Rodrigo Ricardo

Escucha terapéutica y autismo

Publicado el 4 junio, 2021

Breve descripción y definiciones

Billy es un niño de 6 años con autismo de moderado a severo. Todavía usa pañales porque no puede controlar completamente las funciones corporales como ir al baño por su cuenta. Parte de esto se debe a su dificultad con el procesamiento sensorial. El pediatra de Billy habla con su madre y le recomienda que pruebe la Escucha Terapéutica, ya que se ha demostrado que ayuda a organizar las experiencias sensoriales en el cerebro. Después de dos meses de escuchar un CD durante 30 minutos dos veces al día, Billy ahora usa el baño con más frecuencia por su cuenta, sigue instrucciones y se comunica más con sus padres.

La escucha terapéutica (TL) es una técnica de terapia basada en la evidencia que implica escuchar música o sonidos a través de auriculares especializados durante sesiones de 30 minutos, dos veces al día, para ayudar con numerosos problemas y trastornos. Fue desarrollado por Sheila Frick, terapeuta ocupacional con especialidad en trastornos del procesamiento sensorial. Se ha demostrado que TL ayuda con:

  • Procesamiento sensorial
  • Atención
  • Habilidades sociales
  • Comunicación
  • Siguiendo instrucciones
  • Coordinar y organizar las habilidades motoras
  • Estado animico

Algunos trastornos para los que se ha utilizado la TL incluyen el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), el trastorno del procesamiento sensorial (SPD) y el trastorno del espectro autista (TEA).

El autismo , o trastorno del espectro autista , es un trastorno caracterizado por problemas con el procesamiento sensorial, la comunicación, las interacciones sociales y los comportamientos repetitivos inusuales. El autismo puede variar de leve a severo, por lo que se considera un espectro. Una persona con autismo severo puede tener una discapacidad intelectual significativa o incluso estar completamente muda. Algunas conductas y cualidades problemáticas de las personas con autismo son:

  • Hipersensibilidad a la información sensorial: una persona puede reaccionar de forma exagerada cuando escucha un ruido fuerte.
  • Hiposensibilidad a la información sensorial: una persona siente una falta de estimulación del entorno y puede autoestimularse golpeándose la cabeza contra una pared o mordiéndose el brazo.
  • Inflexibilidad para cambiar la rutina: una madre que toma una ruta diferente a la escuela un día debido al tráfico puede hacer que su hijo con autismo tenga una rabieta.
  • Tener un enfoque o interés intenso en algo: un niño con autismo puede estar fascinado con sus carros de juguete y alinearlos constantemente.
  • Comportamientos repetitivos: un niño con autismo puede encender y apagar una luz una y otra vez.
  • Retrasos en el habla o falta de comunicación con los demás: un niño con autismo puede tardar en establecer un vocabulario o hablar con los demás.
  • Falta de contacto visual: un adulto con autismo puede parecer distante y antipático porque no proporciona contacto visual.
  • Dificultades sociales: es posible que un niño con autismo no capte las señales sociales típicas, como cuando otro niño está aburrido.

Escucha terapéutica y autismo

Debido a su enfoque en la integración sensorial, la escucha y la comunicación, la escucha terapéutica ha demostrado ser beneficiosa para mejorar el funcionamiento de niños y adultos con autismo.

¿Cómo funciona la escucha terapéutica?

La clientela de Escucha Terapéutica son típicamente niños, aunque los adultos también pueden beneficiarse de los CD. Los CD están individualizados para las necesidades de cada cliente. La música puede variar desde canciones para niños hasta música popular, música clásica y sonidos de la naturaleza. Cosas como la frecuencia y el tono se modifican en los CD con tecnología de sonido sofisticada. Estas alteraciones se realizan para apuntar a diferentes áreas del sistema coclear-vestibular en el oído interno o áreas del cerebro asociadas con el sistema nervioso central. La música o los sonidos de los CD pueden ejercitar los músculos del oído interno, facilitando la audición, o pueden estimular un área específica del cerebro, como apuntar al lóbulo frontal para mejorar la atención.

¿Cómo ayuda la escucha terapéutica al autismo?

La música o los sonidos utilizados en TL para un niño o adulto con autismo pueden ejercitar los músculos del oído interno y el sistema vestibular-coclear, o estimular las vías neurales a diferentes áreas del cerebro y del sistema nervioso central. Esto puede mejorar las funciones asociadas con el autismo como la regulación corporal, la integración sensorial, la comunicación y las habilidades sociales. Veamos a Grace como un ejemplo de cómo la escucha terapéutica la ayudó con su autismo.

Grace, de cuatro años, es una niña con autismo extremadamente sensible al sonido. El sonido de una aspiradora o licuadora puede ser tan intenso que Grace se tapa los oídos con las manos y grita de incomodidad. La madre de Grace predice que Grace se resistirá a los auriculares, ya que normalmente no le gusta que nada le toque la cabeza o las orejas.

Cuando el terapeuta ocupacional de Grace se pone los auriculares TL, Grace se vuelve tranquila y serena. La música está diseñada específicamente para Grace para ayudar a ejercitar y contraer los músculos del oído interno que ayudan a regular los sonidos que escucha Grace. Después de un par de meses de ejercitar estos músculos del oído interno, los músculos pueden discriminar y modular mejor los sonidos que escucha Grace. Por lo tanto, se vuelve más capaz de manejar la información sensorial auditiva, así como de distinguir entre sonidos y voces humanas. Es por esto que puede escuchar y responder mejor a los demás y escuchar su propia voz, lo que le ayuda en el desarrollo del lenguaje y las habilidades de comunicación.

Resumen de la lección

Desarrollada por la terapeuta ocupacional Sheila Frick, la escucha terapéutica (TL) es una técnica de terapia basada en evidencia que implica escuchar música o sonidos a través de auriculares especializados durante sesiones de 30 minutos, dos veces al día, para ayudar con numerosos problemas y trastornos. Se ha demostrado que ayuda con el autismo , un trastorno que se caracteriza por problemas con el procesamiento sensorial, la comunicación, las interacciones sociales y los comportamientos repetitivos inusuales.

Algunos síntomas del autismo incluyen conductas repetitivas, hiper o hiposensibilidad a estímulos como el sonido, inflexibilidad (a la rutina), enfoques e intereses intensos, falta de contacto visual o respuesta al nombre, retrasos en la comunicación y déficit en las habilidades sociales. Los CD de escucha terapéutica se modifican para cada cliente individual en términos de tipo de música, frecuencia y tono de los sonidos. La música y los sonidos pueden ejercitar los músculos del oído interno y del sistema vestibular-coclear, así como construir vías neurales en el sistema nervioso central. Estos procesos pueden desarrollar habilidades en áreas que son deficitarias debido al autismo, como la comunicación, la integración sensorial, la regulación corporal y las habilidades sociales.

5/5 - (5 votes)