Mito griego de Perseo y Medusa: Resumen y descripción general

Publicado el 5 octubre, 2020

El nacimiento de Perseo

Para comprender completamente la historia de Perseo y Medusa , primero es necesario contar la historia del nacimiento de Perseo. Acrisio , el rey de los Argos, solo tenía una hija, una hermosa niña llamada Danae . A medida que Acrisio crecía, se preocupó porque no tenía hijos, y consultó el oráculo de Delfos para preguntar si sus hijos heredarían su reino. El oráculo reveló que Acrisio no tendría hijos; sin embargo, su reino pasaría a su nieto, el hijo de su hija, Danae. También reveló un secreto oscuro y mortal: Acrisius estaba destinado a morir a manos de su nieto.

Acrisio temió este evento futuro y por eso encerró a la encantadora Dánae en una torre y se negó a permitir que ningún hombre la viera. Esperaba que al negarle un marido a su hija, Acrisio pudiera evitar el destino oscuro que el oráculo le había prometido. Sin embargo, a pesar de las precauciones que tomó Acrisio, no pudo ocultar la belleza de su hija al dios griego Zeus . Zeus vio a Danae desde las nubes y se le apareció en una lluvia de oro.

Cuando Acrisio se dio cuenta de que su hija estaba embarazada como resultado de las visitas del dios, selló a Dánae y su bebé, Perseo, en un cofre de madera y lo puso en el mar. Acrisio creía que tanto la madre como el bebé serían ahogados en el agua o aplastados contra la orilla rocosa del mar. Pero Dánae y Perseo no perecieron en el agua fría del mar; en cambio, su cofre de madera fue arrojado al reino del rey Polidectes . Un pescador descubrió a la pareja y se los llevó al rey, quien quedó inmediatamente fascinado por la hermosa joven madre.

Dánae y Perseo vivieron felices en la corte del rey Polidectes durante muchos años y Perseo se convirtió en un hombre joven. Cuando Perseo alcanzó la edad adulta, el rey, que había amado a su madre durante mucho tiempo, le propuso casarse con Dánae y convertirla en su reina. A Perseo no le gustó la idea y se negó a consentir el matrimonio de su madre.

Perseo y Medusa

El astuto rey ideó un plan para librar a su reino del problemático joven para poder casarse con la hermosa Danae. Un día, sugirió que Perseo se embarcara en una gran aventura para derrotar a una de las temibles hermanas Gorgona , terribles monstruos que aterrorizaron a los griegos y derrotaron a muchos posibles héroes. Ansioso por la aventura, Perseo acordó buscar y derrotar a una de las hermanas Gorgona, Medusa, un monstruo horrible que tenía el poder de convertir en piedra a cualquiera que la viera. Polidectes se alegró de que el joven probablemente nunca regresaría de sus viajes y concluyó que podría casarse con Dánae sin dificultad.

Afortunadamente, Perseo era amado por los dioses. Atenea , la diosa griega de la sabiduría, y Hermes , el dios griego de la travesura, se le aparecieron al joven al principio de sus viajes. Atenea le brindó al héroe una valiosa sabiduría y le aconsejó que buscara a las Graeae , tres ancianas que guardaban valiosos tesoros que ayudarían a Perseo a derrotar a Medusa. Hermes le dio al joven héroe un espejo mágico, que le permitiría ver al monstruo sin mirarla a los ojos.

Perseo encontró a las tres ancianas; sin embargo, no entregarían los tesoros. Perseo notó que las tres hermanas compartían un ojo, pasándolo entre ellas. El ágil joven levantó el ojo y exigió que las hermanas le dieran tres cosas: un casco mágico que lo haría invisible, un par de sandalias aladas que le permitirían volar y una bolsa mágica que contendría con seguridad la cabeza de Medusa. Además, Perseo obligó a las Graeae a decirle dónde vivían las hermanas Gorgona.

Armado con sus nuevas armas y la ubicación del monstruo, Perseo pronto llegó a la casa de las Gorgonas. Solo Medusa, la más horrible de las hermanas, estaba en casa. La cabeza de Medusa estaba cubierta de serpientes retorciéndose, y una mirada a sus ojos podría convertir incluso al héroe más fuerte en una estatua de piedra. Perseo usó su casco mágico y sandalias aladas para acercarse sigilosamente a Medusa y atacar. Durante la batalla, usó su espejo para ver dónde estaba el monstruo y así evitó ser convertido en piedra. Con estas herramientas mágicas, Perseo logró matar a Medusa. Con la cabeza guardada de forma segura en su bolsa mágica, Perseo partió hacia el reino de Polidectes.

Nuevas aventuras de Perseo

En su camino a casa después de derrotar a la Gorgona Medusa, Perseo conoció a una hermosa joven llamada Andrómeda , que estaba encadenada a una roca. Perseo derrotó al monstruo marino que amenazaba con comerse a la joven y la desencadenó de la roca. Los dos jóvenes se enamoraron de inmediato y regresaron al reino de Polidectes como marido y mujer.

Cuando llegó la pareja, el rey Polidectes atacó inmediatamente al joven héroe; sin embargo, Perseo sacó la cabeza de Medusa y lo convirtió en piedra. Más adelante en su vida, Perseo regresó a la isla de Argo para participar en algunos juegos. Mientras participaba en los concursos, Perseo arrojó una lanza que accidentalmente golpeó y mató al rey Acrisio, cumpliendo así la profecía.

Temas comunes en Perseo y Medusa

Muchos mitos griegos contienen elementos comunes que estaban destinados a proporcionar mensajes sobre el comportamiento adecuado a los antiguos griegos. Tratar de evitar el destino de uno, como el rey Acrisio, nunca tuvo éxito. Acrisio se privó de una relación amorosa con su único hijo y nieto porque temía el destino que eventualmente vendría para él. Amar a una mujer hermosa, ya fuera un rey como Polidectes o un dios como Zeus, siempre tenía consecuencias inesperadas. Finalmente, la historia de Perseo revela que cualquiera que sea la motivación de sus mayores, los jóvenes como el héroe de esta historia necesitaban demostrar su inteligencia y habilidad para convertirse en adultos exitosos.

Resumen de la lección

La historia del joven Perseo y su búsqueda para derrotar al monstruo Gorgona Medusa tiene varios temas comunes entre la mitología griega. El abuelo de Perseo, Acrisio , trató de despedirlo para que pudiera evitar la profecía del oráculo en la que Perseo lo mató. El niño y su madre Dánae encontraron paz en el reino de Polidectes , quien llegó a amar a la madre de Perseo. Una vez que Perseo alcanzó la mayoría de edad, rechazó el deseo de Polidectes de casarse con Dánae. Polidectes acusó a Perseo de matar a una de las monstruosas hermanas Gorgona, pensando que esto lo sacaría de la escena de forma permanente.

Perseo, ayudado por los regalos otorgados por Atenea y Hermes , derrotó a la Gorgona Medusa. Más tarde rescató y se casó con Andrómeda de camino a casa. Polidectes atacó a Perseo a su regreso; Perseo usó la cabeza de Medusa para convertir a su atacante en piedra. Más tarde, Perseo participa en una competencia, y lanza una lanza que sin darse cuenta mata a Acrisio, finalmente cumpliendo la predicción del oráculo.

Esta historia incluye temas comunes en la mitología griega: un hombre que teme la destrucción a manos de sus descendientes varones; los reyes no pueden evitar su destino; las mujeres hermosas siempre traen desafíos inesperados; y la transición de los hombres jóvenes a la edad adulta suele estar marcada por misiones en las que deben demostrar inteligencia y habilidad.

4.8/5 - (36 votes)