Factores que influyen en el desarrollo motor

Publicado el 10 noviembre, 2020

Comprensión del desarrollo motor

Evaluar el desarrollo de habilidades motoras puede ser difícil, pero muy impactante, en un entorno de enseñanza. Los niños se desarrollan en dos áreas principales: habilidades motoras gruesas y habilidades motoras finas. Se debe considerar cada área al evaluar cómo está progresando un niño.

Las habilidades motoras gruesas son responsables del movimiento e incluyen actividades que implican mover áreas importantes del cuerpo. Por ejemplo, correr, saltar, trepar, lanzar, pararse y sentarse son ejemplos de habilidades motoras gruesas. Los niños usan sus grandes grupos de músculos y mueven la mayor parte o la totalidad de su cuerpo cuando utilizan sus habilidades motoras gruesas.

Las habilidades motoras finas requieren más precisión y coordinación. Cuando pensamos en la coordinación de manos y ojos, se requieren habilidades motoras finas. Cada vez que un niño toma un lápiz, juega con juguetes pequeños, se toca la nariz o come, está usando sus habilidades motoras finas. Estas habilidades parecen simples para los adultos, pero requieren concentración para que los niños las desarrollen.

Hay varios factores diferentes que afectan el desarrollo motor, que incluyen el crecimiento del niño, el entorno, la genética, el tono muscular y el género. Exploraremos cada uno de estos factores individualmente.

Crecimiento del niño

A medida que los niños crecen y aprenden, mejora su capacidad para realizar más actividades con su cuerpo y comprender las acciones. Esto puede verse afectado por la edad y el tamaño . Si bien la mayoría de las habilidades de desarrollo motor tienen rangos objetivo específicos para la edad, las habilidades también se ven influenciadas por el hecho de que los niños sean pequeños o altos para su edad, su peso y su desarrollo mental.

Ambiente

El entorno del niño tiene un gran efecto en el desarrollo de sus habilidades motoras. Cuantas más oportunidades tengan para desarrollar la motricidad fina y gruesa, más rápido aumentará su capacidad. Por ejemplo, si se anima a un niño a jugar al aire libre en el equipo del parque u otras áreas donde pueda trepar, correr y jugar, sus habilidades motoras gruesas se desarrollarán rápidamente. Además, las habilidades motoras finas aumentan cuando se anima a los niños a jugar con las manos, sostener y tocar objetos más pequeños, alimentarse y dibujar o colorear.

Genética

Los niños se ven afectados tanto por la genética de sus padres como por su propia genética. Si hay debilidades genéticas, es posible que tengan un desarrollo de habilidades motoras más lento de lo que sugieren las pautas generales para su rango de edad. Por ejemplo, si un niño tiene un tono muscular débil o problemas de salud, es probable que se desarrolle a un ritmo más lento que otros niños sanos de su edad.

Tono muscular

Como se mencionó anteriormente, el tono muscular puede afectar las habilidades motoras. Cuanto más fuerte sea un niño, más capacidad tendrá para moverse y controlar su cuerpo. Los músculos son un factor fundamental para que un niño tenga la fuerza para mover su cuerpo y controlar sus acciones. Si el desarrollo muscular es débil, el desarrollo de sus habilidades motoras será más lento.

Género

El género juega un papel importante en el desarrollo de los niños. Los niños suelen tener habilidades motoras más avanzadas que las niñas porque suelen ser más fuertes y más agresivos físicamente. Al mismo tiempo, las niñas suelen tener una coordinación visual y manual más avanzada. Es posible que sean más capaces de equilibrar las habilidades motoras finas y las habilidades motoras gruesas, utilizando movimientos grandes y acciones más detalladas indistintamente.

Desarrollo de las habilidades motoras a distintas edades

A medida que los niños se desarrollan, sus habilidades motoras generalmente se alinean con su grupo de edad específico. Los siguientes ejemplos son acciones razonables que los niños deben realizar a determinadas edades:

De 1 a 2 años , las habilidades motoras finas de los niños serían sostener y beber de una taza, girar perillas y apilar bloques. Ejemplos de habilidades motoras gruesas a esta edad serían subir y bajar escalones con apoyo y comenzar a correr.

A las edades de 3 a 4 , las habilidades motoras finas comenzarían a vestirse solos y usar un tenedor y una cuchara de manera adecuada. Ejemplos de habilidades motoras gruesas a esta edad serían trepar, saltar, correr y patear una pelota.

Entre los 5 y los 6 años , las habilidades motoras finas serían colorear dentro de las líneas, usar un cuchillo correctamente y con supervisión y escribir su nombre. Ejemplos de habilidades motoras gruesas a esta edad serían saltar, lanzar y atrapar una pelota.

Resumen de la lección

Las habilidades motoras son aspectos importantes para el desarrollo general de un niño. Las habilidades motoras gruesas son responsables del movimiento e incluyen actividades que implican mover áreas importantes del cuerpo, como correr, saltar y sentarse. Las habilidades motoras finas requieren más precisión y coordinación e incluyen cosas como colorear, agarrar alimentos o utensilios pequeños y girar perillas.

Hay varios factores que influyen en el desarrollo de la motricidad fina y gruesa. Estos factores incluyen el crecimiento del niño , el medio ambiente , la genética , el tono muscular y el género . Al comprender y analizar estos factores, puede ayudar a los niños a mejorar sus habilidades y desarrollarse a un ritmo adecuado.

El desarrollo motor tiene dos componentes principales: la motricidad gruesa y la motricidad fina. El crecimiento del niño, el medio ambiente, la genética, el tono muscular y el género son factores que afectan el desarrollo motor.

¡Puntúa este artículo!