rango estrecho, la malaria no puede propagarse en áreas donde no se encuentran estas especies de mosquitos. De manera similar, un patógeno que se basa en un vector específico depende de qué tan bien le está yendo a ese vector dentro de su entorno. Si a un vector le está yendo mal y enfrenta un riesgo potencial de extinción, ese patógeno puede extinguirse con él.

Ejemplos de vectores

Hay muchos vectores y enfermedades transmitidas por vectores. Algunos ejemplos incluyen:

  • La propagación del virus del Nilo Occidental a través de los mosquitos
  • Transmisión de la enfermedad de Lyme a través de garrapatas
  • La epidemia de peste, transmitida por pulgas

Resumen de la lección

Dentro del campo de la epidemiología, que estudia cómo se propagan las enfermedades, los vectores se definen como organismos vivos que transmiten enfermedades de un huésped a otros organismos. Esto contrasta con los fómites, que son objetos sin vida que pueden propagar enfermedades. Los vectores pueden portar y transmitir enfermedades a otros sin enfermarse por la misma enfermedad. Los vectores comunes incluyen insectos que pican, como mosquitos o garrapatas. Las enfermedades que dependen de un vector para la transmisión se denominan enfermedades transmitidas por vectores.

Los vectores pueden ser activos o pasivos. Los vectores activos son aquellos en los que un parásito es capaz de sobrevivir y reproducirse. Por ejemplo, un mosquito es un vector activo de un gusano del corazón, que se desarrolla parcialmente dentro del mosquito. Los vectores pasivos transmiten enfermedades a través del contacto físico después de infectarse. Una persona que transmite una enfermedad de un huésped infectado a otro ser humano a través de un apretón de manos actúa como un vector pasivo.

Articulos relacionados