Rodrigo Ricardo

Actividades de aptitud cardiorrespiratoria para varios niveles

Publicado el 9 noviembre, 2020

¿Qué es la aptitud cardiorrespiratoria?

¿Cuándo fue la última vez que se sintió sin aliento durante alguna actividad física? Tal vez subió varios tramos de escaleras y se encontró respirando con dificultad. O tal vez caminó una gran distancia y sintió que necesitaba tomarse un momento para recuperar el aliento. Si hace ejercicio con regularidad, es posible que este tipo de actividades le resulten menos desafiantes. Esa es una indicación de aptitud cardiorrespiratoria.

La aptitud cardiorrespiratoria es una medida de la capacidad de su cuerpo para transportar y utilizar oxígeno durante el ejercicio o el esfuerzo físico. En cierto sentido, la aptitud cardiorrespiratoria se mide por la eficiencia con la que su cuerpo transporta oxígeno a sus músculos durante el movimiento físico. Su corazón, arterias, venas y pulmones contribuyen a este transporte de oxígeno.

La segunda faceta de la aptitud cardiorrespiratoria se basa en qué tan bien sus músculos absorben ese oxígeno y lo utilizan. En términos muy simplistas, cuanto más en forma física esté, mejor será su estado cardiorrespiratorio. Por lo tanto, para aumentar este nivel de condición física, debe realizar ejercicio vigoroso durante 20 a 60 minutos de tres a cinco veces por semana.

Ahora que entendemos qué es la aptitud cardiorrespiratoria, echemos un vistazo más de cerca a las diferentes actividades de acondicionamiento físico que son apropiadas para diferentes edades y niveles de desarrollo.

Actividades fisicas

¿Alguna vez se ha esforzado demasiado físicamente y se ha sentido adolorido o extremadamente cansado al día siguiente? Peor aún, es posible que se haya sentido débil o tan sin aliento que tuvo que detener todas las actividades a la vez. Esa es una indicación de que fue más allá de su nivel actual de condición física.

Cuando se esfuerza por aumentar su nivel de aptitud cardiorrespiratoria, es importante aumentar el nivel y la intensidad lentamente y de acuerdo con su nivel de aptitud actual. Hay diferentes tipos e intensidades de ejercicio para diferentes niveles de habilidad.

Grupo I

Las actividades físicas del Grupo I son aquellas que puede realizar casi cualquier persona de cualquier edad con cierto grado de movilidad y control motor. No requieren habilidades especiales y pueden variar en intensidad según el nivel de condición física del individuo. Son ideales para personas que recién comienzan en actividades de fitness.

Las actividades del Grupo I que no requieren ningún equipo más que un buen par de zapatillas deportivas incluyen caminar, trotar, correr y subir escaleras. El remo y el ciclismo en dispositivos estacionarios también son buenas opciones para este nivel, pero requieren algún equipo especial, a saber, una máquina de remo o una bicicleta estacionaria.

Grupo II

Las actividades de acondicionamiento físico del Grupo II para la aptitud cardiorrespiratoria requieren un poco más de habilidad o desarrollo físico que las actividades del Grupo I. Además, las actividades del grupo II generalmente requieren equipo especial o acceso a un tipo específico de entorno o instalación. Al igual que con las actividades del grupo I, los niveles de intensidad se pueden aumentar a medida que aumenta el nivel de aptitud cardiorrespiratoria.

Nadando; ciclismo; piragüismo o kayak; patinaje sobre hielo, en línea o sobre ruedas; saltar la cuerda clases de fitness en grupo; esquí de fondo; y las raquetas de nieve son ejemplos de actividades físicas populares del grupo II.

Grupo III

Las actividades de acondicionamiento físico del grupo III son más avanzadas y requieren más destreza y desarrollo físico que las de los grupos I y II. Este tipo de actividades pueden ayudar a las personas a mantener un buen estado físico durante toda la vida, pero generalmente no son adecuadas para quienes recién comienzan a hacer ejercicio.

El tenis, el racquetball, el baloncesto, el hockey, el kickboxing y el fútbol son excelentes ejemplos de las muchas actividades de fitness que se incluyen en el grupo III.

Resumen de la lección

La aptitud cardiorrespiratoria se mide por la capacidad de su cuerpo para transportar y utilizar oxígeno durante el ejercicio. Hay muchos tipos diferentes de ejercicios orientados a aumentar la aptitud cardiorrespiratoria sin importar su edad o etapa de desarrollo. Los niveles de frecuencia e intensidad deben aumentar a medida que aumentan los niveles de aptitud cardiorrespiratoria.

Las actividades de fitness del Grupo I son aquellas que son ideales para principiantes e incluyen caminar, trotar y subir escaleras. Las actividades de acondicionamiento físico del Grupo II requieren un poco más de habilidad y aptitud que las del grupo I. Incluyen natación, ciclismo y patinaje. Finalmente, las actividades de acondicionamiento físico del grupo III son buenas para aquellos que buscan mantenerse en forma e incluyen baloncesto, raquetbol y fútbol, ​​entre otros.

¡Puntúa este artículo!