Rodrigo Ricardo

Cómo la identidad cultural afecta el desarrollo de la primera infancia

Publicado el 15 noviembre, 2020

Cultura

Pensemos un minuto en las diferentes cosas que pueden considerarse parte de la cultura de una persona . ¿Qué podemos incluir? Definitivamente arte, ropa, comida, música y religión, solo por nombrar algunos. Pero ¿Por qué es importante? Bueno, no importa dónde vivamos o qué hagamos, nuestro trasfondo cultural nos da un sentido de identidad, algo que aprendemos cuando somos muy jóvenes.

Estados Unidos es un hermoso crisol de culturas, impregnado de una variedad de colores, culturas, orígenes étnicos, idiomas y religiones. Sin embargo, puede ser difícil aprender y enseñar cuando existen diferencias culturales. Por eso es importante que los educadores identifiquen y comprendan cómo la cultura afecta el desarrollo de la primera infancia para ayudar a todos los niños a sentirse seguros, confiados y amados. Echemos un vistazo a los cinco principales dominios del desarrollo a través de los cuales los niños crecen y progresan, y veamos cómo les afecta la cultura.

Desarrollo cognitivo

El desarrollo cognitivo se refiere a cómo aprendemos y pensamos. Nuestros cerebros crecen más entre los cero y los tres años. ¿Cómo se ve afectado nuestro aprendizaje por nuestra cultura? Bueno, la identidad cultural podría influir en el desarrollo cognitivo en las siguientes áreas:

  • Las culturas que integran la interpretación musical en la vida diaria pueden ver los beneficios del pensamiento creativo en el desarrollo cognitivo.
  • Es probable que las culturas que valoran los campos de las matemáticas y las ciencias fomenten este tipo de desarrollo cognitivo.
  • Las culturas con diversidad limitada o dinámicas interculturales tensas pueden hacer que un grupo se sienta superior o inferior a otro (piense en el sexismo y el racismo).

Desarrollo emocional y social

El desarrollo emocional de un niño también puede verse afectado por su cultura. El desarrollo emocional es la forma en que los niños aprenden a procesar sus sentimientos. Los niños que tienen fuertes convicciones religiosas pueden tener redes de apoyo emocional y espiritual para ayudarlos a desarrollarse emocionalmente. Por otro lado, algunos niños que han tenido la experiencia opuesta dentro de su comunidad religiosa sufren un retraso en el crecimiento emocional. Algunas culturas son más emotivas que otras, por lo que los niños de culturas más reservadas pueden no tener la misma exposición a las expresiones externas de toda la gama de emociones humanas.

La cultura puede tener efectos positivos y negativos en el desarrollo social. El desarrollo social se refiere a llevarse bien con los demás. Los niños se benefician de diversas experiencias sociales que fomentan una cultura de aceptación e inclusión. A veces, la identidad cultural ayuda con el desarrollo social al proporcionar intereses y actividades compartidas para disfrutar. Los niños aprenden a articular su cultura y a compartir con los demás comparando temas culturales interesantes entre sí.

Los maestros de preescolar pueden fomentar esta tendencia pidiendo a los niños y sus familias que participen en una comida compartida en la que todos contribuyan con su plato favorito. Estas comidas no necesitan ser particularmente étnicas o exóticas, sino un favorito de la familia o una receta transmitida por un abuelo. Compartir la comida es una excelente manera de ayudar a los niños a interactuar socialmente y practicar los modales mientras exploran las culturas de los demás.

Desarrollo fisico

El desarrollo físico , como la forma en que un niño desarrolla sus habilidades motoras y crece, puede verse afectado por la identidad cultural. Los factores culturales como las restricciones dietéticas y las elecciones de estilo de vida pueden mejorar o impedir el crecimiento de un niño. La imagen corporal, la obesidad infantil, los trastornos alimentarios, el hambre y la desnutrición son desafíos que las diferentes culturas enfrentan de diferentes maneras. Es importante que los maestros sean conscientes de estas diferencias y sean sensibles a estos temas.

Otros factores culturales pueden afectar el desarrollo físico, incluidas las creencias sobre el tratamiento médico, los deportes y las vacunas. Nuevamente, es importante que los maestros sean educados sobre las culturas de los estudiantes para que puedan comprender ciertas situaciones, sin sacar conclusiones precipitadas.

Desarrollo del lenguaje

Finalmente, el desarrollo del lenguaje tiene que ver con la comunicación y tanto la alfabetización como las habilidades verbales. Muchos estudiantes bilingües luchan por dominar los idiomas. Sin embargo, con el apoyo y la instrucción adecuados, los estudiantes bilingües pueden beneficiarse del impacto positivo de hablar más de un idioma en su desarrollo lingüístico. Los maestros también deben saber qué idioma habla el niño en casa. Si los padres no saben inglés, entonces la escuela podría ofrecer apoyo adicional a la familia, con el fin de apoyar plenamente al estudiante.

Resumen de la lección

En esta lección, analizamos varias formas en que la identidad cultural afecta el desarrollo infantil. La cultura es una forma de describir las diferentes formas en que las personas viven sus vidas. Los marcadores culturales como el arte, la etnia, la comida, el idioma, la música, la nacionalidad y la religión pueden afectar positiva o negativamente la capacidad de un niño para crecer en los principales dominios del desarrollo . Estos dominios del desarrollo incluyen el desarrollo cognitivo, emocional, social, físico y del lenguaje. Los maestros de preescolar pueden brindar oportunidades para reducir el impacto de cualquier efecto negativo y crear experiencias más positivas para los estudiantes de diversas culturas.

¡Puntúa este artículo!