Rodrigo Ricardo

Parábola en la literatura: Descripción general y ejemplos

Publicado el 27 julio, 2022

¿Qué es una parábola?

La narración ha sido un elemento básico de la sociedad humana durante siglos. La primera historia escrita, La epopeya de Gilgamesh, se registró alrededor del año 2000 a. C., y la tradición de la narración oral es aún más antigua. Las historias se utilizan para entretener a la gente, influir en el comportamiento y preservar eventos y tradiciones. Una función de larga data de las historias es transmitir la moral o los valores de una sociedad. Este es el propósito de una parábola. ¿Qué es una parábola? La definición de la parábola es una historia corta o narrativa diseñada para ofrecer una lección moral o espiritual. A veces, el punto moral es simple, como “Sea amable”. Otras costumbres son más complejas.

¿De dónde vienen las parábolas? La palabra está relacionada con la palabra griega paraballein, que combina las palabras para Pará (al lado) y bállein (lanzamiento). Tres de los significados de esta palabra griega contribuyen a la definición de la parábola:

  • Para comparar: Algunas parábolas presentan una comparación entre las acciones de dos personajes o entre dos opciones posibles. Además, los lectores deben comparar los escenarios de la parábola y las acciones de los personajes con sus propias vidas.
  • Para poner al lado o colocar en paralelo: una parábola toma dos ideas: una situación identificable que se basa en imágenes de la vida real y una lección moral abstracta. Los elementos concretos y abstractos se colocan uno al lado del otro para que los lectores puedan utilizar el escenario común para comprender mejor el concepto moral.
  • Dirigir el propio rumbo: el autor de una parábola tiene la intención de influir en las acciones de los lectores. Una parábola está destinada a convencer a los lectores de que elijan una determinada acción o actitud moral.

Las parábolas son a menudo de naturaleza religiosa. En la narración bíblica, Jesús contó numerosas parábolas que usó para explicar un punto de enseñanza a su audiencia. A menudo, le contó una parábola a una multitud y luego también explicó las implicaciones morales. Algunas de las parábolas de Jesús se hicieron eco de las parábolas rabínicas hebreas anteriores conocidas como meshalim. De manera similar, las parábolas se pueden encontrar en las tradiciones hindú, budista e islámica. En el contexto secular, las parábolas se encuentran en registros filosóficos como los contados por Sócrates, e incluso pueden identificarse en libros y películas modernos.

Características de una parábola

Las parábolas se caracterizan por algunos atributos unificadores.

  • Brevedad: Las parábolas son breves y van rápidamente al grano. Las parábolas pueden tener varios párrafos o varias páginas, y pueden ser tan breves como unas pocas oraciones.
  • Simbolismo: las parábolas a menudo se basan en el lenguaje metafórico para ilustrar sus puntos.
  • Subtexto: Una parábola generalmente implica una recomendación de comportamiento. El autor quiere que la audiencia actúe o piense de cierta manera. El subtexto está implícito.
  • Moraleja: El tema de una parábola es una lección moral o espiritual y puede expresarse explícitamente. La moraleja está relacionada con el subtexto.
  • Personajes humanos: a diferencia de otros tipos de historias con moraleja, las parábolas presentan personajes humanos y eventos realistas.

Estos atributos de las parábolas las distinguen de otros estilos de historias.

Significado de las parábolas

Muchos conceptos filosóficos y espirituales son abstractos. Por ejemplo, un niño al que se le dice que “muestre empatía” podría tener dificultades para saber qué hacer. Sin embargo, una parábola que presenta un personaje infantil creíble en un entorno familiar y una situación con la que se puede relacionar puede darle al niño una imagen de cómo es la empatía y por qué es un rasgo deseable. Las parábolas son vehículos excelentes para enseñar rasgos morales y lecciones a los niños. Las parábolas también se pueden utilizar para explicar conceptos filosóficos más complejos para audiencias mayores.

