Rodrigo Ricardo

El arco romano: definición, construcción e historia

Publicado el 15 mayo, 2021

Construcción básica de arcos

Un arco es una forma arquitectónica que controla la presión del peso de un edificio de una manera específica. El arco dirige la presión hacia abajo y hacia afuera, creando un fuerte pasaje debajo que tiene la capacidad de soportar estructuras pesadas. Esto se llama esfuerzo de compresión , porque la presión del peso es comprimida por la forma del arco. Debido a que la tensión se dirige tanto hacia abajo como hacia afuera, a menudo se requerían paredes u otras estructuras para reforzar el arco. El arco permitió a los constructores antiguos hacer edificios más grandes y complejos que podrían albergar más espacio y personas.

La característica central de un arco es la piedra angular , o la piedra en forma de cuña en la parte superior del arco. Es la última piedra colocada durante la construcción y bloquea todas las demás piedras del arco en su posición. La piedra angular casi no tiene peso, pero es el centro para redirigir el peso de la estructura hacia abajo y hacia afuera. Los romanos usaban arcos con remates circulares, llamados arcos de medio punto , que estaban hechos de piedra. Una serie de arcos redondeados uno al lado del otro se llama arcada .

Historia de los arcos romanos

El arco fue utilizado por primera vez en el mundo mediterráneo por aquellos en Mesopotamia, Grecia, Persia y la antigua Italia. Si bien estas culturas tenían el arco, rara vez lo usaban, excepto para túneles subterráneos y sistemas de drenaje, donde la fuerza de la tierra a su alrededor proporcionaba un contrafuerte o refuerzo natural.

Los romanos aprendieron el arco de los etruscos de Toscana y fueron las primeras personas en el mundo en descubrir realmente cómo usarlo. Los romanos en los primeros siglos antes de Cristo descubrieron cómo utilizar los arcos en la construcción de puentes, acueductos y edificios. El arco romano es en gran parte responsable de la expansión de la infraestructura en todo el Imperio Romano.

Es posible que conozca las famosas carreteras y acueductos de Roma que se entrecruzaban desde Gran Bretaña hasta el Medio Oriente. Sin el arco, estas construcciones probablemente no hubieran sido posibles. El arco romano se convirtió en un aspecto fundamental de la arquitectura occidental y generó nuevos sistemas de construcción en toda Europa.

Uso por los romanos: puentes y acueductos

Uno de los usos más importantes del arco en la construcción fue para puentes y acueductos. Cuando las carreteras o las tuberías necesitaban cruzar un área sin terreno llano, digamos un valle o un río, una arcada de arcos les brindaba el apoyo que necesitaban para sostener su peso sobre el suelo. Esto fue extremadamente importante en el desarrollo de Roma. Sin puentes para conectar sus carreteras, el ejército romano no habría podido marchar a través de Europa, expandiendo el Imperio.

Los acueductos requerían una pendiente constante y gradual para que el agua pudiera fluir a través de ellos de forma natural. Esta pendiente tenía que ser constante durante posiblemente cientos de millas, lo que habría sido imposible si los romanos no pudieran elevar y sostener los acueductos. Roma por sí sola requirió cientos de millas de acueductos para proporcionar suficiente agua dulce a su enorme población.

Usado por los romanos: Edificios

Los romanos también incorporaron arcos en sus edificios. A los romanos les gustaba mucho usar edificios masivos para albergar ciertos eventos o instalaciones. Por ejemplo, la basílica era un templo interior, un lugar de reunión y un tribunal de justicia. Las basílicas romanas tenían que ser lo suficientemente grandes para albergar a cientos de personas, a menudo tenían varios niveles y eran lo suficientemente altas como para sentirse aireadas y espaciosas por dentro. En los edificios, el arco permitió la construcción de cúpulas para cubrir áreas amplias y techos abovedados para agregar altura. El arco no solo se convirtió en una característica destacada de los edificios estatales, sino que también fue una forma barata para que la gente promedio construyera hogares más fuertes y mejores para ellos mismos.

El uso de los romanos: muestras de riqueza y triunfo

Los romanos estaban muy orgullosos del arco. Tenían derecho a serlo, y la puesta en servicio de grandes edificios se convirtió en una forma de que los políticos mostraran poder y riqueza. El pueblo romano también vio los enormes edificios, la mayoría de las veces construidos como espacios públicos, como una marca de un líder que se preocupaba por la gente.

El Coliseo , construido en gran parte con arcos, fue diseñado por los emperadores Flavios para convencer a la gente de que su emperador se preocupaba por ellos. Sin embargo, la mayor señal de que los romanos amaban el arco era una estructura específica llamada arco triunfal.

Los arcos se alzaban sobre las entradas y salidas oficiales de la ciudad en sus importantes vías. Cuando un emperador había salido victorioso en la guerra, encargó un arco de triunfo por el que todas sus tropas marcharían para declarar oficialmente su victoria a la ciudad. Este espectáculo fue un desfile masivo, y el arco de triunfo, decorado con tallas de la victoria del emperador, fue una de las piezas más importantes. El emperador no fue verdaderamente victorioso hasta que pasó por el arco y regresó formalmente a Roma.

Los arcos triunfales eran absolutamente macizos. Se utilizaron en todo el Imperio Romano para celebrar cualquier momento triunfal, desde la finalización de un puente hasta la fundación de una nueva colonia. Entre arcos de triunfo, edificios públicos, puentes y acueductos, los arcos romanos eran prácticamente sinónimo de civilización romana.

Resumen de la lección

El arco romano fue uno de los desarrollos arquitectónicos más importantes de la historia de la humanidad. Un arco comprime la tensión del peso hacia abajo y hacia afuera, creando una estructura más fuerte que puede tener amplios espacios abiertos. La piedra central en la parte superior del arco se llama piedra angular , y es la pieza que bloquea el arco en su forma y fuerza la compresión de la tensión.

Los antiguos romanos utilizaron el arco para crear puentes y acueductos que les permitieron difundir su cultura por Europa y Oriente Medio. Utilizaron el arco para crear techos abovedados y techos abovedados para edificios públicos más grandes, más fuertes y más espaciosos que podrían albergar a cientos de personas. Incluso celebraron grandes victorias construyendo arcos de triunfo y marchando a través de ellos para hacer oficial su éxito. Los romanos estaban orgullosos del arco y tenían todas las razones para estarlo.

Sobre el Arco Romano


Los arcos ayudaron a los romanos a construir edificios más grandes e impresionantes
El Coliseo Romano
  • Los romanos crearon arcos para construir una arquitectura más grande, más fuerte y más expansiva.
  • La característica central de un arco es la piedra angular, que distribuye el peso a través del arco forzando la compresión de la tensión hacia abajo y hacia afuera.
  • Los arcos romanos son visibles en todo el antiguo imperio romano, en puentes, acueductos y edificios.

Los resultados del aprendizaje

Una vez que haya terminado, debería poder:

  • Indique la importancia del arco romano
  • Recuerde cómo funciona un arco y el papel de la piedra angular.
  • Resume la historia de los arcos romanos.
  • Discuta cómo los romanos usaban el arco, citando ejemplos.
5/5 - (5 votes)