Rodrigo Ricardo

Trastorno de la personalidad por evitación: síntomas y tratamiento

Publicado el 21 septiembre, 2020

Más que solo timidez

Sam es un hombre de veintitrés años que tiene muy pocos amigos cercanos y le resulta difícil conectarse con otras personas. Trabaja como contador para una empresa privada y hace todo lo posible por evitar cualquier actividad personal y laboral que requiera que interactúe con sus compañeros. La naturaleza del trabajo de Sam le permite trabajar principalmente desde casa, y solo va a la oficina de la empresa para reuniones y capacitaciones mensuales obligatorias. Sam contribuye lo menos posible en estas reuniones y tiene dificultades para hacer presentaciones, debido a su miedo a las críticas.

Sam cree que es socialmente inadecuado y tiene un miedo constante de avergonzarse a sí mismo o de hacer algo mal cuando se encuentra en una situación social. Los compañeros de trabajo de Sam piensan que es tímido y tímido, pero es mucho más que eso. Sam tiene un trastorno de personalidad por evitación.

Los trastornos de la personalidad son una categoría de trastornos mentales en los que una persona tiene pensamientos y comportamientos que no son saludables y difíciles de cambiar. Estos pensamientos y comportamientos hacen que sea difícil para una persona funcionar adecuadamente en la sociedad. El trastorno de personalidad por evitación (TPA) es una de esas categorías, en la que un individuo se siente socialmente inadecuado, es demasiado sensible a las críticas y evita situaciones e interacciones sociales. Se estima que el 1% de las personas padece APD.

Aunque se desconocen las causas, los investigadores creen que varios factores influyen en su desarrollo. Se cree que la genética, los factores sociales (es decir, la naturaleza de sus interacciones con los miembros de la familia durante la infancia) y varios factores psicológicos desempeñan un papel en el desarrollo del TPA.

Síntomas

Las personas con trastorno de personalidad por evitación, como Sam, experimentan ansiedad en situaciones sociales, son hipersensibles a las críticas, tienen dificultad para hablar en público y sienten baja autoestima. Tienden a evitar las relaciones íntimas o románticas y tienen un miedo constante de ser ridiculizados, avergonzados o rechazados. Algunos signos externos incluyen temblores, sudoración, rubor y náuseas.

Existen muchas similitudes entre los síntomas del trastorno de personalidad por evitación y el trastorno de ansiedad social, lo que lleva a varios investigadores a creer que, de hecho, son iguales. Sin embargo, los síntomas del APD son más graves. El trastorno de personalidad por evitación también es similar al trastorno de ansiedad generalizada, en que ambos se caracterizan por un intenso nerviosismo y preocupación. Sin embargo, estos sentimientos son solo una parte del APD, mientras que son las principales características del trastorno de ansiedad generalizada.

Tratamiento

Se pueden usar medicamentos para reducir los síntomas asociados con el trastorno de personalidad por evitación. A alguien que está extremadamente ansioso en situaciones sociales se le puede recetar un medicamento contra la ansiedad como Valium o Xanax para ayudarlo a lidiar con los miedos que surgen. También se pueden administrar antidepresivos como Zoloft o Prozac para ayudar a aliviar los síntomas.

La psicoterapia puede ser un tratamiento útil. La terapia cognitivo-conductual (TCC) es una forma de psicoterapia eficaz en el tratamiento del TPA, debido a que se centra en modificar los patrones de pensamiento y las conductas disfuncionales. Dos técnicas que utilizan los terapeutas cognitivo-conductuales para tratar el APD son la reestructuración cognitiva y la activación conductual. La reestructuración cognitiva es un método en el que el terapeuta ayuda al cliente a identificar los pensamientos habituales no saludables y a reemplazarlos por otros más saludables y positivos. Con la activación conductual, el cliente aprende a superar sus miedos al exponerse de forma gradual y sistemática a situaciones que le producen ansiedad, dando como resultado nuevos sentimientos de empoderamiento. Entrenamiento en habilidades sociales , como entrenamiento en asertividad, yLa terapia de grupo también se puede utilizar para mejorar las habilidades sociales de las personas con APD y brindarles un espacio seguro para practicar estas habilidades.

Resumen de la lección

El trastorno de la personalidad por evitación es un tipo de trastorno de la personalidad que se caracteriza por una sensibilidad extrema a ser ridiculizado, avergonzado o rechazado por los compañeros. Quienes padecen TPA tienen baja autoestima y evitan las interacciones sociales y las relaciones cercanas. Los tratamientos efectivos incluyen medicamentos para la ansiedad y la depresión y métodos de psicoterapia, como la terapia cognitivo-conductual (TCC). Las técnicas de TCC ayudan a reestructurar los patrones de pensamiento negativo y a superar los miedos al exponer de manera segura y sistemática al paciente que sufre de TPA a situaciones que antes se habían evitado, lo que le da una nueva sensación de empoderamiento. ¡Esperemos que Sam tome este camino de tratamiento y algún día haga una presentación fantástica en el trabajo!

¡Puntúa este artículo!