Un uso adicional de las parábolas es defender una posición filosófica o moral específica. Alguien que desee persuadir a otro de que “el bien de muchos supera al bien de unos pocos” podría emplear una parábola con personajes relacionados en una situación que sea familiar y creíble para el público objetivo. Las parábolas intentan cambiar el punto de vista o el comportamiento de su audiencia apelando a la emoción e imaginación de la audiencia, creando empatía con los personajes de la parábola y proporcionando una ilustración concreta de lo que parece abrazar el tema moral del autor.

Ejemplos de parábolas

Se pueden encontrar ejemplos de parábolas en una variedad de fuentes. Algunas parábolas son muy antiguas, pero otras son de origen más reciente.

  • El hijo pródigo: En la Biblia, Jesús cuenta la parábola del hijo pródigo. Es un joven que solicita su herencia a su padre antes de que éste muera. El hijo luego desperdicia la herencia y se queda sin un centavo. Desesperado, regresa a casa con la esperanza de que su padre lo emplee como sirviente. El padre, sin embargo, le da la bienvenida a casa con un banquete. En la versión budista de la misma historia, un hijo le roba a su padre y lo pierde todo. Mientras mendigaba en la calle es contratado por su padre, quien no lo reconoce. Trabaja su camino en la casa hasta que hereda todas las riquezas de su padre. El enfoque en la versión bíblica es el perdón del padre, mientras que el enfoque en la historia budista es el arduo trabajo del hijo.
  • La historia de dos hombres: En el Corán hay una historia de dos hombres. Se tiene una gran riqueza, incluidos los viñedos que dan frutos abundantes y son regados por un rico arroyo. El hombre rico se jacta ante un amigo, quien le advierte de su orgullo. Finalmente, los viñedos del hombre se arruinan y lamenta su jactancia. La lección moral de la historia es no jactarse ni estar orgulloso de la riqueza o el estatus.
  • Una caja llena de besos: esta breve historia secular habla de un hombre en una mala situación financiera que está enojado con su pequeña hija por desperdiciar un rollo de papel de regalo dorado para envolver una caja vacía. Cuando la hija le dice que no está vacío, sino una caja de besos para él, se arrepiente de su enfado y pide perdón. Cuando la pequeña hija muere, el hombre aprecia la caja como un recordatorio de su amor. La lección del cuento es el valor del amor sobre las posesiones.
  • La parábola del barbero y las siete tinajas de la codicia: En esta parábola hindú, una persona desconocida ofrece a un hombre siete tinajas de oro. Cuando recibe los frascos, encuentra que uno está medio vacío. Se obsesiona con llenar el frasco medio vacío, vertiendo todos sus ahorros en el frasco y trabajando más para intentar llenarlo. Nada de lo que pone cambia el contenido del frasco. Se vuelve miserable. Su rey le pregunta por su miseria y le dice que son las siete tinajas de la codicia. El hombre solo puede ser feliz si devuelve las tinajas de oro. Lo hace, y con los frascos también pierde todo lo que puso. El mensaje de la historia es evitar el acaparamiento y la codicia, porque tienen un precio muy alto.

Estos ejemplos de parábolas son solo algunos de los muchos que están disponibles en la literatura secular y religiosa.

¿Cómo escribir una parábola?

Muchas parábolas se escribieron hace mucho tiempo y se transmitieron a través de la tradición oral o escrita. Debido a su edad, algunas parábolas usan ilustraciones de la vida real que no son familiares para una audiencia moderna. Por esta razón, los escritores que deseen enseñar una lección pueden optar por escribir sus propias parábolas. Los posibles escritores de parábolas pueden seguir tres sencillos pasos para elaborar sus cuentos:

  1. Exprese una lección moral.
  2. Determine las consecuencias asociadas con seguir o ignorar la lección moral.
  3. Escribe una historia con un principio, un desarrollo y un final.

Las parábolas escritas para una audiencia específica tienen la ventaja de abordar directamente los intereses de los oyentes y ser memorables y fáciles de identificar.

