Conciencia falsa en sociología: definición y ejemplos

Publicado el 22 septiembre, 2020

Definición de falsa conciencia

La falsa conciencia es un término que los economistas y filósofos marxistas utilizan para describir un estado mental particular que impide que una persona reconozca la injusticia de su situación actual. Según los marxistas, este estado mental impide que las personas combinen sus esfuerzos y tomen medidas para tener una vida mejor de la que tienen actualmente.

El marxismo es una visión que critica la desigualdad de las sociedades capitalistas. La economía de las sociedades capitalistas está orientada a recompensar a los propietarios privados de empresas que obtienen mayores beneficios. El marxismo señala que los sistemas capitalistas promueven la explotación de los trabajadores . Esta explotación implica maltratar o aprovecharse de quienes brindan la mano de obra para producir los bienes y servicios que dan a los propietarios sus ganancias.

Entonces, si un sistema capitalista no está diseñado para beneficiar a un trabajador, ¿por qué un trabajador no se rebela contra él? Hay pocos dueños de negocios y muchos trabajadores, entonces, ¿no tienen un gran poder cuando se combinan? Según los marxistas, la respuesta es que los trabajadores, conocidos como proletariado , no son conscientes de que su situación es tan terrible e injusta como realmente es. Han asumido creencias y valores que benefician a la clase dominante, conocida como burguesía . Esta mentalidad se llama falsa conciencia. Desde un punto de vista marxista, es una de las principales razones por las que los trabajadores explotados como grupo no siempre resisten al sistema capitalista.

Los marxistas dirían que los trabajadores necesitan desarrollar una mayor conciencia de clase . Esto se puede definir como la forma en que una persona ve su rango o clase en la sociedad. Si los trabajadores se dan cuenta de que tienen el poder de mejorar las cosas, podrían coordinarse con otros en posiciones similares para resistir el status quo y revolucionar el sistema económico. Esto podría lograrse mediante esfuerzos colectivos como sindicatos, legislación que enfatice el bienestar social o incluso una reforma completa de la economía. En cambio, la falsa conciencia lleva a los trabajadores a adoptar puntos de vista que realmente benefician a quienes están por encima de ellos en rango social y estatus económico, lo que solo mantiene el sistema injusto en su lugar.

Ejemplos

Un ejemplo de falsa conciencia es cuando una persona vota de tal manera que en realidad podría beneficiar a los de una clase más rica en lugar de beneficiar a los de su propio rango económico. Por ejemplo, una persona podría votar por una reducción de impuestos para aquellos con más riqueza de la que tiene, aunque este dinero de los impuestos podría haberse utilizado para beneficiar a la comunidad del individuo. ¿Por qué haría esto?

Los votantes podrían creer que los ricos han trabajado duro y deberían quedarse con más de lo que ganan. Podrían creer que un gobierno más grande no es una buena idea en general porque significa que los representantes gubernamentales tienen más poder. Los votantes también podrían creer que si los ricos reciben una exención fiscal, pueden usar ese dinero extra para canalizar más dinero hacia la economía, lo que en última instancia podría beneficiarlos.

Los marxistas especularían que el proletariado vota de esa manera principalmente porque ha adoptado las opiniones de quienes están en mejor situación económica que ellos. Son creencias reforzadoras que mantienen el sistema en su lugar. Quizás una persona de clase baja cree firmemente en la idea: “Si trabajo lo suficiente, también seré rico”, aunque es poco probable que una persona se convierta en miembro de los superricos sin comenzar siendo rico.

Otro ejemplo potencial de falsa conciencia es cuando una mujer elige usar zapatos incómodos de tacón alto todos los días. Desde un punto de vista médico, este calzado no es lo mejor para ella porque podría desarrollar una variedad de dolencias dolorosas. Sin embargo, ella puede ver los zapatos como hermosos, elegantes e incluso empoderadores debido a los muchos anuncios en la sociedad que muestran a mujeres hermosas con tacones altos. Una feminista marxista podría analizar esta situación adaptando el marxismo para mirar la desigualdad entre los sexos. Se podría decir que la mujer que usa tacones altos tiene una conciencia falsa porque quiere usar zapatos que no son lo mejor para ella y que la obligan a soportar dolores y posibles problemas en los pies y las piernas.

Crítica

Una crítica a la idea de la falsa conciencia es que, por definición, no da mucho crédito a los trabajadores (oa la mujer que lleva zapatos de tacón) por ser conscientes de sus propias circunstancias. El marxismo sugiere que hay una “verdad” en nuestras circunstancias que es real, mientras que otros puntos de vista son falsos. No todo el mundo está de acuerdo en que exista este tipo de realidad objetiva o en que las distinciones de clase descritas originalmente por los primeros marxistas sigan siendo relevantes.

Por ejemplo, el pensador francés Michel Foucault y muchos otros han criticado la simplificación de las personas hasta estas claras relaciones de poder. En cambio, estos teóricos sugieren formas alternativas de ver el mundo. Los críticos del concepto de falsa conciencia argumentarían que ambos ejemplos, el votante y la mujer que usa tacones altos, tienen razones más complejas para sus elecciones que las que pueden describirse simplemente desde una perspectiva marxista.

Resumen de la lección

La falsa conciencia es un término que los economistas y filósofos marxistas utilizan para describir un estado mental particular que impide que una persona reconozca la injusticia de su situación actual.

El marxismo es una visión que critica la desigualdad de las sociedades capitalistas. La economía de las sociedades capitalistas está orientada a recompensar a los propietarios privados de empresas que obtienen mayores beneficios. El marxismo señala que los sistemas capitalistas promueven la explotación de los trabajadores . Esta explotación implica maltratar o aprovecharse de quienes brindan la mano de obra para producir los bienes y servicios que dan a los propietarios sus ganancias.

Según los marxistas, los trabajadores, conocidos como proletariado , no son conscientes de que su situación es tan terrible e injusta como realmente es. Han asumido creencias y valores que benefician a la clase dominante, conocida como burguesía . Los marxistas argumentarían que los trabajadores necesitan desarrollar una mayor conciencia de clase , que puede definirse como la forma en que una persona ve su rango o clase en la sociedad.

Los resultados del aprendizaje

Utilice esta lección para aumentar su comprensión de la falsa conciencia en sociología, luego evalúe su capacidad para:

  • Interpretar el marxismo y el concepto de falsa conciencia
  • Resumir las opiniones marxistas sobre el proletariado, la burguesía y la conciencia de clase
  • Presentar ejemplos de falsa conciencia
  • Analizar algunas críticas a la falsa conciencia

¡Puntúa este artículo!