Fotografía de retrato: definición, técnicas y consejos

Publicado el 9 septiembre, 2021

Fotografía de retrato

Imagínese si una persona le pidiera que definiera quién es en una foto y, en última instancia, recortando su personalidad para preservarla para siempre. Bueno, probablemente no solo tomarías una foto rápida de esa persona, ¿verdad? Tendría que pensar en cómo los antecedentes y la posición de la persona ayudarían a enfatizar sus características y características clave. Bien, bienvenido al mundo del retrato. Fotografía de retratoes mucho más que una instantánea del rostro de alguien; se trata de capturar la esencia de la identidad y la actitud de una persona, lo que significa que un fotógrafo de retratos tiene un gran trabajo que hacer. Aprender a trabajar con los clientes y utilizar una cámara para encontrar la exposición perfecta implica un trabajo arduo y el uso de algunos consejos sencillos. En esta lección, repasaremos una definición detallada de la fotografía de retrato y exploraremos algunos consejos y técnicas para ayudarte a dominar la fotografía de retrato.

Caracteristicas

La fotografía de retrato tiene que ver con el rostro. El objetivo de un fotógrafo es tomar una fotografía cuidadosamente elaborada de los rasgos faciales distintivos de una persona mientras captura la actitud, la identidad y la personalidad de la persona. La foto puede incluir un fondo borroso y el cuerpo de la persona, pero esos factores no se enfatizan en la imagen.

Un retrato es cuidadosamente planeado y ensayado con el cliente. Es por eso que una foto sincera no se considera un retrato. ¿Significa eso que un retrato no puede parecer sincero? Definitivamente no; esto debe tenerse en cuenta dependiendo de la actitud general del cliente y el propósito de la imagen.

Un retrato, independientemente de que parezca sincero, debe planificarse con el cliente. El fondo, los accesorios, la vestimenta y la posición del cliente y el ángulo de la foto deben prepararse antes de que se lleve a cabo la sesión de fotos real.

Acercarse

La fotografía de retrato involucra cuatro tipos de enfoques: ambiental, construccionista, sincero y creativo. De acuerdo con el cliente, el fotógrafo debe seleccionar un enfoque específico en función del tipo de retrato que se está tomando. Veamos los diferentes estilos de fotografía de retrato.

  • El enfoque ambiental de la fotografía de retrato significa que el cliente se coloca en un entorno que habla de la identidad o profesión de la persona. Por ejemplo, si a un cliente le encantan los caballos, entonces el retrato podría tomarse con el cliente en un establo mientras cepilla un caballo. Por otro lado, si un cliente es un escritor profesional, entonces el retrato podría tomarse dentro de una oficina con el cliente sosteniendo un bolígrafo y un bloc de notas.

Retrato con enfoque construccionista
Retrato
  • Un enfoque construccionista del retrato tiene que ver con la construcción de emociones y el desarrollo de una atmósfera. El fotógrafo puede optar por establecer el estado de ánimo del retrato a través del fondo, la iluminación y el lenguaje corporal de la persona para generar una emoción transmitida. Por ejemplo, un fotógrafo puede tener a una futura mamá sosteniendo su barriga y mirando hacia abajo para transmitir la noción de espera. Del mismo modo, para una actitud seria, el fotógrafo puede hacer que un cliente mire atentamente a la cámara y use un fondo mínimo.
  • El enfoque franco implica capturar la esencia de un cliente cuando cree que el fotógrafo no está funcionando; pero esto no significa que la foto no se haya planeado de antemano o que el fotógrafo no esté proporcionando algún tipo de dirección sutil. Lo que no está planeado es exactamente cuándo se tomará la fotografía.

Retrato con efectos especiales creativos
retrato
  • El componente principal del enfoque creativo de la fotografía de retratos es el uso de software digital. El enfoque creativo requiere que el fotógrafo tome el retrato de manera tradicional, pero luego agregue elementos fantásticos durante la fase de edición. Quizás el cliente quiera aparecer como un elfo de su película favorita; el fotógrafo tomaría la foto y luego agregaría orejas de elfo usando un software de edición digital.

Consejos

La mejor manera de aprender a tomar retratos es practicar con familiares y amigos. Puede usar sus sujetos para descubrir cómo tomar fotos en interiores y exteriores, mientras descubre qué enfoques funcionan mejor según el tipo de retrato que desee el cliente.

La parte más difícil de la fotografía de retrato es descubrir la “esencia” del cliente. La mejor manera de resolver esto es organizar una reunión en un lugar donde el cliente se sienta más cómodo, observando el lenguaje corporal y las expresiones faciales, y determinando qué temas le interesan más.

Dado que un componente principal del retrato es enfocarse en el rostro, es importante configurar una cámara digital con la apertura adecuada para evitar que el rostro del cliente se vea borroso. Al tomar una foto de una persona, configure la apertura de la cámara en algún lugar entre f / 2.8-f / 5.6 para una profundidad de campo baja que resultará en una imagen nítida de la persona y un fondo borroso.

Por último, refleje la luz para obtener la mejor exposición. El mejor amigo de un fotógrafo de retratos es un reflector. Un reflector ayuda a hacer rebotar la luz sobre el cliente. Se puede usar un reflector en el interior o en el exterior y ayuda a eliminar las sombras desagradables de la imagen.

Resumen de la lección

Revisemos. La fotografía de retrato consiste en capturar la esencia de la identidad y actitud de una persona. Recuerde, los retratos no son fotografías espontáneas tomadas a voluntad; más bien, son imágenes cuidadosamente planeadas y estructuradas diseñadas para transmitir las características centrales del tema. La fotografía de retrato involucra cuatro tipos de enfoques: ambiental, construccionista, sincero y creativo. Si eres nuevo en el mundo del retrato, practica con amigos y familiares antes de aventurarte en el mundo profesional para que puedas obtener la mayor experiencia posible y hacer que los clientes se sientan cómodos. Al tomar una foto de una persona, configure la apertura de la cámara en algún lugar entre f / 2.8-f / 5.6 para una profundidad de campo reducida. Por último, refleje la luz para obtener la mejor exposición con un reflector., que se puede utilizar en interiores o exteriores y ayuda a eliminar sombras desagradables de la imagen.

5/5 - (5 votes)