Logros artísticos de Asia occidental y central

¡Puntúa este artículo!

Pueblos de Asia occidental y central

Los artistas de Asia occidental y central crearon trabajos impresionantes en diferentes medios. Para comprender dónde vivían estos artistas, definamos la geografía antes de explorar su arte. Asia occidental es el área que hoy incluye Irak y países como Siria y Líbano que bordean el Mar Mediterráneo. Asia central incluye Irán (una vez llamado Persia), Turquía y países como Afganistán. Diversos pueblos han vivido en estas partes del mundo durante miles de años, y artistas de muchas culturas crearon obras de arte espectaculares. A lo largo de la historia, se destacaron en muchos medios diferentes y contribuyeron con avances tecnológicos en campos como la metalurgia y la cerámica.

Las artes de estas culturas comparten ciertos elementos, como la tendencia a cubrir superficies con decoración; cuando miras el arte de estas regiones, rara vez verás espacios en blanco. Ya sea que el diseño sea de caligrafía, follaje u otros adornos decorativos, cada área disponible se realza con decoración. Debido a que Asia occidental y central estaban en la Ruta de la Seda (donde los comerciantes llevaban sus productos desde Asia Oriental a Europa), las artes que la gente creó en estas regiones son una mezcla compleja de influencias. También es importante recordar que cuando el Islam se desarrolló en Asia Occidental en el siglo VII d.C., trajo nuevas ideas y prohibiciones sobre el arte figurativo (reglas que no existían con otras religiones en ese momento). A medida que el Islam se extendió por Asia Central, siguieron las mismas prohibiciones sobre las figuras del arte religioso. Las imágenes de personas continuaron apareciendo en secular,

En esta lección presentaré algunos de los avances tecnológicos y de los medios de comunicación realizados en Asia occidental y central. ¡Pero quiero enfatizar que cada tema podría ser una lección completa en sí mismo!

Cerámica

La cerámica, una de las formas de arte más antiguas, comenzó como vasijas de arcilla formadas a mano que se horneaban o calentaban a altas temperaturas específicas para hacer que cada recipiente fuera más duradero. En Asia, la invención del torno de alfarero en el cuarto milenio antes de Cristo permitió a los artistas crear una variedad más amplia de formas y diseños.

En Asia occidental, las culturas árabe y musulmana cercanas al Mediterráneo fueron focos de innovación artística desde el siglo IX hasta el XIV. Con el tiempo, los hornos con un mejor control de temperatura significaron que los artistas podían tener más precisión sobre su oficio, y las arcillas hechas con aglutinantes de grano más pequeño significaron superficies más lisas. En el siglo X d.C., los primeros artistas de cerámica persas experimentaron con pigmentos y comenzaron a agregarlos en la barbotina (una capa de arcilla acuosa que se usa para decorar la superficie) antes de que se hornearan las ollas. Esto les permitió pintar diseños intrincados y resultó en avances como la cerámica azul cobalto sobre blanco.

Otro ejemplo de innovación fue la invención de los artículos de brillo entre los siglos XII y XIII. Los alfareros mezclaron sulfuros de plata y óxidos de cobre (ambas sustancias conocidas como sales metálicas) y las aplicaron a una vasija después de haberla disparado una vez. Luego, las ollas se volvieron a cocer a una temperatura más baja y el proceso dio como resultado un brillo metálico en la superficie.


Ejemplo de lustre de Siria
Ejemplo de lustre

La cerámica de Iznik de Turquía fue un avance de Asia Central. En la segunda mitad del siglo XVI, estos artistas crearon vasijas de barro con vidriado (antes de la cocción) y pintura policromada (realizada después de la cocción), lo que resultó en diseños coloridos que se entretejieron a través de varias capas de la vasija cocida.

Metalistería

Los artistas de Asia occidental y central también se destacaron en el trabajo en metal. Los arqueólogos han excavado ejemplos que se remontan a Persia entre 1500 y 500 a. C. Los artistas del metal persas fabricaron objetos como vasos para beber, armaduras, esculturas y objetos decorativos. Utilizaron muchas técnicas en el trabajo de metales, incluida la fundición (vertido de metal fundido en un molde), persecución (una técnica de estampado que crea una imagen empotrada en la superficie del recipiente), repoussé(una técnica de estampado que crea una imagen elevada de la superficie del recipiente) e incrustaciones de superficies con piedras preciosas y metales preciosos como el oro y la plata. Un ejemplo es una copa de oro con fantásticas criaturas del primer milenio antes de Cristo, que se encuentra en lo que hoy es el norte de Irán. El recipiente para beber incluye criaturas repujadas y diseños decorativos con hojas.


Vaso de oro para beber del norte de Irán
Vaso de oro para beber

El oro y la plata no fueron los únicos metales utilizados por los artistas. En algunas partes de Turquía, los artistas del metal expertos crearon obras decorativas de cobre que incluían intrincados diseños en relieve.


Ejemplo de trabajo en cobre de Turquía
Bandeja de cobre de Turquía

Textiles

Gran parte de las obras de arte que crearon los artistas de Asia occidental y central fueron textiles. ¿Por qué? Muchas culturas de Asia Central eran nómadas, pastoreaban y migraban con animales como ovejas. La vida en movimiento significaba viajar solo con lo necesario, por lo que entre sus obras de arte más bellas se encontraban los textiles, que también servían para fines prácticos de vestimenta, abrigo y abrigo. La lana de oveja fue afieltrada, tejida y tejida y teñida con colores brillantes. El contacto posterior con China a través del comercio a lo largo de la Ruta de la Seda resultó en un uso cada vez mayor de la seda en los textiles.

En Asia occidental, el tejido de alfombras se remonta a 2500 años. Fue una habilidad que se transmitió de padres a hijos, con el desarrollo de telares que permitieron textiles masivos cubiertos con diseños intrincados. Las alfombras también representaron la colaboración entre los artistas que las diseñaron y los tejedores que las tejieron. Las famosas alfombras persas del siglo XVI incorporaron a veces hilos de seda, oro y plata.


Ejemplo de alfombra persa, siglo XVII
alfombra persa

Pintura y Caligrafía

En Asia occidental y central, se utilizó algo de pintura figurativa para decorar manuscritos seculares. En este ejemplo, una elaborada escena de caza se desarrolla en un jardín de fantasía en la portada de un libro. Pintada por Mir Sayyid Ali hacia 1540, la escena se presenta en un espacio decorativo aplanado típico del arte de Asia occidental y central. Vemos la actividad sucediendo de una vez, con filas de cazadores desfilando como en las gradas de un pastel de bodas.


Portada del manuscrito pintado turco
Portada del manuscrito pintado turco

Pero la forma de arte que se desarrolló de forma espectacular en Asia occidental y central fue la caligrafía , una escritura realizada de una manera muy decorativa. La caligrafía se convirtió en parte integral de la decoración en manuscritos, cerámica, paredes y azulejos decorativos. Se convirtió en una forma de arte debido al predominio del Islam, con sus prohibiciones de representar la forma humana. Este ejemplo de Siria combina cerámica con decoración caligráfica en su superficie.


Caligrafía sobre una baldosa cerámica de Siria
Caligrafía en un mosaico de Siria

Resumen de la lección

Los artistas de Asia Central y Occidental fueron pioneros en cerámica, metalurgia y textiles. Inventaron nuevas tecnologías y métodos de decoración y crearon elaborados estilos de diseño. El advenimiento del Islam promovió la creación de la caligrafía como forma de arte.