foto perfil

Distensión, la guerra fría y Nixon: definición y política

Publicado el 5 octubre, 2020

Raíces de Détente

La política de distensión de Nixon, una palabra francesa que significa “liberación de tensiones”, marcó una encrucijada en la política exterior estadounidense y un compromiso oportuno para reducir las tensiones entre Estados Unidos y la Unión Soviética. La política de distensión se basó tanto en los acontecimientos mundiales como en una nueva orientación ideológica de la Casa Blanca de Nixon.

Las administraciones anteriores habían luchado con la mejor manera de manejar las tensiones entre Estados Unidos y la Unión Soviética. La Doctrina Truman, por ejemplo, fue una promesa de Estados Unidos de apoyar a cualquier nación que luche contra la agresión comunista. Sin embargo, la Doctrina Truman no especificó cuáles deberían ser las prioridades de defensa de Estados Unidos y, en principio, comprometió al país a guerras interminables. Como ejemplo, culminó en la Guerra de Corea.

La caída de China ante los comunistas en 1949 pareció haber creado un nuevo y poderoso aliado para la Unión Soviética. Cuando Eisenhower asumió el cargo, retiró a las tropas estadounidenses de Corea y comenzó una acumulación del arsenal nuclear estadounidense en lugar de las armas convencionales y las fuerzas terrestres. Esto creó la idea de que la amenaza de “destrucción mutuamente asegurada” desalentaría una guerra nuclear.

Cuando Kennedy asumió el cargo, optó por una “respuesta flexible” . Las armas nucleares no eran prácticas en la mayoría de las situaciones y la crisis de los misiles cubanos iluminó los peligros de la era nuclear. En respuesta, Kennedy creó unidades de las Fuerzas Especiales para operaciones terrestres a pequeña escala. Sin embargo, esta política permitió la escalada de la participación de Estados Unidos en el conflicto de Vietnam, en el que el presidente Johnson sumió a Estados Unidos, sobrepasando enormemente el alcance de Estados Unidos. Esta fue la situación que heredó Nixon cuando fue elegido.


El presidente electo Richard Nixon se reúne con el presidente Lyndon Johnson
Nixon y Johnson

Nixon persigue la distensión

Nixon reconoció la necesidad de una nueva política exterior sin abandonar la lógica de la contención (evitando que se expandan las influencias hostiles). Esta nueva proscripción de la política puede verse de dos formas principales. Primero, Nixon reconoció que el mundo no podía dividirse fácilmente en bloques democráticos y comunistas. Varias naciones de reciente independencia, como la India, habían adoptado una política de no alineación; Además, la disputa entre China y la Unión Soviética ilustró aún más la diversidad incluso dentro del mundo comunista. En segundo lugar, la Unión Soviética había alcanzado la paridad nuclear, o igualdad, con los Estados Unidos en armas nucleares, y se volvió demasiado peligroso continuar con este rígido enfrentamiento.

Para remediar esta situación, Nixon anunció la Doctrina Nixon , por la cual Estados Unidos reduciría sus compromisos militares y pasaría más responsabilidad a sus aliados. Sin embargo, continuaría apoyando a sus aliados únicamente con ayuda militar y financiera. Nixon afirmó: ‘Su tesis central es que Estados Unidos participará en la defensa y el desarrollo de sus aliados y amigos, pero que Estados Unidos no puede – y no podrá – concebir todos los planes, diseñar todos los programas, ejecutar todas las decisiones y emprender toda la defensa de las naciones libres del mundo. ‘ La lección que Nixon aprendió de la guerra de Vietnam fue que Estados Unidos tuvo que reducir sus compromisos militares.


El presidente Nixon cenando con el primer ministro chino Zhou Enlai
Nixon en China

Détente en China

Estados Unidos y China no habían tenido relaciones diplomáticas desde 1949. Nixon vio una oportunidad para reparar la relación entre China y Estados Unidos. También se dio cuenta de que realmente no había un bloque comunista unido, dada la división chino-soviética , y que podía impulsar un brecha entre la Unión Soviética y China. En julio de 1971, envió en secreto al secretario de Estado Henry Kissinger a China en una misión diplomática, y luego realizó una visita en febrero de 1972 para reunirse con el primer ministro Zhou Enlai y el presidente Mao Zedong. Estas reuniones históricas terminaron con la reapertura de China a Estados Unidos y la promesa de restablecer las relaciones diplomáticas plenas, que se concretó bajo el mandato del presidente Carter. Increíblemente, Nixon había logrado lo que ningún presidente de Estados Unidos había hecho en más de veinte años.


El presidente Nixon se reúne con el líder soviético Leonid Brezhnev
Nixon y Brezhnev

Détente con la Unión Soviética

La estrategia de Nixon en China funcionó y la Unión Soviética se acercó a Nixon. Ahora que los soviéticos tenían capacidades nucleares que rivalizaban con las de Estados Unidos, ambos países acordaron que había que hacer algo. En mayo de 1972, Nixon hizo la primera de dos visitas a Moscú para reunirse con el líder soviético Leonid Brezhnev para entablar conversaciones sobre un tratado. Los dos líderes firmaron varios acuerdos, pero los dos más importantes fueron el Tratado de Limitación de Armas Estratégicas (SALT 1) y el Tratado Anti-Balístico (ABM), que colectivamente limitaron el tamaño, alcance y número de sitios de lanzamiento de armas nucleares. Esto establecería las conversaciones SALT II bajo el presidente Carter, lo que agregó más restricciones.

Détente, OTAN y Tercer Mundo

Otro motivo de distensión fue el creciente poder industrial y económico de los países de Asia, África y Oriente Medio. Con el tiempo, la distinción entre el “primer mundo” y el “tercer mundo” comenzó a desvanecerse. En resumen, el mundo se volvió demasiado grande para ser administrado y era esencial cambiar a una política de asistencia en lugar de un compromiso militar. En Europa, esto se pudo ver incluso en Alemania. El canciller de Alemania Occidental, Willy Brandt, adoptó su política de Ostpolitik, que aceptaba la división de Alemania y respaldaba el acuerdo de statu quo. Los aliados de Estados Unidos en la OTAN no estaban del todo satisfechos con la distensión, ya que pensaban que Estados Unidos estaba abandonando su apoyo y protección al continente, pero Nixon argumentó que Europa debería hacer más por su propia defensa.


El presidente Nixon en Egipto con el presidente egipcio Anwar Sadat.
El Medio Oriente jugó un papel importante en la Doctrina Nixon
Nixon en Egipto

Resumen de la lección

La distensión marcó una encrucijada en la política exterior estadounidense y un compromiso oportuno para reducir las tensiones entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Nixon siguió esta nueva política por varias razones. Primero, Estados Unidos se había extendido demasiado en Vietnam y la nación estaba exhausta por la guerra. En segundo lugar, la URSS había alcanzado la paridad con Estados Unidos en su arsenal nuclear y tenía sentido reducir estas reservas para reducir las tensiones. En tercer lugar, Nixon buscó aprovechar la división chino-soviética, abrir China a Occidente y usar a China como una cuña contra la Unión Soviética. Cuarto, Nixon quería que Europa asumiera un papel más importante en su propia defensa. Por último, Nixon buscó reemplazar los compromisos militares estadounidenses con ayuda financiera y militar.

Articulos relacionados