Rodrigo Ricardo

Teoría del establecimiento de objetivos en la gestión: definición y ejemplos

Publicado el 11 noviembre, 2020

¿Por qué establecer metas?

Las metas son una parte importante de nuestras vidas. Nos mantienen enfocados y nos permiten lograr cosas que nunca creímos posibles. Los objetivos también son fundamentales en las organizaciones. Las empresas establecen objetivos cada año, que incluyen tanto objetivos operativos como objetivos financieros. Estos objetivos crean una dirección principal para la empresa.

El propósito de establecer metas, ya sea en nuestra vida personal o dentro de las organizaciones, es establecer nuestro enfoque y aumentar nuestros niveles de motivación. Primero entendamos cómo establecer una meta.

¿Qué son las metas?

Todos tenemos sueños, pero ¿cuántos de nosotros tenemos metas? Las metas, a diferencia de los sueños, identifican los logros específicos que queremos perseguir en nuestras vidas.

Los objetivos son:

  • Específico
  • Mensurable
  • Realizable
  • Realista
  • Oportuno

Este concepto de la meta SMART fue introducido en la edición de noviembre de 1981 de Management Review, por George Doran. Una meta debe ser primero específica, lo que significa que la meta debe estar enfocada en un objetivo claro. Por ejemplo, si mi objetivo era perder peso, entonces necesitaría identificar cuántas libras quería perder.

En segundo lugar, el objetivo debe poder medirse. Ser capaz de apuntar a un peso específico le permite a quien establece las metas comprender cuántas libras debe perder.

En tercer lugar, el objetivo debe ser alcanzable. Evidentemente, existe un umbral sobre cuánto debería perder una persona. Al establecer un peso objetivo demasiado bajo, la persona puede poner en riesgo su salud. Existe un peso saludable para la mayoría de las personas según su altura.

Cuarto, ¿el objetivo es realista? Si el individuo establece un objetivo escandaloso, entonces puede desanimarse y darse por vencido por completo cuando no puede lograr el objetivo. Sin embargo, debe haber un equilibrio. Si el objetivo es demasiado fácil, ¿cuál es el propósito del objetivo? El objetivo debe ser difícil de lograr, pero al mismo tiempo, debe ser realista. Esto promueve la ambición y permite a las personas esforzarse.

Por último, el objetivo debe ser oportuno. Los objetivos deben tener una fecha límite. Por ejemplo, “perderé 20 libras en tres meses” es una meta a tiempo.

Establecimiento de metas en la gestión

La creación de objetivos organizacionales también debe seguir estas pautas. Si las metas no están claras, los empleados pueden no interpretar las metas de la misma manera en que la gerencia las interpretó, causando falta de comunicación y confusión sobre la dirección en la que la empresa quiere moverse.

Resumen de la lección

Los objetivos de una organización deben ser INTELIGENTES o específicos, medibles, alcanzables, realistas y oportunos. Es importante que las organizaciones no solo establezcan metas claras, sino también que las organizaciones comuniquen claramente esas metas a través de toda la organización. Una vez que todos los miembros de la organización comprenden los objetivos y sus contribuciones a los objetivos, todos los miembros de la organización pueden trabajar en la misma dirección. Con todos trabajando en la misma dirección, las empresas pueden alcanzar sus objetivos de manera más efectiva.

¡Puntúa este artículo!