Arte judío en la Antigüedad tardía: Historia y descripción general

Publicado el 8 octubre, 2020

Historia del arte judío

La comunidad judía es uno de los grupos humanos más antiguos que aún existen. Sin embargo, no mucha gente está familiarizada con su arte, especialmente el arte judío del Imperio Romano. La escasa existencia de obras de arte se atribuye en parte a la prohibición de ídolos y figuras humanas. Sin embargo, existen interesantes ejemplos de arte judío de esa época e incluso influencias paganas relacionadas con la cultura judía.

Los registros más antiguos del arte judío se pueden encontrar en los textos bíblicos. Supuestamente, Bezalel, un artesano masculino, recibió el encargo de crear dos objetos: el Tabernáculo, una tienda ritual portátil y el Arca de la Alianza, un cofre dorado que se dice que contiene las dos losas en las que se escribieron los Diez Mandamientos, así como algunas otras reliquias. .

La obra de arte judía de los cinco siglos antes de la caída del Imperio Romano, conocida como Antigüedad Tardía, es escasa, lo que da la idea de que se trata de un período sin arte. Pero algunos ejemplos han sobrevivido y nos brindan una mejor comprensión del arte judío de esa época.

Inspiración religiosa

La obra de arte de este período se inspiró principalmente en la religión y representaba escenas bíblicas. A veces, el arte judío también involucró el uso de motivos paganos, como el zodíaco, combinado con temas religiosos como Menorahs (la lámpara de 7 brazos) y santuarios de la Torá (caja ornamental que contiene los primeros cinco libros de la Biblia hebrea).

Un elemento definitorio en el arte durante este período fue la interpretación del segundo de los Diez Mandamientos, narrado en Éxodo, el segundo libro tanto de la Biblia hebrea como de la Torá. Se lee:

” No te harás una imagen en forma de nada en el cielo arriba ni en la tierra abajo ni en las aguas abajo. No te inclinarás ante ellos ni los adorarás ”.

Este mandamiento a menudo fue entendido por la comunidad judía como una prohibición contra el aniconismo , o la creación de obras artísticas que representen figuras humanas, que podrían considerarse ídolos para ser adorados. Esta interpretación influyó en la decoración de las sinagogas, lo que resultó en pocas piezas de arte decorativo en comparación con otros lugares de culto.

Sinagogas

Aunque el origen del lugar de culto judío no está claro, las sinagogas han sido el centro de la vida religiosa y el lugar donde se desarrolló el arte judío.

En el siglo I d.C., los romanos destruyeron el Segundo Templo, un santuario importante erigido con la intención de reemplazar el templo del rey Salomón, anteriormente destruido, conocido como el Primer Templo. Después de eso, las sinagogas comenzaron a crearse como lugares sagrados de oración y estudio no solo en Israel sino en todos los diferentes lugares a donde llegaban los judíos exiliados luego de ser expulsados ​​de su tierra natal durante el siglo II d.C.

Por lo general, las sinagogas no siguieron un estilo establecido, sino que se adaptaron a la arquitectura del área en la que se construyeron. Sin embargo, la mayoría de ellos compartían la misma forma de organización, que consistía en la sala principal de oración y, en las ubicaciones de cerveza, una sala de estudio y una sala social. También se han encontrado algunos ejemplos de frescos en las paredes de las primeras sinagogas.

Manuscritos iluminados

Aunque los manuscritos iluminados más conocidos son de la Edad Media, los primeros ejemplos conocidos datan del siglo V d.C. Se han encontrado principalmente en el Imperio Romano de Oriente, del cual Israel era una provincia. Estos manuscritos eran textos escritos a mano con letras ornamentadas, intrincados bordes decorativos y pequeñas ilustraciones de motivos bíblicos. El oro o la plata se usaba a menudo para mejorar aún más la decoración y el brillo de estos metales les valió el nombre de ‘manuscritos iluminados’.

Murales, mosaicos y objetos

Durante finales del siglo I d.C., los judíos desarrollaron pinturas murales como una forma narrativa de arte visual. Decoraron las paredes de la sinagoga con escenas bíblicas o elementos importantes del Segundo Templo destruido. Las menorás de oro eran motivos comunes. A menudo se incluían baldosas de mármol, con inscripciones dedicadas a los fundadores de esas sinagogas.

Los techos y suelos se cubrían habitualmente con mosaicos ; a veces incluso las paredes. Pavimentar los pisos con mosaicos fue una tradición adoptada del Imperio Romano. Los motivos incluían menorah, shofars (instrumentos musicales con forma de cuerno), santuarios de la Torá e incluso figuras más exóticas, como leones, pájaros y flores de granada.

Los motivos paganos eran decoraciones de techo comunes, incluidos patrones celestiales con símbolos del zodíaco y otras representaciones astrológicas. En algunos casos, se representaron ruedas zodiacales completas. Consistían en círculos segmentados en los que cada signo estaba representado por un animal o figura, como el carnero para Aries o la criada para Virgo.

La elaboración de menorá, santuarios de la Torá y otros objetos rituales, o su uso como motivos de arte decorativo, se volvió común después de la destrucción del segundo templo y el desarrollo de las sinagogas. Este fue a menudo un intento de recrear las reliquias y los objetos preciosos encontrados en el Primer Templo, algunos de los cuales también fueron llevados al Segundo Templo.

Resumen de la lección

Las obras de arte judías de la Antigüedad tardía son escasas, pero se han encontrado y conservado algunos ejemplos. La mayoría de las obras de arte judías estaban inspiradas en la religión y representaban escenas bíblicas, aunque ocasionalmente se usaban algunos símbolos paganos, como el zodíaco. El aniconismo judío , una interpretación del segundo de los Diez Mandamientos, prohibió la adoración de ídolos e influyó en la decoración de las sinagogas, lo que resultó en pocas piezas decorativas.

La mayor parte del arte judío de la Antigüedad tardía se utilizó para decorar las sinagogas , que se desarrollaron después de la destrucción del Segundo Templo y la expulsión romana de los judíos de Israel. Los principales tipos de arte incluían manuscritos iluminados , que eran textos ornamentales escritos a mano ilustrados con oro y plata. Las pinturas murales generalmente representan escenas bíblicas y elementos religiosos. En comparación, los mosaicos que decoraban techos y pisos a veces incluían símbolos astrológicos y del zodíaco además de temas religiosos.

¡Puntúa este artículo!