Aprendizaje autodirigido: definición y estrategias

¿Qué es el aprendizaje autodirigido?

El aprendizaje autodirigido (SDL) es una estrategia de instrucción en la que los estudiantes, con la orientación del maestro, deciden qué y cómo aprenderán. Se puede hacer de forma individual o en grupo, pero el concepto general es que los estudiantes se apropien de su aprendizaje.

Por ejemplo, un maestro puede dar una meta de aprendizaje general, como aprender sobre un área geográfica. Luego, los estudiantes trabajarían con el maestro para decidir el alcance del proyecto, la duración y el resultado final que demostraría su aprendizaje. Un estudiante puede decidir aprender todo sobre América del Sur y crear un sitio web educativo. Otro estudiante puede optar por investigar los efectos de la deforestación de Borneo y escribir un informe para el gobierno. Otro estudiante puede elegir una ciudad específica y enfocarse en el significado histórico, creando una viñeta de video a partir de entrevistas personales. Al permitir que los estudiantes elijan diferentes objetivos y resultados de aprendizaje, les permite elegir en función de sus intereses y fortalezas personales.

Componentes de SDL

Hay bastantes componentes involucrados en el aprendizaje autodirigido. Ahora echaremos un vistazo a cada uno de ellos en detalle.

Gestión y seguimiento

El primer componente es la gestión y el seguimiento. Con la orientación del maestro, los estudiantes definen las metas de aprendizaje que desean lograr, así como también negocian un marco de tiempo para completarlas. Una vez establecidos, los estudiantes identifican sus fortalezas y debilidades, así como cualquier obstáculo para lograr sus metas. El profesor asume un papel de apoyo y asesoramiento mientras los estudiantes gestionan su propio proceso de aprendizaje y supervisan su propio progreso.

Evaluación de las necesidades de aprendizaje

El segundo componente es la evaluación de las necesidades de aprendizaje. Los estudiantes evalúan sus necesidades a medida que avanzan en el proceso de aprendizaje. Deberán averiguar qué recursos necesitan, ya sea materiales, ayuda del maestro o una combinación de ambos. Luego, los maestros brindarán apoyo para ayudarlos a obtener esos recursos.

Colaboración

La colaboración es el tercer componente. Por irónico que parezca este componente, es una parte muy importante del proceso de aprendizaje de los estudiantes en el aprendizaje autodirigido. Los estudiantes colaboran con otros estudiantes de su clase, estudiantes de otros grados o incluso adultos de la comunidad para adquirir conocimientos y experiencia y alcanzar sus objetivos de aprendizaje.

Autoevaluación

El componente final es la autoevaluación. Una vez que los estudiantes hayan pasado por el proceso y hayan terminado la tarea, los estudiantes deben reflexionar y evaluar sus resultados. Los estudiantes deben obtener información de otros estudiantes, así como del maestro, para encontrar áreas que puedan necesitar mejoras.

Estrategias de enseñanza en SDL

Si bien el alumno es responsable de la mayor parte del proceso de SDL, los profesores aún tienen un papel que desempeñar en este entorno de aprendizaje. Antes de que los estudiantes se conviertan en aprendices autodirigidos, los profesores deben hacer varias cosas. Primero deben evaluar si los estudiantes están preparados o no para emprender un aprendizaje autodirigido. También necesitan conocer las necesidades e intereses diarios de los estudiantes, y diseñar planes de lecciones y asignaciones que se relacionen con esos aspectos de la vida de los estudiantes, por lo tanto, hacer que el aprendizaje sea relevante y agradable para los estudiantes. Deben alentar a los estudiantes a ser independientes y asumir la responsabilidad de su aprendizaje, mientras permanecen disponibles para ayudar y apoyar a los estudiantes. También deben asegurarse de que los estudiantes comprendan la importancia de la reflexión y el proceso de autoevaluación.

Beneficios de SDL

Como puede haber deducido de la lista de sus componentes, el aprendizaje autodirigido puede beneficiar a los estudiantes de muchas maneras.

Motivación

Uno de estos beneficios es la motivación. Dado que los estudiantes autodirigidos deben motivarse a sí mismos para continuar trabajando en sus asignaciones, desarrollan una fuerte motivación para asumir nuevos desafíos y tienden a mantenerse motivados durante la duración de la asignación y verla hasta el final.

Responsabilidad

Otro beneficio es la responsabilidad. Dado que los estudiantes autodirigidos establecen y gestionan la meta, tienden a sentirse más responsables de su propio aprendizaje y a cumplir con los plazos especificados.

Curiosidad

Los estudiantes también se benefician de la curiosidad porque deben resolver problemas y encontrar recursos por sí mismos. Esto hace que los alumnos estén más dispuestos a probar nuevas ideas y métodos, y también desarrolla la creatividad y la capacidad de resolución de problemas.

Sociabilidad

Otro beneficio es la sociabilidad. El aprendizaje autodirigido fomenta el aprendizaje colaborativo, mediante el cual los estudiantes trabajan con sus compañeros de clase y otras personas que pueden tener conocimientos y experiencias relevantes para ofrecer. Al hacerlo, los estudiantes no solo aprenden ingenio, sino que también desarrollan habilidades sociales y obtienen una valiosa experiencia.

Independencia

Finalmente, los estudiantes se benefician de ser más independientes. Dado que aprenden a realizar tareas y alcanzar metas por sí mismos e independientes de cualquier fuente constante de asistencia, todos los demás beneficios se combinan y culminan en la independencia y la autosuficiencia de los estudiantes cuando se enfrentan a desafíos.

Estos son solo algunos de los beneficios del aprendizaje autodirigido. Estas valiosas habilidades pueden desarrollarse con el tiempo y usarse en la vida, especialmente cuando se enfrentan a desafíos y dificultades.

Resumen de la lección

El aprendizaje autodirigido (SDL) , una alternativa relativamente nueva al aula tradicional basada en conferencias, es una estrategia de instrucción en la que los estudiantes, con la ayuda de un maestro, deciden qué y cómo aprenderán.

Los componentes involucrados en el aprendizaje autodirigido incluyen:

  • Gestión y seguimiento
  • Evaluar las necesidades de aprendizaje
  • Colaboración
  • Autoevaluación

En este tipo de entorno de aprendizaje, los profesores establecen los parámetros para la tarea, ayudando a establecer objetivos de aprendizaje claros, y luego asumen un papel exclusivamente de apoyo. Los estudiantes aprenden a administrar sus metas, monitorear su propio progreso y desafiarse a sí mismos mientras se mantienen motivados. Evalúan sus necesidades de aprendizaje y encuentran los recursos necesarios para lograr sus objetivos.

Como resultado, los alumnos se benefician de:

  • Motivación
  • Responsabilidad
  • Curiosidad
  • Sociabilidad
  • Independencia