foto perfil

¿Qué es el mapeo cerebral? – Pruebas y técnicas

Publicado el 18 mayo, 2021

Beneficios del mapeo cerebral

Los científicos dicen que el cerebro es como Internet. En este momento, su cerebro tiene tantas neuronas , o células cerebrales, como páginas de Internet. La diferencia es que, cuando haces clic en un enlace para ver imágenes de lindos gatitos, el resultado es predecible y sencillo: estarás vinculado a miles de imágenes de adorables felinos. Sin embargo, cuando las neuronas del cerebro se conectan, se pueden crear miles de caminos diferentes, y no todos son predecibles. Entonces, crear un mapa del cerebro puede beneficiar a la ciencia por varias razones.

El mapeo cerebral proporciona una sólida comprensión de la anatomía del cerebro. Aunque sabemos más sobre el cerebro ahora que nunca, todavía contiene muchos misterios. Se han utilizado mapas cerebrales para distinguir las diferentes partes del cerebro, como la corteza prefrontal y la corteza motora primaria. Crear un mapa del cerebro también nos ayudará a comprender cómo aprenden los humanos. Descubrir cómo nuestros cerebros asimilan y procesan nueva información podría conducir a cambios en nuestro sistema educativo. Los nuevos avances en el mapeo cerebral han demostrado que el cerebro es plástico , lo que significa cambiante en este caso. Alguna vez pensamos que características como el coeficiente intelectual eran estáticas o no cambiaban, pero no lo son.

El mapeo cerebral también ayudaría a los médicos a comprender mejor las lesiones cerebrales y otros problemas relacionados con el cerebro, como la epilepsia o el autismo. También podría ayudar a los neurocirujanos. Algunos científicos incluso creen que el mapeo cerebral podría eventualmente ayudar a identificar las partes del cerebro responsables de los trastornos mentales, como la depresión, el trastorno bipolar e incluso la esquizofrenia, y conducir a tratamientos más efectivos.

Herramientas para mapeo cerebral

La creación de un mapa del cerebro ayuda a los científicos a estudiar el cerebro y lo que hacen las diversas partes del cerebro. Por ejemplo, pueden ver qué áreas son responsables de la curiosidad o la risa. Comprender qué trabajos realizan estas diferentes regiones del cerebro se denomina localización de funciones.

Una forma en que los científicos mapean el cerebro es conectar a un sujeto a una máquina y observar cómo realiza diferentes tareas. Por ejemplo, pueden pedirle que cante una canción. Los científicos pueden ser bastante específicos cuando analizan la localización de funciones; incluso pueden notar que diferentes partes del cerebro se iluminan cuando el sujeto canta una canción de cuna en comparación con una canción de rock.

Los científicos utilizan varias herramientas y técnicas para crear mapas cerebrales, que incluyen:

  • El electroencefalograma , o EEG , que lee los patrones eléctricos de la actividad cerebral por medio de electrodos que se colocan en el cuero cabelludo del sujeto. Estos impulsos eléctricos luego se registran en un gráfico para que el médico los lea e interprete. De esta forma se pueden detectar determinados trastornos, como la epilepsia o la enfermedad de Alzheimer.
  • Tomografía por emisión de positrones , o PET , que es una prueba de imagen que consiste en inyectar una sustancia radiactiva con un tinte especial en el cuerpo. Esta sustancia se absorbe en los tejidos cerebrales y puede revelar enfermedades como el cáncer durante la exploración.
  • Tomografía axial computarizada , o CAT , que es una máquina que toma una radiografía del cerebro desde varios puntos y ángulos diferentes, creando imágenes transversales. Puede proporcionar información más detallada que una radiografía estándar.
  • Imágenes por resonancia magnética , o MRI , que es una prueba de imágenes que utiliza un campo magnético y energía de ondas de radio para crear imágenes detalladas del cerebro.

Nuevas técnicas de mapeo cerebral

Los científicos han desarrollado recientemente una imagen aún más clara de cómo funciona el cerebro utilizando herramientas y técnicas para observar la interacción de las neuronas en un cerebro vivo. Esta rama del mapeo cerebral se llama conectómica. La técnica Brainbow y ATLUM son dos nuevos avances en conectómica.

Brainbow utiliza animales vivos para observar la actividad cerebral, donde cada neurona se marca y se tiñe con tres o más proteínas fluorescentes, lo que da como resultado hasta 90 colores diferentes. Los científicos usan estos diferentes colores para mapear las vías neuronales del cerebro. Estas imágenes muestran a los científicos cómo las neuronas se conectan y cambian con el tiempo, y podrían proporcionar nueva información sobre cómo se forman los trastornos cerebrales.

ATLUM , o ultramicrotomo de torno automático de recogida de cinta , es otro método reciente. Los científicos toman un cerebro de un ratón o un animal pequeño y usan una herramienta súper afilada para cortar capas en una tira larga, como pelar una manzana. Luego pueden colocar la muestra y ver circuitos neuronales, como axones y dendritas, mientras aún están conectados.

Resumen de la lección

El mapeo cerebral puede parecer sacado de una película de ciencia ficción, pero en realidad los científicos lo utilizan hoy en día. El mapeo cerebral se puede describir como el estudio de las regiones específicas del cerebro y las tareas que realizan, también conocido como localización de funciones. Utiliza máquinas como un EEG , una resonancia magnética o una PET para mapear y comprender el cerebro. Las técnicas más nuevas, como Brainbow y ATLUM , brindan una visión aún más detallada de cómo funcionan las neuronas. Los científicos utilizan el mapeo cerebral para todo tipo de cosas, desde comprender la anatomía del cerebro hasta descubrir cómo los humanos aprenden y usan la memoria. Incluso puede conducir a tratamientos efectivos para trastornos mentales como la esquizofrenia.

Articulos relacionados