Grupo Metilo: Estructura y fórmula

Publicado el 18 septiembre, 2020

¿Qué es un grupo metilo?

En química, el grupo metilo es un tipo diminuto. Pero lo que le falta a este diminuto grupo en tamaño, lo compensa con creces en popularidad: no es raro encontrarlo unido a una amplia variedad de moléculas orgánicas.

Un grupo metilo es una molécula que contiene un átomo de carbono rodeado por tres átomos de hidrógeno; pertenece a una familia orgánica llamada grupo alquilo. El grupo alquilo es un tipo de grupo funcional donde todos los miembros contienen átomos de carbono e hidrógeno. Por lo tanto, tiene sentido por qué un grupo metilo pertenecería a este grupo funcional particular. En el siguiente diagrama, al que nos referiremos como diagrama 1, encontrará algunos de los hermanos y hermanas del grupo metilo en la familia de los alquilos.

¿Puedes ver el grupo metilo? Pista: está sombreada en verde.

Comportamiento y propiedades

El grupo metilo se encuentra comúnmente unido a compuestos orgánicos más grandes. Por ejemplo, en el siguiente diagrama, al que llamaremos diagrama dos, verá que un grupo metilo es parte de dos estructuras orgánicas diferentes. Debido a este vínculo, la presencia de un grupo metilo puede influir en la forma en que un compuesto orgánico se comporta en una solución o incluso en nuestro cuerpo. Antes de abordar este concepto, es posible que se esté preguntando acerca de las características del grupo metilo, como su clasificación como enlace covalente no polar y su capacidad para hacer compuestos orgánicos hidrófobos.

  • Un enlace no polar es un tipo de enlace covalente que describe la forma en que dos o más átomos comparten electrones entre sí. Los enlaces covalentes involucran átomos que están dispuestos a compartir electrones entre sí para permanecer unidos. Un enlace covalente no polar se refiere a aquellos átomos que comparten un número igual de electrones entre sí. No hay acaparamiento de electrones cuando los átomos tienen enlaces covalentes no polares.
  • La hidrofobicidad se refiere a la extrema aversión de un átomo o una molécula por el agua. Al examinar la nomenclatura, o el nombre, de este término, vemos que el prefijo de esta palabra, hidro- , significa ‘agua’, y que el sufijo, fóbico- , significa ‘miedo’. En relación con los enlaces no polares, una molécula que es hidrófoba se clasifica como no polar. Si bien a estas moléculas les encanta compartir electrones entre sí, cuando se colocan en una solución que contiene agua, ¡el proceso de compartir deja de existir!

Estructura y fórmula

La fórmula molecular de un grupo metilo es muy fácil de recordar: R-CH 3 . También se puede escribir simplemente como Yo. La estructura de un grupo metilo también es bastante fácil de recordar, como se muestra en el diagrama 2, donde están presentes átomos de carbono e hidrógeno.

Ya sea que sea parte de una estructura orgánica más grande o esté solo, el CH 3 siempre se denomina metilo. Al examinar los diagramas de compuestos químicos, recuerde que un grupo metilo siempre contendrá tres átomos de hidrógeno unidos a un átomo de carbono.

Tipos de grupos de metilo independientes

Los grupos de metilo que vuelan solos o independientes, se dividen en tres tipos o formas diferentes: catión, anión o radical, como se muestra en el diagrama tres que se muestra aquí.

Un catión es cualquier molécula que tiene una carga positiva, mientras que un anión tiene una carga negativa. En comparación, los radicales son moléculas a las que les faltan electrones. Por ejemplo, cuando un átomo, que está compuesto por pares de electrones, hace lo impensable y arranca uno de sus electrones, el que queda atrás ya no está emparejado, lo que es realmente algo radical.

Importancia de los grupos de metilo

Anteriormente mencionamos cómo la presencia de un grupo metilo puede alterar el comportamiento de las moléculas en nuestro cuerpo. Los grupos de metilo circulan naturalmente en nuestro cuerpo para garantizar que los procesos biológicos funcionen de la manera en que fueron diseñados. Un proceso en particular se llama metilación del ADN. La metilación del ADN es una forma de regular genes en nuestro cuerpo mediante la adición de un grupo metilo al ADN.

Cuando comemos mal, como cuando nos damos un festín con carbohidratos blancos como la deliciosa pasta y el pan blanco, o cuando consumimos alimentos azucarados, los grupos metilo en nuestro cuerpo comienzan a disminuir. Esta disminución en la presencia afecta a procesos normales, como la metilación del ADN, que puede contribuir a problemas graves con el tiempo, como trastornos autoinmunes o neurodegenerativos, cáncer u otras enfermedades.

Resumen de la lección

Revisemos. Los grupos metilo , que forman parte del grupo funcional alquilo, contienen un átomo de carbono rodeado por tres átomos de hidrógeno, expresados ​​como CH 3 . Entre sus propiedades únicas se encuentran la capacidad de formar enlaces covalentes no polares e hidrofobicidad. Los grupos metilo se pueden encontrar solos o como parte de estructuras orgánicas. Cuando se encuentran solos, los grupos metilo pueden existir como catión, anión o radical.

En biología, los grupos metilo juegan un papel en la metilación del ADN. El agotamiento de los grupos metilo en el cuerpo puede contribuir a una mala nutrición y dieta. Aunque pequeña, esta estructura molecular juega un papel muy importante en los procesos químicos y biológicos.

5/5 - (1 vote)