Rodrigo Ricardo

Cómo informar el progreso del aprendizaje a estudiantes y padres

Publicado el 6 noviembre, 2020

Progreso de informes

Atrás quedaron los días en que los estudiantes iban a la escuela y simplemente traían a casa una boleta de calificaciones cada pocos meses. Hoy en día, los estándares educativos exigen muchos más informes, por lo que la comunicación entre los padres, el estudiante y el educador es primordial en la mayoría de las escuelas.

Para profundizar un poco más en esto, la lección de hoy incluirá algunas formas comunes de informar el progreso de aprendizaje de los estudiantes. Debido a que este es un tema tan amplio, nos ceñiremos a algunos métodos principales de presentación de informes.

Documentación sumativa

Nuestro primer tipo de comunicación es el de documentación sumativa. La documentación sumativa comunica el progreso del estudiante al final de un período de aprendizaje. Las boletas de calificaciones son probablemente las formas más empleadas de documentación sumativa.

Al igual que las boletas de calificaciones, la mayoría de la documentación acumulativa es de naturaleza oficial. Debido a su naturaleza oficial, la documentación acumulativa generalmente requiere la firma de un padre o tutor. Esto no solo es importante para garantizar el aprendizaje de los estudiantes; en el clima educativo actual, también es necesario para la protección de los docentes. Infeliz es el día en que un padre llama para decirle a la administración que no tenían idea de que el pequeño Johnny había reprobado tres de los últimos cuatro trimestres de matemáticas. La documentación sumativa firmada apagará esta chispa antes de que tenga la oportunidad de encenderse.

Comunicación formativa

Junto con la documentación sumativa, tenemos la comunicación formativa . A diferencia del tipo sumativo, este tipo comunica el aprendizaje del estudiante durante la instrucción. La comunicación formativa se puede documentar con cosas como informes de progreso a medio plazo. Sin embargo, también puede ser tan informal como una llamada telefónica a casa o una nota alentadora del maestro.

De cualquier manera, este tipo de comunicación se utiliza para que los estudiantes y los padres sepan cómo van las cosas. ¿Necesita el pequeño Johnny ayuda con la tarea más concentrada en matemáticas? ¿Suzy está luchando en la ciencia? La comunicación formativa es necesaria para responder a estas preguntas antes de que sea demasiado tarde. Su uso elimina muchos problemas en el paso.

Documentación estandarizada

El clima educativo muy legislado de hoy también exige documentación estandarizada como medio de comunicación. Como su nombre lo indica, la documentación estandarizada comunica los resultados de evaluaciones estandarizadas que miden y comparan el desempeño de los estudiantes.

Hecho obligatorio por cosas como Que Ningún Niño Se Quede Atrás y los nuevos Estándares Básicos Comunes, la documentación estandarizada o la comunicación estandarizada de la escuela al hogar está plagada de estándares y dictados legales. Una boleta de calificaciones o una calificación de referencia ya no es suficiente para cumplir con los requisitos de comunicación.

Documentación casual

Afortunadamente, no todas las comunicaciones deben ser tan formales. Las escuelas todavía tienen algunas opciones de comunicación propias. Por ejemplo, algunos educadores emplean boletines informativos como una forma de mantener a los padres al tanto de lo que está sucediendo.

Por ejemplo, la maestra de mi hija envía a casa una carta semanal ” What’s Going On” todos los viernes. Otros educadores requieren que los estudiantes tengan un libro de agenda que los padres deben firmar todas las noches. Este medio de comunicación involucra a todos. Otras escuelas tienen jornadas de puertas abiertas mensuales en las que se invita a los padres a ver las presentaciones y carpetas de trabajo de los estudiantes. En lugar de simplemente leer estadísticas o calificaciones con letras en un formulario, los padres pueden ver de primera mano lo que está sucediendo dentro de las paredes del aula.

Resumen de la lección

El clima educativo actual exige una comunicación abierta entre estudiantes, padres y educadores. Esta comunicación se puede lograr de varias formas:

La documentación sumativa comunica el progreso del estudiante al final de un período de aprendizaje. Por lo general, al ser un documento escrito, oficial y que requiere la firma de los padres, las boletas de calificaciones son un gran ejemplo de documentación sumativa.

La comunicación formativa comunica el aprendizaje de los estudiantes durante la instrucción. La comunicación formativa puede ser informal o formal. Va desde una nota del maestro hasta un informe de referencia.

La documentación estandarizada comunica los resultados de una evaluación estandarizada que mide y compara el desempeño de los estudiantes. Obligado por leyes como Que Ningún Niño se Quede Atrás y los Estándares Básicos Comunes, la documentación estandarizada conlleva muchos estándares e implicaciones legales.

A pesar del clima educativo actual, algunas comunicaciones aún pueden ser relajadas e informales. Puede tomar la forma de boletines informativos, agendas y jornadas de puertas abiertas.

Lección de un vistazo

Los padres de niños en las escuelas de hoy tienen muchas oportunidades de aprender cómo se desempeñan académicamente sus hijos. Se envían diferentes tipos de documentación y comunicación a los padres de forma formal o informal por parte de los profesores.


La comunicación formativa puede ser una forma formal o informal de que los estudiantes y los padres sepan cómo van las cosas.
notas de progreso

Los resultados del aprendizaje

Repase esta lección para que pueda:

  • Contrastar la comunicación formativa con la documentación sumativa
  • Identificar qué tipo de comunicación está plagada de normas y dictados legales.
  • Proporcione ejemplos de documentación casual

¡Puntúa este artículo!