¿Qué es una acción? – Definición, tipos y ejemplos

Publicado el 5 septiembre, 2020 por Rodrigo Ricardo

Definición de acciones

Hay dos tipos de acciones. El primero son las acciones ordinarias, que normalmente es lo que se quiere decir cuando se hace referencia a “acciones”.

Las acciones ordinarias son una garantía de inversión que representa la propiedad de una empresa. Es posible que escuche a un amigo o familiar declarar que posee acciones (comúnmente conocidas como acciones) de una empresa en particular. Se refieren a acciones ordinarias. Si su amigo o pariente posee algunas acciones de esa empresa, entonces es propietario de la empresa.

Las acciones preferentes son un valor de inversión que, dependiendo de la empresa emisora, puede representar la propiedad de una corporación además de ser un instrumento de deuda de la empresa. Las empresas suelen emitir acciones ordinarias para recaudar fondos para expandir, pagar o cancelar la deuda. Cuando una empresa “sale a bolsa”, esos ingresos se utilizan a menudo también para ampliar o reducir la deuda.

Tipos de acciones

Común y preferido son dos tipos de acciones muy diferentes. Como veremos, las empresas emiten las dos acciones por diferentes motivos. El riesgo y la recompensa potencial para el inversor también pueden ser muy diferentes.

Las acciones ordinarias representan la propiedad de una empresa. Al ser dueño de una parte de la empresa, comparte tanto los buenos tiempos como los no tan buenos de la empresa. Un beneficio de ser propietario incluye el recibo de los dividendos pagados por la empresa. Además, si la empresa experimenta un crecimiento de las ventas y las ganancias, hipotéticamente, el dividendo y el precio de las acciones aumentarán, aumentando el rendimiento de su inversión.

Además, las acciones más comunes se clasifican como ‘acciones con derecho a voto’, lo que permite a los accionistas votar a favor (o en contra) de la junta directiva y de varias propuestas de los accionistas. Es importante señalar que los dividendos de las acciones ordinarias nunca están garantizados, ni tampoco la apreciación del precio de las acciones.

Históricamente, se han emitido certificados de acciones ordinarias, como el de Gerber que está viendo en la pantalla ahora, pero debido a la tecnología progresiva, la mayoría de las acciones ahora se emiten electrónicamente.


Muestra de certificado de stock emitido por Gerber Products
nulo

Las acciones preferentes suelen ser un instrumento de deuda de una empresa. Al comprar acciones preferentes, piense como si estuviera prestando dinero a la empresa. Al prestar dinero a un amigo, espera que se le reembolse con intereses. Las acciones preferentes funcionan de manera muy similar. Puede emitirse a $ 25 por acción y puede cotizar en el mercado de valores.

Sin embargo, en lugar de compartir las ganancias a través de un aumento de los dividendos y el crecimiento del precio de las acciones, los propietarios de acciones preferentes (similares a los tenedores de bonos) reciben pagos de dividendos fijos. Algunas acciones preferentes pueden convertirse en acciones ordinarias, pero esto depende de la forma en que se emitieron las acciones preferentes.

Los dividendos de acciones preferidas generalmente deben pagarse antes de que una corporación emita dividendos a los accionistas comunes. Como resultado, para esta prima de riesgo, los accionistas comunes suelen experimentar mayores rendimientos que los accionistas preferentes. Es importante tener en cuenta que el rendimiento pasado de las acciones ordinarias y las acciones preferentes no es garantía de rendimiento futuro.

Ejemplos de acciones en juego

Usemos como ejemplo Grandma’s Holiday Pies, una empresa ficticia. Grandma’s Holiday Pies es una empresa que cotiza en bolsa (lo que significa que cualquier persona elegible para invertir puede comprar acciones). Si Grandma’s tiene un total de 100 acciones y usted compra 1 acción, ahora posee el 1% de la empresa. Si Grandma’s se vuelve popular en todo el país, hipotéticamente, el precio de las acciones aumentará. Si las tartas de la abuela se consideran poco saludables, menos gente podría comprar las tartas, lo que provocaría una caída en el precio de las acciones.

Si las abuelas quisieran expandir sus operaciones, podrían ir al mercado de valores preferido para pedir dinero prestado. En lugar de ser dueño de parte de la empresa, se convierte en acreedor de la abuela. Un accionista preferente recibe dividendos sobre las acciones preferentes. Si Grandma’s emite acciones preferentes con un valor nominal de $ 25 a una tasa de interés del 5%, Grandma’s le enviará un cheque por $ 1.25 cada año (aunque el dividendo generalmente se paga en cuotas trimestrales). El riesgo con las acciones preferentes es que la empresa no estará presente para pagarle el dividendo.

Sin embargo, debe saber que las reclamaciones de acciones preferentes son más altas en la estructura de capital que las acciones ordinarias; en caso de que la empresa se declare en quiebra, los accionistas preferentes recuperarán las pérdidas antes que los accionistas ordinarios.

Las acciones no se limitan a las de las empresas que cotizan en bolsa. Las corporaciones locales también pueden tener acciones. Estos pueden o no estar abiertos a la inversión pública. Las corporaciones locales, como las boleras, suelen permitir a los inversores comprar acciones; sin embargo, una corporación médica, como un consultorio médico, puede tener un solo accionista: el médico.

Resumen de la lección

Como resumen, hay dos tipos de acciones; acciones comunes y preferidas. Las acciones ordinarias son una garantía de inversión, que representa la propiedad de una empresa. Cuando compra acciones ordinarias, posee un porcentaje de esa empresa según la cantidad de acciones que compró y la cantidad de acciones disponibles. Como resultado de la propiedad, las acciones ordinarias suelen ser más riesgosas que el otro tipo de acciones, las acciones preferentes, pero el rendimiento a largo plazo también puede ser mejor debido al riesgo adicional que está asumiendo como inversor.

Las acciones preferentes son un valor de inversión que, dependiendo de la empresa emisora, puede representar la propiedad de una corporación además de ser un instrumento de deuda de la empresa. El beneficio de poseer acciones preferentes sobre acciones ordinarias es que el dividendo de las acciones preferentes generalmente es fijo y debe pagarse antes de que los accionistas ordinarios reciban dividendos.

Articulos relacionados