Rodrigo Ricardo

Cómo redactar informes de viabilidad: propósito, estructura y contenido

Publicado el 10 noviembre, 2020

Informes de viabilidad

Jessie está en un aprieto. Es escritor para una gran empresa y se le pidió que redactara un informe de viabilidad porque el director ejecutivo está considerando trasladar su fabricación a una nueva ubicación. Pero Jessie nunca antes había escrito un informe de viabilidad. De hecho, ¡ni siquiera está completamente seguro de qué es!

Un informe de viabilidad es un documento que examina una solución propuesta y evalúa si es posible, dadas ciertas limitaciones. Estas restricciones pueden ser cualquier cosa: financiera, social, práctica, ambiental, técnica, legal o cualquier otra cosa que pueda hacer imposible o impráctico que se implemente una solución.

Por ejemplo, al trasladar la fabricación de la empresa, el director ejecutivo espera ahorrar dinero para la empresa. ¿Pero es una buena idea? La mudanza podría costarle mucho dinero a la empresa, reduciendo los ahorros de la nueva ubicación. Además, existen preocupaciones ambientales: podrían estar desplazando a la vida silvestre. También está la cuestión de las exenciones fiscales, que podrían cambiar según la ubicación.

Para ayudar a Jessie, veamos más de cerca cómo escribir un informe de viabilidad, incluido el contenido y la organización de los informes de viabilidad.

Contenido

El jefe de Jessie quiere un informe de viabilidad lo antes posible, pero Jessie ni siquiera está segura de qué incluye un informe. ¿Por dónde empieza?

Como la mayoría de los informes formales, un informe de viabilidad incluye elementos específicos. Estos son:

1. Introducción

En la introducción, Jessie querrá presentar el problema y la solución propuesta. Por ejemplo, puede comenzar analizando el aumento de los costos de fabricación y la solución propuesta de trasladar las operaciones de fabricación de la empresa a una nueva ubicación.

2. Fondo

La introducción del informe de Jessie probablemente fluirá bien en la sección de antecedentes, donde brindará cualquier información contextual importante. Esto podría incluir una descripción general de las operaciones de la empresa, la historia y el contexto del problema, cualquier detalle técnico importante o cualquier otra información que sea importante comprender antes de analizar si algo es factible o no. Por ejemplo, Jessie podría querer incluir información sobre el reciente aumento de los costos de fabricación y los detalles de lo que implica el traslado de los equipos de fabricación, así como información general sobre la nueva ubicación propuesta.

3. Requisitos

Esta sección también se denomina a veces sección de criterios, porque incluye descripciones de cómo el autor está evaluando la viabilidad de la solución propuesta. Por ejemplo, Jessie podría decir que está evaluando la mudanza según el costo, el impacto ambiental, los impuestos y otros criterios importantes.

4. Evaluación

En la sección de evaluación, Jessie querrá comparar la solución actual con la solución propuesta. Por ejemplo, en el caso de Jessie, la solución actual para el aumento de los costos de fabricación es que la empresa se quede donde está y simplemente lo aguante. La solución propuesta es trasladar la división de fabricación de la empresa.

Jessie querrá comparar ambas soluciones en función de cada requisito descrito anteriormente. Por ejemplo, podría comparar el costo de cada solución, el impacto ambiental de cada solución, etc.

5. Conclusiones

A continuación, Jessie querrá resumir las conclusiones a las que llegó sobre la solución propuesta de trasladar la división de fabricación. Puede reiterar los pros y los contras de la solución.

6. Recomendación

Esta sección, también llamada sección de opinión final, incluye la recomendación de Jessie sobre si la solución es factible o no. A estas alturas, por supuesto, la recomendación debería ser bastante obvia en función de las últimas secciones, pero aquí es donde Jessie declarará explícitamente si cree o no que la mudanza es una buena idea y por qué.

Organización

¡Hay mucha información que debe incluirse en el informe de viabilidad de Jessie! Tiene seis secciones y algunas de las secciones tienen mucha información. ¿Cómo debería Jessie organizar el periódico para que sea más fácil de leer para la gente? Hay dos formas principales de organizar un informe de viabilidad: los métodos organizativos tradicionales y ejecutivos. El que elige Jessie se basa en quién es su audiencia principal.

La organización tradicional de un informe de viabilidad es cuando el papel se presenta en el orden que acabamos de ver. Es decir, comienza con la introducción, seguida de información general. Luego, incluirá las secciones de requisitos, evaluación y conclusiones y, finalmente, dará su recomendación.

Jessie conoce la organización tradicional porque es similar a cómo se organizan los informes escolares. Después de años de hacer eso, ¡está familiarizado con esta forma de organizar los trabajos! Fluye bien y tiene sentido lógico. Es decir, cada sección se basa en la sección anterior.

Pero recuerde que el jefe de Jessie y el director ejecutivo de la empresa quieren ver este informe. Ambos son ejecutivos muy ocupados y no tienen mucho tiempo para revisar todas las diferentes secciones. Quieren llegar al resultado final rápidamente.

La organización ejecutiva para un informe de viabilidad, que a veces también se denomina organización de resumen ejecutivo , incluye la misma información que la organización tradicional, pero en un orden diferente. Específicamente, la organización ejecutiva mueve las secciones de conclusiones y recomendaciones inmediatamente después de la introducción.

Si Jessie elige la organización de resumen ejecutivo, escribirá la introducción, seguida de la sección de conclusiones y luego la sección de recomendaciones. Después de eso, incluirá información de antecedentes, requisitos y evaluación.

Resumen de la lección

Un informe de viabilidad es un documento que examina una solución propuesta y evalúa si es posible, dadas ciertas limitaciones. Incluye seis apartados: introducción, antecedentes, requisitos, evaluación, conclusiones y finalmente, el apartado de recomendación u opinión final.

Hay dos formas principales de organizar un informe de viabilidad. La organización tradicional comienza con la introducción, seguida de antecedentes, requisitos, evaluación, conclusiones y, finalmente, la sección de recomendaciones. La organización ejecutiva para un informe de viabilidad, que a veces también se denomina organización de resumen ejecutivo , incluye la misma información que la organización tradicional, pero mueve las secciones de conclusiones y recomendaciones justo después de la introducción, para que los ejecutivos ocupados puedan leer rápidamente el resultado final del informe.

¡Puntúa este artículo!