Rodrigo Ricardo

Estrategias de gestión del aula preescolar

Publicado el 15 noviembre, 2020

Gestión preescolar

Si es un maestro por primera vez a punto de comenzar su trabajo en un aula de preescolar, es posible que sienta cierta ansiedad por la gestión del aula . Aunque ha recibido mucha educación y siente que tiene las habilidades de enseñanza para hacer bien su trabajo, la gestión del aula puede ser todavía un desafío.

Las estrategias descritas en esta lección le ayudarán en su salón de clases preescolar. La gestión del aula es un aspecto muy importante de la enseñanza preescolar y estas estrategias le ayudarán a implementar un plan eficaz en su propio aula.

Rutina y estructura

Muchos de sus estudiantes de preescolar ingresarán a la escuela por primera vez a nivel preescolar. Para algunos estudiantes, puede ser su segundo año de preescolar, pero para la mayoría, su salón de clases será el primero. La rutina y la estructura serán un aspecto importante de sus vidas mientras dure su educación. Por lo tanto, es importante que cree una base para ellos al incluir la rutina y la estructura en su plan de gestión del aula.

Para ayudar a sus estudiantes a acostumbrarse a la rutina y estructura de su salón de clases preescolar, presente estos conceptos a sus estudiantes tan pronto como entren al salón. Al hacerles saber a sus estudiantes dónde deben dejar sus cosas, dónde deben esperar a que comience el día y qué comportamiento se espera de ellos cuando ingresan al salón, ayudará a reducir la ansiedad que puedan tener los estudiantes y podrá comenzar su día de una manera más organizada. La comunicación clara y constante sobre el horario del día y sus expectativas de comportamiento marcarán una gran diferencia en el establecimiento de un ambiente de clase tranquilo.

También se debe establecer una rutina y una estructura para todo el día escolar. Al hacer las mismas cosas a la misma hora todos los días (como tener una reunión matutina para comenzar el día), sus estudiantes se adaptarán a la rutina diaria. Tener una rutina establecida lo ayudará a mantener a los estudiantes organizados y concentrados porque los estudiantes sabrán qué esperar de su día y qué comportamiento se espera de ellos.

Actividades atractivas

La clave para administrar un aula llena de estudiantes en edad preescolar es mantenerlos ocupados con actividades atractivas. Un estudiante que no está comprometido es un estudiante aburrido. Un estudiante aburrido puede convertirse en una distracción para otros estudiantes. Tales casos de aburrimiento tienen el potencial muy poderoso de enviar a toda la clase al desorden.

Al crear actividades para estudiantes de preescolar, asegúrese de que participen adecuadamente en la actividad. Sus actividades deben hacer que los estudiantes dibujen, coloreen, corten, peguen o se muevan lo más posible. Es poco probable que sus estudiantes se queden quietos durante un período de tiempo prolongado, por lo que planificar actividades que los mantengan en movimiento también puede mantenerlos concentrados.

Un ejemplo de una actividad atractiva sería un proyecto de elaboración que requiera que los estudiantes se muevan a diferentes estaciones alrededor del salón para realizar varias tareas. Por ejemplo, los estudiantes pueden colorear en una mesa, cortar en otra, pegar en otra y colgar su trabajo en otro lugar de la sala. Esta actividad mantendrá a sus estudiantes interesados ​​y en movimiento por la sala durante un período de tiempo mientras usted supervisa desde un punto central, haciendo que la sala sea más manejable.

Reglas y consecuencias claras

Los estudiantes de preescolar prosperan en un entorno en el que hay reglas claras y consecuencias por romper esas reglas. Las reglas de su salón de clases deben ser lo suficientemente simples y concisas para que los estudiantes de tres y cuatro años las puedan entender y recordar fácilmente. Tómese un tiempo al comienzo del año para hablar sobre las reglas del salón de clases con sus estudiantes. Además, durante este tiempo, explique a los estudiantes las consecuencias de romper las reglas. Las reglas deben publicarse en el aula como un recordatorio visual de los comportamientos que se consideran aceptables e inaceptables en la escuela.

Al hacer cumplir las reglas de su salón de clases, es importante recordar que el refuerzo positivo es una herramienta útil. Al elogiar a los estudiantes que siguen las reglas, es menos probable que tenga que castigar a los estudiantes que las infringen. Tener un sistema de recompensas para los estudiantes que siguen las reglas es una forma útil de refuerzo positivo. Un ejemplo de esto sería una tabla de “atrapado haciendo bien” en la que un estudiante coloca una pegatina cada vez que lo elogia por seguir las reglas.

Resumen de la lección

La gestión del aula preescolar es similar a cualquier otra gestión del aula, excepto que está trabajando con estudiantes que quizás nunca antes hayan estado expuestos a un entorno de aula. Las estrategias efectivas para el manejo del aula preescolar incluyen proporcionar rutina y estructura, proporcionar actividades atractivas y establecer reglas y consecuencias claras. Estas estrategias le permiten no solo aclimatar a sus estudiantes de preescolar a su salón de clases, sino también prepararlos para futuras clases. Si está a punto de enseñar en un aula de preescolar por primera vez, estos consejos le ayudarán a garantizar que su aula esté bien organizada y administrada.

¡Puntúa este artículo!