Escuchar eficazmente: definición y obstáculos

Publicado el 6 septiembre, 2020 por Rodrigo Ricardo

¿Qué es la escucha eficaz?

Para las personas que no han hablado en público, puede parecer que hablar ante una multitud es diferente a hablar, por ejemplo, con un amigo con un café con leche. Pero en realidad es lo mismo. Si piensa en una audiencia como un grupo de personas reunidas en un solo lugar, comprenderá por qué es tan importante escuchar a cada miembro como individuo.

Analicemos esto. Cuando charlas con un amigo, tu atención se centra en la conversación. Asiente con la cabeza en el momento adecuado y responde con comentarios en la medida adecuada.

Todos estos comportamientos le dicen a tu amigo que estás interesado en lo que tiene que decir. Eso es escuchar eficazmente , y realmente significa escuchar el mensaje que se envía, darle sentido y responder de una manera que le permita al remitente saber que usted realmente lo comprende.

Cuando hablas ante una multitud, es más o menos lo mismo. Cosas como el contacto visual con los miembros individuales y las técnicas de comunicación no verbal le dicen a la audiencia que estás comprometido.

Así que ahora, revirtamos esto. Dado que usted es el orador público, en realidad no está conversando tanto como hablando. Pero aún debes escuchar de la misma manera y por las mismas cosas. Entonces, ¿qué estás escuchando exactamente?

Escuchar eficazmente al hablar en público

Por un lado, el orador debe comprender el estado de ánimo de la audiencia. Al igual que los individuos, los grupos de personas reunidos tienen un estado de ánimo. Si la audiencia ruge de emoción cuando el orador se acerca al podio, es obvio que están entusiasmados con el evento. Si hay silencio, bueno, ¡no tanto!

Y este estado de ánimo puede cambiar a medida que evoluciona el discurso. El vivaz entusiasmo demostrado por la audiencia al comienzo del discurso puede cambiar drásticamente si el orador dice algo fuera de lugar. No se preocupe, aquí hay algunas cosas que puede hacer para asegurarse de no solo llegar a su audiencia, sino también mantenerla interesada.

Primero, obsérvelos . Puedes hacer esto observando su lenguaje corporal. Cosas como hacer contacto visual, asentir con la cabeza e incluso aplaudir son pistas de que el grupo está interesado en lo que estás diciendo.

También puede hacer una pausa entre puntos. Si se toma unos minutos para evaluar su nivel de interés entre pensamientos, sabrá si todavía están atados. Una audiencia confusa puede mirar a su alrededor o simplemente mirar al vacío. Puede cambiar rápidamente las melodías y aclarar la confusión.

Otra forma de escuchar de manera eficaz es involucrar activamente a la audiencia en su discurso. Puede hacerlo haciendo preguntas e intercambiando pensamientos e ideas.

A veces, simplemente no hay forma de llegar a la audiencia porque existen barreras para el proceso de comunicación. Un orador público no tiene que preocuparse innecesariamente por esto. Hay formas de superarlos.

Barreras a la comunicación

Un orador público puede meterse en problemas si no conoce a su audiencia. Conozca a su audiencia haciendo preguntas. Entonces, la forma de evitar esto es entrevistar a una muestra de la audiencia para tener una buena idea de sus expectativas.

De esta forma, el contenido puede adaptarse específicamente a sus intereses. Al escuchar de manera efectiva los deseos y necesidades de varios miembros de la audiencia, el orador podrá concentrarse en lo que es importante para ellos. Un hablante nunca debe hacer suposiciones basadas en lo que cree saber sobre el grupo.

Esto nos lleva a hablar directamente con su audiencia . Hablar de la manera que mejor entiendan puede hacer esto. Un ejemplo puede ayudar. Un orador que se presente a un grupo de adolescentes debe utilizar un vocabulario que comprendan. Las palabras grandes y elegantes serán menos atractivas principalmente porque no entenderán el significado. Bajar a su nivel es una forma mucho mejor de mantener su interés.

Al final, tomarse el tiempo para escuchar eficazmente a la audiencia antes de presentar su discurso evitará cualquier paso en falso en el camino.

Resumen de la lección

Al final, escuchar eficazmente significa escuchar el mensaje que se envía, darle sentido y responder de una manera que le permita al remitente saber que usted realmente lo comprende. Un orador público debe ser un oyente eficaz para dar forma a un discurso que satisfaga los intereses de su audiencia. Esto se puede hacer de varias formas.

Primero, un orador debe observar a la audiencia buscando el estado de ánimo. Esto puede ser entusiasmo y entusiasmo o incluso aburrimiento. A continuación, haga una pausa entre ideas. Esto le dará tiempo para escuchar la confusión de la audiencia.

Involucre activamente a la audiencia haciendo preguntas a lo largo del discurso. Escuche sus respuestas. Aclare cuando sea necesario. Evite las barreras para una escucha eficaz entrevistando a algunos miembros de la audiencia antes de la presentación. Además, use el vocabulario apropiado. Tu audiencia lo agradecerá.

Los resultados del aprendizaje

Una vez que haya terminado con esta lección, podrá:

  • Definir la escucha efectiva y explicar su importancia para hablar en público.
  • Describir las formas en que un hablante puede ser un oyente eficaz.

Articulos relacionados