Rodrigo Ricardo

Pruebas autoinmunes en medicina de laboratorio

Publicado el 7 abril, 2022

Cuando el cuerpo ataca

Se supone que el sistema inmunológico protege el cuerpo contra microorganismos tales como virus y bacterias. Por ejemplo, si una bacteria ingresa al cuerpo, el sistema inmunitario inicia una respuesta muy elaborada para matar esta bacteria antes de que pueda causar una enfermedad. Esta respuesta inmunitaria implica la formación de glóbulos blancos específicos y otras proteínas que funcionan para destruir y eliminar sustancias extrañas que han ingresado al cuerpo.

Sin embargo, a veces el sistema inmunitario comenzará a atacar y matar células normales y sanas del cuerpo en lugar de virus y bacterias, una condición que se conoce como enfermedad autoinmune .

Hay varias enfermedades autoinmunes diferentes, que incluyen:

  • Artritis Reumatoide
  • Lupus
  • Enfermedad celíaca
  • Diabetes tipo I

El lupus es una enfermedad autoinmune que afecta varias áreas del cuerpo.
lupus

Pruebas autoinmunes

No existe una prueba específica que pueda usarse para diagnosticar a alguien con una enfermedad autoinmune. Más bien, a menudo se utilizan varias pruebas para diagnosticar estas afecciones, muchas de las cuales analizan los anticuerpos antinucleares (ANA) y la proteína C reactiva.

Anticuerpo antinuclear

Los anticuerpos son proteínas creadas por el sistema inmunológico para ayudar a proteger el cuerpo contra virus o bacterias. Por ejemplo, cuando un virus ingresa al cuerpo, un sistema inmunológico saludable producirá anticuerpos específicos para ese virus, y estos anticuerpos ayudarán a destruir y eliminar el virus.

Una enfermedad autoinmune también puede causar la producción de anticuerpos. Sin embargo, los anticuerpos producidos por una enfermedad autoinmune son diferentes de los anticuerpos producidos por un sistema inmunitario saludable. Los anticuerpos producidos por una enfermedad autoinmune se conocen como anticuerpos antinucleares (ANA) . Un grupo específico de ANA también se conoce como anticuerpos anti-ADN de doble cadena (anti-dsDNA).

Los médicos pueden analizar la sangre para detectar la presencia de ANA. Si se encuentran ANA en la sangre, puede ser una señal de que la persona tiene una enfermedad autoinmune. La prueba de sangre para detectar ANA es a menudo la primera prueba que realizará un médico si se cree que una persona puede tener una enfermedad autoinmune. Analizar la sangre para detectar ANA puede ayudar a determinar si una persona tiene o no una enfermedad autoinmune. Sin embargo, no puede determinar qué enfermedad autoinmune específica puede tener la persona.

Proteína C-reactiva

Las proteínas C reactivas (PCR) son proteínas que el cuerpo produce en respuesta a la inflamación. Por ejemplo, si una persona se enferma debido a un virus o una bacteria, el cuerpo se inflamará (por ejemplo, algunas partes del cuerpo pueden enrojecerse e hincharse). Esta inflamación hace que el cuerpo produzca PCR, y la PCR funciona para ayudar a destruir el microorganismo que causó la enfermedad.


Este es un modelo de PCR, una proteína que se produce en respuesta a la inflamación en el cuerpo.
PCR

Cuando una persona sufre de una enfermedad autoinmune, su cuerpo estará constantemente inflamado, lo que llevará a la producción de PCR. Por ejemplo, el lupus es una enfermedad autoinmune que causa una inflamación generalizada en el cuerpo, como en la piel, las articulaciones, el corazón, los riñones y el cerebro. Esta inflamación generalizada hará que el cuerpo produzca PCR. Por lo tanto, los médicos pueden analizar la sangre para detectar PCR para ayudar a diagnosticar ciertas enfermedades autoinmunes. Los niveles elevados de PCR en la sangre pueden indicar la presencia de una enfermedad autoinmune. Cuanto más altos son los niveles de PCR, más grave es la condición de la enfermedad.

Resumen de la lección

Una enfermedad autoinmune es una afección en la que el sistema inmunitario comienza a atacar y destruir las células normales y sanas del cuerpo. Los ejemplos de enfermedades autoinmunes incluyen artritis reumatoide, lupus, enfermedad celíaca y diabetes tipo I. Las muestras de sangre se pueden analizar en busca de sustancias específicas, como anticuerpos antinucleares y proteína C reactiva, para ayudar a diagnosticar enfermedades autoinmunes.

Los anticuerpos son proteínas creadas por el sistema inmunológico para ayudar a proteger el cuerpo contra los microorganismos patógenos. Una enfermedad autoinmune puede hacer que el sistema inmunitario produzca un tipo específico de anticuerpo conocido como anticuerpos antinucleares (ANA) . Los ANA que se encuentran en una muestra de sangre se pueden usar para diagnosticar a una persona con una enfermedad autoinmune.

Las proteínas C reactivas (PCR) son proteínas que el cuerpo produce en respuesta a la inflamación, como cuando una persona se enferma a causa de un virus o una bacteria. Muchas enfermedades autoinmunes causan inflamación generalizada en el cuerpo (lupus), lo que lleva a la producción de altas cantidades de PCR. Por lo tanto, los médicos pueden analizar la sangre para detectar niveles elevados de CRP para ayudar a diagnosticar una enfermedad autoinmune.

Descargo de responsabilidad médica: la información en este sitio es solo para su información y no sustituye el consejo médico profesional.

¡Puntúa este artículo!