foto perfil

Oh, Julio César, aún eres poderoso: Significado y análisis

Publicado el 22 octubre, 2020

Julio César de William Shakespeare

William Shakespeare escribió la tragedia Julio César en 1599. Esta obra narra el asesinato de Julio César por Marcus Brutus y otros conspiradores. Esta lección se enfocará en la cita, ‘Oh Julio César, eres poderoso todavía’ y lo que significa en el contexto de la tragedia de Shakespeare.

Sinopsis

Julio César regresa a Roma, triunfante después de derrotar a sus enemigos en la batalla. Su victoria agrada a la gente común de Roma, pero preocupa a los poderosos, especialmente al senador Casio . A Cassius le preocupa que César se vuelva demasiado poderoso, por lo que trama un plan para matarlo. Cassius recluta a Brutus , el buen amigo de César, y los dos planean.

Brutus inicialmente no está seguro de querer participar en el asesinato, pero finalmente acepta actuar por el bien de su amada Roma. Los conspiradores, Casio y Bruto, emboscan a César y lo apuñalan 33 veces, poniendo fin a su gobierno.


La muerte de César
La muerte de César

Pero los leales seguidores de César, Antonio y Octavio , juran vengar la muerte de César, por lo que reúnen ejércitos. Hacia el final de Julio César , los ejércitos se reúnen en Filipos, donde está a punto de comenzar la batalla. Cuando parece que la batalla se ha vuelto contra ellos, Cassius se suicida.

Brutus sigue luchando, pero su corazón no está en ello. La batalla está perdida y Brutus también se suicida. Al final, Antonio lamenta la muerte de Bruto, que es el único de los conspiradores que actuó por el bien de Roma.

Acto 5, Escena 3

La famosa cita, ‘Oh Julio César, eres poderoso todavía’, es pronunciada por Marco Bruto mientras se para sobre los cadáveres de Casio y Titinio , otro soldado que estaba luchando a su lado. Cuando la marea de la batalla se volvió contra ellos, Cassius ordenó a su esclavo, Píndaro , que lo apuñalara. Titinius vio el cuerpo de Cassius y también se suicidó.

Esta es la escena en la que Brutus entra. Mira los cuerpos y luego pronuncia la famosa frase:

¡Oh, Julio César, todavía eres poderoso!

Tu espíritu anda por el exterior y convierte nuestras espadas en nuestras propias entrañas.


Un busto de Marcus Brutus
Un busto de Marcus Brutus

Entonces, Brutus lamenta la pérdida de Cassius y Titinius. Dice que son los últimos verdaderos romanos y que el mundo entero será más pobre por su pérdida. Brutus sabe que debería hacer algo más que llorar por su pérdida, pero la batalla todavía se libra a su alrededor y necesita ir a luchar. Más tarde habrá tiempo para sus funerales.

Importancia de ‘Oh Julio César, todavía eres poderoso’

Bruto inicialmente estaba convencido de que Julio César tenía que morir porque era demasiado poderoso, demasiado poderoso. Se haría cargo de Roma y olvidaría que el poder estaba destinado a ser compartido. Este es el mayor temor de Brutus, y Cassius juega con él cuando convence a Brutus de que mate a César, que era su buen amigo.

Cuando Brutus finalmente decide que debe ayudar a los conspiradores a matar a César, espera que esté poniendo fin al poder de César, pero este no es el caso en absoluto.

Resulta que incluso en la muerte, César tiene bastante poder. Los leales seguidores de César reúnen tropas y se preparan para enfrentarse a los conspiradores. Todos los líderes de los conspiradores terminan muertos, y los amigos de César se llevan el día y el futuro de Roma.


La batalla se perdió
La batalla se perdió

Resumen de la lección

La línea, ‘Oh Julio César, eres poderoso todavía’, es la frase más importante de toda la obra. Muestra que lo que Brutus temía ha llegado a ser y que ni siquiera la muerte ha detenido el poder de César, sino que lo ha aumentado.

Al tratar de evitar que César tenga demasiado poder, Bruto lo ha logrado. Todos ellos: Casio , Titinio e incluso el noble Bruto en persona, literalmente han tenido sus espadas giradas en sus propias ‘entrañas adecuadas’, ya que cada uno se apuñala en el estómago a la manera romana. La ironía es que si Bruto no hubiera actuado y matado a César, tal vez César no hubiera tenido el poder que tuvo. La cita, ‘Oh Julio César, eres poderoso todavía’, resalta esa ironía y muestra que el propio Bruto ayudó a lograr lo que más temía.

Articulos relacionados