Segundo cambio en sociología: definición y roles

Publicado el 19 noviembre, 2020

¿Quién trabaja en el segundo turno?

En su libro de 1989 titulado The Second Shift, Arlie Hochschild explica que las responsabilidades domésticas de las que se ocupa una esposa y una madre, además de trabajar en su trabajo remunerado, suman al menos 40 horas a la semana. El libro y el principio sociológico afirman que aunque mamá y papá tienen carreras, generalmente es mamá quien también trabaja en el segundo turno en casa. El segundo turno incluye el trabajo realizado en casa, además del trabajo realizado en el sector profesional.

¿Dónde se originaron los roles de género?

Una división del trabajo por género no es un concepto nuevo. Al mirar hacia atrás a través de la historia de la humanidad, podemos ver una larga tradición de dividir el trabajo que debe hacerse en función del género. Tiene sentido en la mayoría de las sociedades, particularmente en las sociedades primitivas que pasan la mayor parte de su tiempo tratando de sobrevivir, que las hembras (que físicamente deben sentarse en algunos viajes de caza para dar a luz de vez en cuando) deban asumir la mayor parte de las tareas domésticas. Por otro lado, los hombres, que sin excepción nunca tienen que quedarse atrás para amamantar a un recién nacido, generalmente obtienen roles sobre la marcha, como rastrear y disparar.

Incluso hoy en día, la división del trabajo tradicional por género existe en todo el mundo. Las mujeres de la cultura Yanomami, un grupo indígena que se encuentra en la selva amazónica, son responsables de todas las tareas domésticas. Por el contrario, los hombres son responsables de salir a cazar carne.

Estrategias tradicionales e igualitarias

Cuando funciona, funciona. Esta disposición básica de mujeres que anidan en la esfera privada y hombres que circulan en la esfera pública ha sido un modelo funcional de la división del trabajo por género durante milenios. Claro, ha habido ciertas excepciones, como durante las guerras mundiales, cuando a las mujeres estadounidenses se les permitió y se les animó a dar un paso al frente y reemplazar a los hombres que estaban luchando por su país, pero incluso entonces se esperaba que las mujeres lo hicieran. Salga de la fábrica a las cinco y corra a casa para preparar la cena para los niños y fregar el piso de la cocina.

En una relación, si tanto un hombre como una mujer están de acuerdo en que el hombre debe salir y ganar el dinero mientras la mujer se queda en casa y se ocupa de los niños y el hogar, entonces esta estrategia tradicional de género hace que la familia sea feliz. Sin embargo, si ambos padres están de acuerdo en que tanto el salario como las tareas domésticas deben dividirse equitativamente entre mamá y papá, entonces están viviendo el plan igualitario. Debido a que muchas personas en la sociedad actual se encuentran en algún punto intermedio, Hochschild identificó una tercera estrategia llamada transicional.

Cambio de roles

Todo el mundo ha oído hablar del término ‘Súper Mamá’, pero ¿qué pasa con ‘Súper Papá?’ Los hombres de hoy, no solo las mujeres, están ocupados rompiendo la vieja estructura de división del trabajo por género. Los papás están optando por quedarse en casa y ser el padre principal y el encargado de los recados, mientras que las mamás continúan rompiendo techos de vidrio y escalando nuevos peldaños en la carrera profesional. Sin embargo, a pesar de esta actitud de la Generación Y (también conocida como Millennial) de los matrimonios de pareja igualitaria, las estadísticas revelan que las mujeres todavía están tirando más de su parte del peso; el carrito está lleno de todo, desde la planificación de las comidas hasta las conferencias de padres y maestros, desde la limpieza del inodoro hasta el pago de facturas.

Resumen de la lección

El segundo turno incluye el trabajo realizado en casa, además del trabajo realizado en el sector profesional. Una división del trabajo por género no es un concepto nuevo. Al mirar hacia atrás a través de la historia de la humanidad, podemos ver una larga tradición de dividir el trabajo que debe hacerse en función del género. En una relación, si tanto un hombre como una mujer están de acuerdo en que el hombre debe salir a ganar el dinero mientras la mujer se queda en casa y se ocupa de los niños y el hogar, entonces esta estrategia tradicional de género hace que la familia sea feliz. Sin embargo, si ambos padres están de acuerdo en que tanto el salario como las tareas domésticas deben dividirse equitativamente entre mamá y papá, entonces están viviendo el plan igualitario.

Los resultados del aprendizaje

Completar con éxito esta lección significa que, posteriormente, podrá:

  • Resumir el segundo turno por Arlie Hochschild
  • Describe el concepto sociológico del segundo turno.
  • Comprender la historia de la división del trabajo por género
  • Esbozar la estrategia tradicional de género y el plan igualitario.
  • Discutir las inversiones de roles en las familias

¡Puntúa este artículo!