Lección moral

El primer paso para escribir una parábola es determinar la lección moral que enseñará la parábola. ¿Qué mensaje o consejo importante transmitirá la parábola? ¿Por qué es importante esta lección? ¿Para quién es importante esta lección? Exprese la lección moral en términos concisos, luego anote cualquier detalle que deba incluirse.

Consecuencias

Las parábolas a menudo ilustran las consecuencias de las acciones. Si una persona no sigue el consejo moral de la parábola, ¿cuál podría ser el resultado? Considere también las consecuencias positivas. ¿Qué beneficios hay al seguir los consejos morales? Seleccione ejemplos específicos de consecuencias para usar en la parábola.

Principio, medio y final

Una parábola debe escribirse siguiendo una estructura de historia simple de principio, medio y final. El comienzo de la parábola presenta el escenario y los personajes. En medio de la parábola, explica el conflicto que enfrentan los personajes. El conflicto debe relacionarse con la lección de la parábola. El final explica los resultados del conflicto y las consecuencias positivas o negativas de las decisiones morales del personaje y reitera la lección moral. Al escribir el principio, el medio y el final de la historia, considere la audiencia que leerá la parábola. Asegúrese de que los ejemplos de la vida real utilizados sean algo que la audiencia pueda entender.

Parábola vs Alegoría

Las parábolas no son el único tipo de historia que presenta una lección moral. Las alegorías son historias o poemas donde se diseñan diferentes elementos para transmitir un significado abstracto o espiritual. Por ejemplo, una alegoría muy conocida es la Granja de animales de George Orwell, donde diferentes animales de la granja representan personajes históricos de la Revolución Rusa. Las alegorías y las parábolas están relacionadas en su uso del lenguaje simbólico. El enfoque de una alegoría está en la representación: las personas, las ideas, los lugares y los temas representados por cada elemento de la narrativa. El enfoque de una parábola es la lección moral ilustrada por los personajes y eventos de la narración.

Parábola vs Apólogo

Otro estilo de historia que se relaciona con las parábolas es el apólogo. Las disculpas son historias cortas que tienen la intención de transmitir una lección y, a menudo, utilizan animales como personajes. Las disculpas a menudo se escriben para una audiencia de niños. A diferencia de las parábolas, que generalmente tienen escenarios realistas, los disculpas permiten un elemento de fantasía mientras mantienen un punto moral. Las obras de Esopo son reconocidos apólogos. Un ejemplo es “La liebre y la tortuga”, en la que una tortuga golpea a una liebre en una carrera porque la liebre se vuelve demasiado confiada y se detiene para hacer otras cosas en el camino.

Resumen de la lección

Una parábola es una narración breve destinada a transmitir un punto espiritual o moral. La palabra parábola proviene de la palabra griega paraballein y refleja tres aspectos de esa palabra: comparar; para colocar al lado o para colocar en paralelo; y dirigir el rumbo de uno. Las características de las parábolas incluyen:

  • Brevedad
  • Simbolismo
  • Trasfondo
  • Moral
  • Personajes humanos

Las parábolas son útiles para concretar y comprender conceptos espirituales o abstractos, especialmente para los niños. Las parábolas también se pueden utilizar para promover una posición filosófica o moral. Los ejemplos de parábolas se encuentran tanto en la literatura religiosa como en la secular, como “El hijo pródigo” en los textos bíblicos y budistas, “La historia de dos hombres” en el Corán, “Una caja llena de besos” (un cuento secular) y “La parábola del barbero y las siete tinajas de la codicia” en escritura hindú.

Para escribir una parábola, los escritores deben:

  • Elija una lección moral.
  • Determine las consecuencias de seguir o no seguir la lección.
  • Escribe una historia con un principio, un desarrollo y un final.

Las parábolas están relacionadas con otros tipos de historias, como las alegorías, en las que la mayoría de los elementos de la historia representan personas / lugares / ideas, y los apólogos, que enseñan una lección moral utilizando personajes de animales u otros elementos no realistas.

5/5 - (12 votes)