Errores comunes de los gerentes primerizos

Publicado el 11 noviembre, 2020

Gerentes primerizos

Ha trabajado duro y finalmente recibió un ascenso a su primer puesto directivo. ¡Es tiempo de celebrar! Entonces prepárate. El arduo trabajo de convertirse en un gerente exitoso está a punto de comenzar.

Como gerente por primera vez, es probable que encuentre desafíos. Estar preparado y alerta a los errores comunes puede ayudarlo a evitar los problemas que enfrentan los nuevos gerentes. Recuerde: para ser un gerente eficaz, debe poder encontrar el equilibrio entre el uso de sus conocimientos y habilidades y estar abierto a aprender nuevas habilidades en su nuevo puesto.

Con el tiempo, se sentirá más cómodo en su papel de gerente a medida que aprenda y crezca. Evite estos escollos de un gerente novato utilizando las sugerencias proporcionadas para empoderarse.

Haciendo todo usted mismo

Como probablemente haya escuchado antes, la delegación es clave para una gestión exitosa; pero, ¿cómo sabes cuánto y qué puedes delegar? Como nuevo gerente, tómese el tiempo para conocer a los miembros de su equipo. Conozca cuáles son sus fortalezas y debilidades, sus objetivos profesionales y qué los entusiasma con el trabajo. Cuanto más comprenda de lo que es capaz cada persona, más eficazmente podrá delegar tareas que no requieran su atención personal.

Muchos gerentes primerizos cometen el error de pensar que deben hacer todo ellos mismos. Sin embargo, si puede delegar las tareas que deben realizarse pero que no requieren su atención personal, liberará más tiempo para las tareas que debe realizar usted. Esto no solo lo ayudará a administrar su tiempo, sino que también empoderará y alentará a los miembros de su equipo.

La delegación también te abre la puerta para que sigas creciendo en tu propia carrera. Si está atascado con acciones y tareas que podrían delegarse, se quedará sin tiempo para nuevos proyectos y oportunidades adicionales.

Centrarse en los detalles e imitar a los demás

De manera regular, retroceda un paso para analizar sus objetivos personales, de equipo y organizacionales. Cuando esté ocupado administrando a los miembros de su equipo y tratando de manejar las tareas diarias, puede desviarse fácilmente. Es importante que se concentre en las cosas más importantes y establezca los pasos correctos para lograr los objetivos.

Los gerentes, incluidos los gerentes por primera vez, pueden perder fácilmente la noción del panorama general y quedar atrapados en minucias. Ser consciente de este problema puede ayudarlo a recordar que debe concentrarse en el panorama general y desglosar las metas para determinar las actividades adecuadas que respalden las metas.

Ha sido contratado por sus habilidades, conocimientos, experiencia y fortalezas personales. Puede ser tentador tratar de comportarse como alguien a quien admira. Sin embargo, es importante que se las arregle usando su propio estilo único. Puede adaptar algunos programas y técnicas de otros gerentes, pero recuerde ser usted mismo y aplicar sus fortalezas distintivas a su puesto.

Hacer promesas que no puedes cumplir

Prometer demasiado puede ser difícil para los nuevos gerentes. Hay varias razones por las que esto es un problema. Primero, algunos gerentes no conocen sus recursos y limitaciones y prometen más de lo que pueden cumplir. En segundo lugar, los gerentes pueden hacer promesas que afectan a su equipo y requieren acciones de los miembros de su personal que no pueden (o no quieren) cumplir.

Como nuevo gerente, sea conservador en lo que se compromete y en las promesas que haga que afecten a su equipo. Haga preguntas, investigue opciones y averigüe si cuenta con el apoyo de su equipo antes de hacer promesas.

Indecisión y reprimirse

Los gerentes novatos a menudo dudan de sí mismos y sienten ansiedad al tomar decisiones. Confiar en ti mismo. Sepa que tiene las habilidades y la capacidad para tomar decisiones para su equipo.

La toma de decisiones informada es la clave. Para ser un administrador eficaz, debe hacer las preguntas correctas, recopilar los datos necesarios y luego tomar decisiones. Cuanta más práctica tenga y más confianza tenga en la toma de decisiones, mejor liderará a su equipo.

Relacionada con la vacilación para tomar decisiones está la tendencia de los nuevos gerentes a reprimirse. Si tiene buenas ideas o quiere probar nuevos procesos, tome la iniciativa para realizar los cambios necesarios. Utilice los recursos que tiene disponibles para mejorar su equipo y fortalecer las operaciones.

Cuando adopta su rol de liderazgo e involucra a su equipo, construye la confianza y la lealtad de su equipo. Confían en que usted tomará medidas para fortalecer y lograr que su grupo sea más exitoso.

Resumen de la lección

Ser gerente por primera vez es emocionante y un poco intimidante. Tiene la oportunidad de utilizar las habilidades y los conocimientos que posee mientras aprende y crece en su propio puesto. Por supuesto, existen errores comunes de los gerentes novatos que pueden evitarse con preparación.

Algunos errores frecuentes incluyen: no dejarse llevar y tratar de hacer las cosas usted mismo; centrarse en los detalles en lugar de las metas; imitando a otros gerentes; hacer promesas que no puede cumplir; no tomar decisiones; y reprimirse. Al utilizar las sugerencias de esta lección, puede evitar algunos de los desafíos comunes que enfrentan los nuevos gerentes.

¡Puntúa este artículo!