Progreso y seguridad de los estudiantes en las clases de educación física

¡Puntúa este artículo!

Comprender el progreso, comprender la seguridad

Como maestro de educación física en Montgomery Middle School, Jared sabe que tiene una amplia gama de responsabilidades. Intenta que sus clases de educación física sean divertidas, significativas y atractivas para todos sus estudiantes.

También trata de convertirse en un miembro importante de la comunidad escolar y de ayudar a los estudiantes a trabajar hacia sus metas de acondicionamiento físico.

Este año, Jared está pensando en las estrategias que usa para monitorear , o prestar atención y documentar, diferentes aspectos de su instrucción. Específicamente, piensa que el seguimiento es relevante para:

  • el progreso del estudiante , o cómo los estudiantes están creciendo y cambiando en relación con la clase de educación física, y
  • seguridad del estudiante , o qué tan seguros se sienten los estudiantes, tanto física como emocionalmente, en el contexto de sus clases.

Adaptar y modificar actividades e instrucción

Una razón por la que Jared supervisa el progreso y la seguridad de los estudiantes es para que pueda modificar o alterar de manera apropiada sus enfoques curriculares y educativos para satisfacer las necesidades individuales y agregadas de sus estudiantes.

Por ejemplo, cuando monitorea el progreso de los estudiantes, aprende que sus estudiantes son corredores más rápidos en promedio de lo que solían ser, pero ya no son más ágiles y en realidad son peores atrapando y lanzando pelotas. Esto ayuda a Jared a modificar sus planes curriculares para que pueda ayudar a los estudiantes a mantener la velocidad mientras desarrollan estas otras habilidades.

También usa el monitoreo para darse cuenta de que algunos estudiantes se sienten inseguros emocionalmente por tomar riesgos frente a otros estudiantes. Esto ayuda a Jared a adaptar su instrucción al pasar más tiempo hablando con los estudiantes sobre sus sentimientos sobre su condición física, sus cuerpos y cómo establecer una comunidad de educación física sólida.

Estrategias organizacionales para monitorear el progreso y la seguridad

Supervisar la seguridad y el progreso de los estudiantes puede ser muy difícil para Jared desde el punto de vista de la organización, y sabe que es importante usar estrategias específicas para mantener su documentación en su lugar. Después de hablar con algunos colegas, Jared se entera de que estas estrategias suelen ser algo personales y que los profesores deben averiguar qué funciona para ellos. Sin embargo, tiene algunas ideas.

La seguridad

Para monitorear la seguridad, Jared cree que es importante hacer un barrido visual del gimnasio o el área al aire libre antes del comienzo de cada nueva clase. También tiene el hábito de revisar su equipo a diario o de que un estudiante de confianza se haga cargo de su trabajo.

Jared coloca su cuerpo en el centro del gimnasio en todo momento, permaneciendo alerta a dónde están los estudiantes y al nivel de riesgo que están tomando. Documenta los incidentes que pueden hacer que los estudiantes se sientan emocionalmente inseguros y hace un seguimiento con ellos, así como con sus maestros y familias.

Progreso

Monitorear el progreso de los estudiantes significa hacer un seguimiento de sus habilidades y desarrollo de habilidades en diferentes facetas de la clase de educación física. Jared mantiene una carpeta de archivos dedicada a cada estudiante que enseña. En estas carpetas, registra:

  • notas anecdóticas sobre cómo les va a los estudiantes en clase
  • resultados de las evaluaciones, carreras o pruebas cronometradas que da
  • fotos de los estudiantes participando en actividades físicas nuevas y emocionantes

También les pide a los estudiantes que completen sus autoevaluaciones dos veces al año y las agrega a sus carpetas.

Considerando la motivación y los cambios de los estudiantes

Finalmente, Jared comprende que las propias motivaciones de los estudiantes para desempeñarse bien en Educación Física tendrán un gran impacto en su progreso y, hasta cierto punto, también en su seguridad en su clase. Aproximadamente cada seis semanas, pasa unos minutos hablando en privado con cada estudiante sobre lo que les gusta y no les gusta de la clase de educación física. También mide su motivación al monitorear sus expresiones faciales, lenguaje corporal y frecuencia de participación en clase.

Cuando Jared siente que un estudiante se está volviendo menos motivado, habla con el maestro y el estudiante para tratar de averiguar qué está pasando y qué podría hacer para ayudar.

Resumen de la lección

Monitorear el progreso y la seguridad de los estudiantes en la clase de educación física puede ayudarlo a enseñarles de manera más efectiva, hablarles sobre sus habilidades y escribir informes significativos sobre su plan de estudios e instrucción.

Cuando supervise el progreso de los estudiantes, obtendrá información importante sobre lo que puede hacer para modificar su enfoque de instrucción y la enseñanza que hace cada día.

Es importante usar estrategias reflexivas y consistentes para monitorear el progreso y la seguridad de los estudiantes en clase. Los maestros también pueden considerar la posibilidad de conocer y responder a las motivaciones individuales de los estudiantes como parte del seguimiento del progreso de los estudiantes.