¿Qué es la cultura organizacional? – Definición y características

Publicado el 30 septiembre, 2020

Comprensión de la cultura organizacional

¿Actuarías de la misma manera en un concierto de rock que cuando ves la actuación de una orquesta sinfónica? Aunque no existen reglas escritas que dicten la forma aceptable de actuar en cualquier tipo de actuación, el público del concierto tratará de dejarle muy claro si su comportamiento no se ajusta a lo que consideran apropiado.

¿Te vestirías de la misma manera para asistir a un torneo de golf que para asistir a un partido de fútbol? Aunque ambos son eventos deportivos, existe un conjunto de reglas no escritas que dictan lo que se considera la forma aceptable de vestirse para cada tipo de evento, y las personas que asistan te enviarán señales sobre si piensan o no que estás vestido. adecuadamente.

En conciertos, eventos deportivos y en casi todos los lugares donde la gente se reúne, los miembros del grupo transmiten expectativas sociales por la forma en que se visten y actúan. Se espera que los recién llegados al grupo aprendan lo que es aceptable para el grupo observando el comportamiento y el código de vestimenta de los miembros del grupo y adaptándose a la situación en consecuencia.

Definición de cultura organizacional

La cultura organizacional funciona de manera muy similar. Cada empresa tiene su propia personalidad única, al igual que las personas. La personalidad única de una organización se conoce como su cultura. En grupos de personas que trabajan juntas, la cultura organizacional es una fuerza invisible pero poderosa que influye en el comportamiento de los miembros de ese grupo. Entonces, ¿cómo definimos la cultura organizacional?

La cultura organizacional es un sistema de suposiciones, valores y creencias compartidos, que gobierna cómo se comportan las personas en las organizaciones. Estos valores compartidos tienen una fuerte influencia en las personas de la organización y dictan cómo se visten, actúan y realizan su trabajo. Cada organización desarrolla y mantiene una cultura única, que proporciona pautas y límites para el comportamiento de los miembros de la organización. Exploremos qué elementos componen la cultura de una organización.

La cultura organizacional se compone de siete características que varían en prioridad de mayor a menor. Cada organización tiene un valor distinto para cada una de estas características, que, cuando se combinan, define la cultura única de la organización. Los miembros de las organizaciones emiten juicios sobre el valor que su organización otorga a estas características y luego ajustan su comportamiento para que coincida con este conjunto de valores percibidos. Examinemos cada una de estas siete características.

Características de la cultura organizacional

Las siete características de la cultura organizacional son:

  1. Innovación (orientación al riesgo): las empresas con culturas que dan un alto valor a la innovación alientan a sus empleados a asumir riesgos e innovar en el desempeño de sus trabajos. Las empresas con culturas que dan poco valor a la innovación esperan que sus empleados hagan su trabajo de la misma manera en que fueron capacitados para hacerlo, sin buscar formas de mejorar su desempeño.

  2. Atención al detalle (orientación precisa): esta característica de la cultura organizacional dicta el grado en el que se espera que los empleados sean precisos en su trabajo. Una cultura que valora mucho la atención al detalle espera que sus empleados realicen su trabajo con precisión. Una cultura que le da un valor bajo a esta característica no lo hace.

  3. Énfasis en el resultado (orientación al logro): las empresas que se centran en los resultados, pero no en cómo se logran los resultados, ponen un gran énfasis en este valor de la cultura organizacional. Una empresa que instruye a su fuerza de ventas para que haga lo que sea necesario para obtener pedidos de ventas tiene una cultura que otorga un gran valor al énfasis en la característica de resultado.

  4. Énfasis en las personas (orientación a la equidad): las empresas que otorgan un alto valor a esta característica de la cultura organizacional dan mucha importancia a cómo sus decisiones afectarán a las personas en sus organizaciones. Para estas empresas, es importante tratar a sus empleados con respeto y dignidad.

  5. Trabajo en equipo (orientación a la colaboración): las empresas que organizan las actividades laborales en equipos en lugar de en individuos valoran mucho esta característica de la cultura organizacional. Las personas que trabajan para este tipo de empresas tienden a tener una relación positiva con sus compañeros de trabajo y gerentes.

  6. Agresividad (orientación competitiva): esta característica de la cultura organizacional dicta si se espera que los miembros del grupo sean asertivos o tranquilos al tratar con empresas con las que compiten en el mercado. Las empresas con una cultura agresiva valoran mucho la competitividad y superan a la competencia a toda costa.

  7. Estabilidad (orientación a las reglas): una empresa cuya cultura otorga un alto valor a la estabilidad está orientada a las reglas, es predecible y de naturaleza burocrática. Este tipo de empresas suelen proporcionar niveles de producción consistentes y predecibles y funcionan mejor en condiciones de mercado que no cambian.

Cada organización otorga un valor diferente a cada una de estas siete características. La combinación de los siete valores forma una combinación única de reglas y pautas no escritas que representan lo que es importante para la organización. La combinación de estas características define la cultura de una organización; no miden si es funcional o si es del agrado de los miembros de la organización. La forma en que las personas que trabajan en la organización perciben estas características determina cómo tomarán decisiones relacionadas con el trabajo y realizarán sus tareas.

Resumen de la lección

Revisemos. Cada organización tiene un conjunto de reglas no escritas que dicta cómo se comportan las personas en la organización. Estas reglas compartidas, combinadas con los valores, suposiciones y creencias compartidos de los miembros de la organización, conforman la cultura organizacional de una organización. Hay siete características de la cultura organizacional , que determinan la cultura única de cada organización. Estas siete características de la cultura organizacional son:

  • Innovación (orientación al riesgo): esta característica mide el grado en que la cultura fomenta la innovación y la toma de riesgos.
  • Atención al detalle (orientación de precisión): la precisión en el lugar de trabajo es importante para las empresas con una cultura que otorga un gran valor a esta característica.
  • Énfasis en el resultado (orientación al logro): esta característica es alta para las culturas que se enfocan en los resultados, pero no en cómo se logran los resultados.
  • Énfasis en las personas (orientación a la equidad): el grado en el que la cultura se centra en el trato justo de las personas en la organización se mide por esta característica.
  • Trabajo en equipo (orientación a la colaboración): esta característica mide la importancia que la cultura otorga al trabajo en equipo.
  • Agresividad (orientación competitiva): la agresividad se mide por la importancia que una cultura le da a superar a la competencia.
  • Estabilidad (orientación a las reglas): una empresa que fomenta un curso de acción constante y predecible al tomar decisiones otorga un gran valor a la característica de estabilidad.

La forma en que los miembros de una organización perciben el valor asignado a cada una de estas características determina la cultura única de una organización. Esta cultura actúa como un conjunto de reglas no escritas que proporcionan pautas sobre cómo se espera que las personas de la organización tomen decisiones y realicen sus tareas.

Los resultados del aprendizaje

Después de esta lección, podrá:

  • Definir cultura organizacional
  • Describir siete características que conforman la cultura organizacional.
  • Explicar por qué el valor que una organización otorga a estas características determina cómo actúan los miembros de la organización.

Articulos relacionados